Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 72 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: La Iglesia, el Opus Dei y Opuslibros.- E.B.E

140. Sobre esta web
ebe :

 La Iglesia, el Opus Dei y Opuslibros
E.B.E.

 

Hay varias cosas que se me ocurre escribir a partir del escrito de Atomito.

Una de ellas es que si consideramos también a la Iglesia como un fraude, el tema Opus Dei pierde total relevancia y dimensión.

El contexto es importante: limitar el tema Opus Dei, porque de lo contrario la gota se pierde en el océano. ¿Pero acaso no estamos buscando la verdad? Sí. ¿Y Opuslibros no es acaso no confesional? Si, también es cierto. Sin embargo, no es anti-confesional.

Creo que se parte de una premisa en esta web, que no es contradictoria con su "no confesionalidad": se parte de que, a diferencia del Opus Dei, la Iglesia no es un fraude (al menos hasta que se demuestre lo contrario). En el caso del Opus Dei es fácil demostrar la existencia de un fraude, desde varios ángulos. Esta diferencia es esencial.

No creo que sea un premisa doctrinal sino de principios básicos. Hace al marco de referencia más elemental. Se puede creer en la Iglesia o no. Pero otra cosa es considerarla un fraude. El cuestionamiento cambia totalmente...



¿Pero si el Opus Dei es un fraude y la Iglesia lo permitió, no es ella misma otro fraude? El asunto no es tan simple, pero existe la posibilidad de contemplarlo así, a modo de conclusión personal, sin mayores pretensiones: me siento defraudado por la Iglesia y por eso no creo más. Pienso que nadie en Opuslibros censuraría semejante postura: es válida.

A la Iglesia se la puede criticar y hasta dejar de creer en ella. Otra cosa es combatirla. Ese es tema para otra web, hasta por una cuestión de orden: va más allá de los objetivos de Opuslibros, creo.

Además, una misma web no puede tratar del tema Opus Dei y al mismo tiempo combatir a la Iglesia. Es contradictorio. El tema Opus Dei supone como marco de referencia a la Iglesia; destruir ese marco de referencia vuelve irrelevante el tema Opus Dei, también si se lo utiliza como excusa contra la Iglesia. El Opus Dei pasa a segundo plano.

La Iglesia tiene 2000 años y el Opus Dei... no está claro cuando nació pero digamos que menos de un siglo. Hasta desde un punto de vista estratégico, diría, no conviene plantear así la cuestión, igualando a una institución con la otra. ¿Entonces es sólo una cuestión de conveniencias? No es la razón más importante, pero también es una razón a considerar desde el punto de vista del método. ¿No es deshonesta esta postura? No lo creo, pues no se trata de condicionar la verdad ni disfrazarla. Pues más que ocultar la verdad, de lo que se trata es de "ir por partes" y eso es estratégico para dar con la verdad. Una vez establecido el fraude del Opus Dei, si se quiere se puede pasar a criticar todo lo demás. Pero si ya se parte de que todo lo demás es un fraude, ¿para qué hablar del Opus Dei entonces? Se vuelve insignificante.

Pienso en las revistas especializadas por tema (medicina, legal, etc.): si comenzaran cuestionando la cultura occidental y el capitalismo y se dedicaran a plantear cómo hacer la Revolución, ¿para qué escribir de medicina, etc.? Toda postura radical elimina cualquier otra posibilidad. Radical era el Opus Dei en sus planteos y ahí estaba parte de su atractivo absolutista (que fomentaba la idolatría en sus miembros y alimentaba el narcisismo del fundador).

Si la Iglesia es un fraude, el tema Opus Dei no tendría ni qué interesar (se pierde en el océano).

Yo creo, sin embargo, que se puede escribir en esta web al margen de la Iglesia, sin necesidad de hacer referencia a ella (y en este sentido, la web es claramente no confesional). De hecho, para muchas personas que han dejado el Opus Dei, la Iglesia no forma parte ya de sus vidas tampoco. El tema, creo, es no volverse contra la Iglesia desde esta web, entre otras cosas porque le quita importancia al tema principal: la recuperación de cada persona que ha salido del Opus Dei y el Opus Dei mismo como tema a profundizar, a tomar conciencia. Si luego se concluye que también la Iglesia es un fraude, pues será tema de otra web, pero no creo que de ésta. Hasta por una cuestión metodológica, no se puede abarcar todo.

Criticar a la Iglesia de manera demoledora, es directamente tirar la bomba atómica. No queda nada de qué hablar, al menos en esta web.

Lo mismo digo para su contrario: el recurso a la ortodoxia como arma puede ser otra bomba atómica, que termine eliminando todo diálogo: una vez lanzada, no queda nada de qué hablar tampoco. Por eso las discusiones doctrinales (ortodoxia vs apostasía) no pueden llevar a ningún lado sino a la eliminación completa de uno de los dos.

En definitiva, cada uno cree lo que quiere creer. Y contra eso no hay método científico que valga.

***

La critica a la Iglesia -de manera frontal- es el final de un camino: ahí se acaba y no continua más. Persistir en el asunto, habla de un fin que no tiene fin. Algo no cierra, o algo no está cerrando. Y si es el principio de otro, lo será del combate contra la Iglesia. Acá es donde la cosa se complica.

Sin duda, el Opus Dei podrá utilizar frente a la Iglesia este argumento a favor suyo y en contra de los ex miembros, para concluir: "ven por qué se fueron". Pero el tema de fondo no es el Opus Dei sino cada uno de nosotros. El Opus Dei seguirá en la medida en que la Iglesia lo ampare, y contra eso no sé cuánto se puede hacer. Pero cada uno de nosotros podemos reconstruir nuestras vidas y seguir adelante, al margen de todo un aspecto de la realidad en el que podemos influir con cierta relatividad. ¿Acaso Opuslibros no ha sido fundamental para destapar al Opus Dei? Sin duda. Pero el tema es ¿a cuánto más queremos y podemos llegar? La respuesta es personal.

Desde Opuslibros se puede hacer mucho, pero hasta cierto límite: ni pretender que la Iglesia desaparezca ni que la Iglesia resuelva el tema Opus Dei de un día para otro.

Unos querrán poner a la Iglesia entre la espada y la pared para que "confiese su complicidad" con el Opus Dei. Otros querrán que la Iglesia se ponga definitivamente del lado de las víctimas y luche conjuntamente con la misma intensidad.

Ni la Iglesia va a desaparecer porque la critiquemos de manera demoledora (no lograremos su derrumbe) ni tampoco, por intensa que sea nuestra fe en ella, va a darnos la respuesta que estamos esperando según nuestras propias expectativas (que siempre serán muy personales).

No sé qué podemos esperar de la Iglesia. Pero seguro no podemos esperar que desaparezca ni podemos esperar que colme nuestras expectativas. En los comienzos de cualquier emprendimiento, unas expectativas exageradas ayudan, dan impulso: como sucede con la juventud. Hay un autoengaño en todo ello, muchas veces. Pero luego es necesario, un balance equilibrado, para no terminar saliendo de la órbita planetaria, cual satélite que se pierde en el éter. Como los cohetes, que toman gran impulso pero luego van modificando su curso en relación a donde quieren llegar. Este es el punto: como diría una empresa de software conocida "¿adónde quieres llegar hoy?" Esta es la gran pregunta que uno debe hacerse, si quiere saber qué es lo que está sucediendo en la propia intimidad. Porque hacia algún lado uno siempre se dirige, pero muchas veces no lo sabe.

Llenarnos de falsas esperanzas. Ese es el peligro.

¿Y qué se puede esperar de Opuslibros? La ayuda brindada de unos a otros. La conciencia cada vez más clara del tipo de institución en la cual estuvimos. Ayuda y Conciencia, diría. Todo lo demás, creo que nos excede. En concreto, el tema de la Iglesia misma, creo que está más allá de nuestras posibilidades: tanto el juzgarla -como jueces- (y condenarla) así como el idealizarla y esperar todo de ella. La Iglesia no es Dios y tampoco la Iglesia es el Demonio.

¿Pero acaso la Iglesia no tiene nada que ver con el Opus Dei y no debe dar ninguna respuesta a tantas preguntas? Por supuesto que sí. Ya me gustaría leer hoy el libro donde se explicara todo esto, pero tardará un tiempo largo en escribirse. Y no se me ocurre el modo de acelerar esos tiempos.

Pienso que todos los pasos que la Iglesia dé respecto del Opus Dei serán bien recibidos. Pero también creo que no colmará las expectativas de la mayoría. Me remito a la experiencia, no a una cuestión de "lo que debería ser o no ser".

Un comediante decía: "no expectation, no disappointment". Sin expectativas, no hay desilusiones. No planteo eso, pero sí algo parecido. Sin exageradas expectativas tampoco habrá grandes desilusiones.

***

Creo que el problema principalmente no es la Iglesia sino qué pasa con cada uno de nosotros: en ese ámbito podemos trabajar mucho.

Lo que nos excede, nos produce impotencia a la larga. Es un desgaste inútil. Puedo dejar de creer en la Iglesia. Pero de ahí a vivir enfrentándome con la Iglesia, la diferencia es grande.

Es posible que exista un temor inconsciente en algunos lectores, acerca de si la apertura intelectual de Opuslibros pueda contribuir a la apostasía de pocos o muchos en la web. Es decir, ¿qué sucedería si lectores de los escritos de Atomito se convencieran de sus argumentos y dejaran de creer en la Iglesia? ¿No sería una propaganda en contra de la web frente a la Iglesia? ¿Hasta qué punto las ideas de Atomito son "peligrosas" para la salud espiritual de quienes pasa por Opuslibros?

Si ese fuera el caso, habría entonces que empezar por instaurar un Index en la web y calificar los artículos. Volver a los viejos tiempos. Sencillamente, espantoso.

Creo que Opuslibros no debe ser una fuente de doctrina en ningún sentido: ni doctrina de la Iglesia ni doctrina contra la Iglesia. Si alguien deja de creer por Opuslibros, pues no será sólo por un escrito de Opuslibros sino por muchos otros motivos más vitales y menos intelectuales.

Una cosa es argumentar y otra cosa combatir: muchas comparaciones que hace Atomito me parecen muy graciosas, pero he de reconocer que tienen un carácter combativo, provocativo. Como quien busca pelea. Aquí es donde las cosas se complican.

Se puede contar y escribir por qué se dejó de creer en la Iglesia a partir de la experiencia en el Opus Dei. Pero otra cosa es comenzar a escribir por qué no hay que creer más en la Iglesia. Se vuelve ideológico el asunto y deja de ser testimonial.

Saludos,
E.B.E.




Publicado el Lunes, 15 febrero 2010



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 140. Sobre esta web


Noticia más leída sobre 140. Sobre esta web:
Manual para entrar en Opuslibros sin dejar rastro en el PC.- Skyman


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.446 Segundos