Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 62 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Algunos desmanes del Opus Dei.- Isidro Martínez

125. Iglesia y Opus Dei
Isidromartinez :

Algunos desmanes del Opus Dei

Isidro Martínez, 3 de enero de 2011

 

 

Con los artículos que aparecen en esta web quedan al descubierto muchos de los abusos que ocurren en el Opus Dei y de los daños personales tan graves que origina en personas de buena voluntad que se acercan a él buscando a Dios y la santificación en medio del mundo y acaban encontrando la propia autodestrucción.

 

Los desmanes que ocurren en el Opus Dei no serían conocidos si no fuera por el desarrollo de las nuevas tecnologías y el más fácil acceso a la información que hoy en día tenemos...



Gracias a esta web se tiene noticia de la intervención de la Santa Sede, con una llamada al Prelado, para advertirle de que algunos modos institucionales de actuar del Opus Dei son incompatibles con la doctrina y con la pastoral de la Iglesia y para que ponga orden en las irregularidades que desde años están cometiendo, y son la causa de que la institución esté viciada en su raíz por unos modos de funcionamiento ilegales, inmorales, y opacos para la Jerarquía de la Iglesia y para casi todos sus socios. Fruto de esta advertencia es la reelaboración intelectual (no real) interna que están haciendo en el Opus Dei sobre la dirección espiritual, y la retirada de los centros de los libros secretos llamados "Experiencias de práctica pastoral" y "Experiencias sobre el modo de llevar charlas fraternas", documentos que están plagados de aberraciones y abusos contra el derecho de la Iglesia. A raíz de esta "reelaboración intelectual" hoy en día nadie sabe quién es y quién no es "director" en el Opus Dei.

 

La Santa Sede otorgó unos Estatutos a la Prelatura Opus Dei, que en la práctica son "papel mojado" y desconocidos para la inmensa mayoría de los miembros. La vida del Opus Dei se rige en realidad por una multitud de reglamentos internos, notas de gobierno, escritos de los directores, desconocidos por la autoridad de la Iglesia, con enormes abusos contrarios a los derechos más elementales, a los modos pastorales de la Iglesia y a las normas generales del derecho canónico. A estas "praxis institucionales" se las identifica con el llamado "espíritu fundacional", y no vienen recogidas en los Estatutos concedidos por la Santa Sede.

 

Gracias a los documentos publicados en esta web sabemos que uno de los mayores abusos practicados en el Opus Dei se refiere a la dirección espiritual que ofrece. Las informaciones obtenidas a través de la dirección espiritual nunca las recibe una sola persona. Se confunden y se mezclan sin distinción, en el gobierno de la institución sobre las personas, el fuero interno y el fuero externo. No existe, de hecho, libertad de dirección espiritual. Se exige obligatoriamente dar cuentas de conciencia al director espiritual laico designado, debiéndose manifestar hasta lo más recóndito de la intimidad en todos sus ámbitos (pecados y pensamientos incluidos).

 

De especial gravedad es que los directores espirituales del Opus Dei no deban guardar el secreto de lo que oyen y de las informaciones que reciben, sino que por razón de "espíritu" han de comunicarlo a los directores superiores mediante informes de conciencia orales y escritos que se archivan y circulan a conveniencia, porque así lo estableció el Fundador (J. ESCRIVÁ, Instrucción para los Directores, nº 70: "Conviene que todo lo que pase esté reflejado brevemente en el papel. ¡No es tanto el papeleo, no es tanto! Las cosas externas ya quedan en el diario de la casa. En cambio, las fichas que yo os pido son más íntimas. Así los Directores no se olvidarán de dar a conocer lo que deba ser conocido por la Comisión").

 

Estas prácticas abusivas sólo eran conocidas, hasta hace poco tiempo, por los que gobiernan. Así, el control de las personas es total y absoluto, y cuando alguien, por ejemplo, se traslada a un nuevo centro del Opus Dei, cambia de actividad apostólica o de ciudad, etc., se envía un minucioso informe de conciencia para conocimiento de los que allí gobiernan, con indicaciones operativas adjuntas. Este abuso llega al extremo de que incluso, mediante subterfugios "legalistas", se viola de hecho el secreto de la confesión.

 

Es un hecho probado la violación institucionalizada del secreto de dirección espiritual en el Opus Dei, y las artimañas que se emplean para que el interesado hable con el confesor fuera de la confesión de asuntos tratados en ella.

 

Otro abuso intolerable sacado a la luz es que en el Opus Dei la suprema Voluntad de Dios se identifica sin matizaciones con la voluntad de los que gobiernan, negando así la libertad de las conciencias, de forma y manera que un director puede con toda paz decirle a uno de sus dirigidos: "lo que yo te digo a ti te lo dice el mismo Dios". Léase cómo se explica esto en el Opus Dei en uno de sus libros secretos: "1) Dios nos da a conocer su Voluntad, sirviéndose de algunas personas a las que da las gracias convenientes. 2) Obedecer a los Directores es obedecer a Dios. 3) Fundamentados en la obediencia, participaremos de la eficacia de Dios." Y ya en el texto de la meditación podemos leer: "Con este convencimiento, procuramos vivir, desde que llegamos a la Obra, una obediencia delicada con los que hacen cabeza, pues el Director -quien sea-- representa a Cristo, y es instrumento de Dios para hacernos conocer su Voluntad" [...] "No importa la persona, ni importa cuál sea el conducto por el que nos llega la Voluntad divina. Debemos obedecer siempre con igual delicadeza, viendo a Dios en los Directores" (Meditaciones, Tomo II, pp. 516-521, meditación 183).

 

En la vida práctica se suplanta la conciencia personal y su debida autonomía por el régimen de obediencia absoluta a los Directores. Esta expropiación de la intimidad y manipulación mental está originando algo que es ya una evidencia difícil de ocultar: la gran cantidad de personas enfermas o destrozadas entre los que son o han sido del Opus Dei.

 

Los testimonios de esta web reflejan dolorosamente cómo la tan predicada vida de familia en los centros del Opus Dei no pasa de ser una falacia y un engaño. La vida solitaria en común es característica general de la "vida de familia" en los centros de la Obra. Son innumerables los testimonios que narran el aislamiento y el nulo ambiente afectivo de verdadera familia que se vive, y cómo la existencia personal resulta durísima e inaguantable para muchas personas que se hicieron del Opus Dei porque, entre otras razones, se les prometió un extraordinario cariño de familia corriente.

 

Otros abusos de orden jurídico, y por tanto real, es que los miembros del Opus Dei nunca reciben documentación escrita que justifique su relación con la Obra: no tienen notificaciones escritas de sus incorporaciones jurídicas a la institución, ni de su desvinculación si sucede. Tampoco se les expide certificado de estudios eclesiásticos. Nunca se confieren por escrito los nombramientos de cargos. Con excepción de los sacerdotes, nadie tiene posibilidad de demostrar su pertenencia actual al Opus Dei ni, en caso de los que dejan la institución, los pocos o muchos años de entrega completa a la misma.

 

Más abusos que ven la luz gracias a esta web. Durante décadas, no ha existido contrato laboral para los que trabajaron en "tareas internas" (y por tanto no se cotizaba por ellos a la Seguridad Social. Vivían en régimen de esclavitud). Ahora, con la inspección pisando los talones, se buscan subterfugios en fraude de ley, como por ejemplo, incluir a directores entre patronos o directivos de fundaciones o de las sociedades mercantiles pantallas que utiliza el Opus Dei para ocultar el dinero. Así, algunos directivos del Opus Dei (y otros que trabajan en la burocracia interna de la institución) pueden presentarse ante la sociedad civil como "autónomos". Y todo esto viene sucediendo en la institución desde el comienzo.

 

El Opus Dei se presenta a sí mismo con un espíritu netamente secular de encuentro personal con Dios en medio del mundo, cuya característica principal es facilitar la santificación sin sacar a nadie de su sitio, es decir, respetando la vocación profesional y el ambiente social de cada uno. Este es el planteamiento que se hace a las posibles vocaciones. Y, por el contrario, resulta de conocimiento común que los miembros célibes del Opus Dei viven desde sus comienzos como una orden religiosa de la más estricta observancia. No existe distinción real con el modo de vida de los religiosos y sus compromisos de pobreza, obediencia y, en general, trabajo en las tareas apostólicas corporativas.

 

Esto no tendría ninguna relevancia, porque cada uno vive la vida que elige, si no fuera porque a los sacerdotes y laicos célibes del Opus Dei se les exige observar una praxis de vida con unos compromisos de entrega que no se encuentran especificados en los Estatutos otorgados por la Santa Sede, sino en los reglamentos internos secretos desconocidos para las autoridades de la Iglesia.

 

Gracias a esta web salen a la luz poco a poco estas y otras prácticas inmorales destructivas perfectamente institucionalizadas en el Opus Dei. No es extraño que el Prelado se encuentre en una profunda depresión.

 

Ha sido un gran servicio a la Iglesia y a las almas poner de manifiesto todos estos abusos inmorales. La verdad nos hace más libres.  

 

Isidro Martínez




Publicado el Lunes, 03 enero 2011



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.121 Segundos