Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 59 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Cartas dimisorias.- Mineru

110. Aspectos jurídicos
mineru :

Con todo mi agradecimiento para Haenobarbo, autor de la nota, transcribo una rectificación a mi escrito anterior como sigue:

 

“Las cartas dimisorias, son aquellas cartas que el superior religioso  por no ser obispo y aun el obispo cuando por alguna razón, como puede ser la distancia, no puede ordenar a sus propios súbditos dirige a un obispo, autorizándolo a ordenar a un sujeto, para que pase a formar parte de los sacerdotes de la Orden, o de su propio presbiterio si acaso dirige una organización  o una estructura eclesiástica capaz de incardinar y tener presbiterio propio.

El mismo código prescribe que si un obispo ordena sin dimisorias a un sujeto de otra diócesis o de una orden religiosa, este queda adscrito o incardinado al presbiterio del obispo que lo ordeno sin cartas.

Los estatutos del Opus Dei preven eso, porque no es condición necesaria que el prelado sea obispo, o que aun siéndolo, ordene siempre a sus súbditos. 

De hecho durante muchos años, cuando el prelado no era obispo, o cuando interesaba que otro obispo ordene a los sacerdotes de la prelatura, se dieron cartas dimisorias para que  fueran ordenados. 

Las cartas dimisorias no tienen nada que ver con la dimisión de la prelatura (…)”

 

En efecto, las cartas o letras dimisorias canónicas, nada tienen que ver con la extinción del contrato, acuerdo o convenio que vincula a los laicos con el Opus Dei, sin que por ello sufra merma el razonamiento principal del escrito.

 

Notaréis que los laicos de la Prelatura son tratados por las dimisorias en consideración de súbditos del Prelado y no de súbditos del Obispo diocesano, lo cual merecería un estudio o comentario más detenido sobre los efectos jurídicos que produce la “incardinación formal de los alumnos” en el seminario de la Prelatura. Pero no es este el momento ni tengo la intención.

 

Un fuerte abrazo para Haenobarbo de

 

Mineru.




Publicado el Miércoles, 17 noviembre 2010



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 110. Aspectos jurídicos


Noticia más leída sobre 110. Aspectos jurídicos:
Estatutos del Opus Dei - 1982


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.088 Segundos