Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 120 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Abusos espirituales. Mi experiencia.- APM

070. Costumbres y Praxis
APM :

ABUSOS ESPIRITUALES. MI EXPERIENCIA

APM, 30 de diciembre de 2011

 

 

 

Es bien sabido que entrar a formar parte del opus siendo un niño deja secuelas difíciles de borrar para siempre. Lo que el niño-adolescente vive siendo del opus dei deja secuelas emocionales a corto y a largo plazo.

El abuso espiritual o violación de la conciencia es sistemático y está garantizado en la praxis del opus dei.

Al menos, así fue en mi caso y en el de cientos que he leído en esta web. Escribo esto con conocimiento de causa, como víctima que fui y como persona que aún sigue luchando cada día por curar las heridas que deja en el alma el abuso espiritual en el opus dei...



Lo que las directoras me decían que era bueno para mí “era manifestación de la voluntad divina”.

“Es lo que Dios te pide, lo que te conviene”, acostumbran a decir.... y no olvidemos de a quien se lo dicen, de que tienen en frente a una niña-adolescente y de que la directora tendrá como mínimo diez años más que la víctima. No olvidemos tampoco de que el niño-adolescente ve como una autoridad a ese monitor/a esa preceptora o a esa persona que lleva su charla.

Se produce una situación idónea para atropellar la conciencia del niño; combinan los factores de autoridad e identificación plena de obediencia -que debe ser incuestionable- con voluntad divina.

“La obediencia debe ser inteligente aunque a veces no se entienda porque no tenemos todos los datos.”

Así, muy poco a poco consiguen -a edades muy tempranas- crear un miedo inconsciente a quedarte solo, a separarte del grupo. Los padres pasan a un segundo lugar porque ya hay otra autoridad a la que obedecer y se va produciendo un progresivo aislamiento social. Se experimentan cambios bruscos en la conducta porque hay que “proteger a vocación” de quien no entiende el espíritu, ese secretismo genera tensión en el adolescente.

La víctima pierde el interés por las cosas propias de su edad porque ya, lo que le interesa, solo tiene que ver con lo que interesa al grupo. En los centros se les da encargos apostólicos y materiales.

Se desarrollan problemas se socialización, reacciones ansioso-depresivas y fracaso escolar.

Soy testigo de haber visto a directoras dando ansiolíticos a adscritas sin que los padres lleguen a enterarse jamás.

Todo lo que describo es un proceso lento pero muy eficaz y explica que, pasados los años, aun siendo ya adultos nos dejáramos manipular hasta que se dan los posibles desenlaces, que están perfectamente explicados en la sección de esta web “Homenaje”.

En mi caso, las flores que recibí fueron estas:

Flores siempre para aquellos a quienes se les convenció, como a los demás, tras una asfixiante labor de proselitismo sectario, de que tenían "vocación". Pero, a diferencia de los que se marcharon voluntariamente, pasado un tiempo -años en muchas ocasiones-,se les dijo que ya no tenían vocación y se les puso en la calle, como si la vocación al Opus Dei -en el caso de que existiera-Dios la diera y la quitara a su antojo.”

“Flores siempre para los ex miembros que se atrevieron a contar lo que vivieron en el Opus y sufrieron por ello persecución, calumnias, injurias e injusticias, tanto en su vida personal como profesional”

Esta introducción me servirá para explicar porqué me dejé maltratar como paso a describir:

Fue brutal el maltrato psicológico que padecí allí dentro. Todo se desencadenó de forma violenta cuando me obligaron a hacer la charla con una persona a la que manifiestamente yo le caía mal.

Ella era del consejo local, muy hábil para conseguir lo que quería, era de las mayores del centro, con autoridad en la delegación. Fue quien me maltrató hasta ponerme enferma y después movió fichas para que me echaran.

Hubo momentos en los que tuve que soportar una presión emocional muy fuerte porque en mi delegación me decían que tenía vocación y -por el contrario- esta persona me presionaba afirmando que no la tenía. Jamás he vuelto a ver tanta crueldad.

Utilizó la dirección espiritual para humillarme, para menospreciarme. No sé cómo lo consiguió pero el consejo local acabó por acusarme de cosas falsas haciéndoselo creer también a mi familia.

Me etiquetaron de falsa, rebelde, desobediente y de falta de fe.

En ocasiones me humillaba cuando no había nadie delante. Me hicieron creer que tenía desajustes emocionales graves cuando, en realidad, lo que sucedía era que se estaba abusando de mí a través de la dirección espiritual. La enferma psíquica era aquella que abusó de mí. Utilizaba la obediencia para que ,incluso, le hiciera parte de su trabajo profesional.

La reacción del entorno que me rodeaba me causó mucho impacto y el apoyo psicológico que recibí fue clave para la recuperación.

No sé porqué esta subdirectora me eligió a mí como víctima pero consiguió que dejara de ser espontánea, poco a poco me fue destruyendo. Ahora pienso que es posible que le moviera la envidia.

Gracias al opus dei perdí mi confianza en la Iglesia católica. Y, me refiero al opus dei, generalizando, porque nadie me escuchó sino que se me acabó difamando en grupo. Si se me permite la expresión, fueron unas cabronas.

Llegaron a tenerme en una tensión continua diciéndome durante meses que tenía vocación. Pasados estos meses, me decían que no y después volvían a decirme que si tenía. Pasaba días sin dormir, tenía temblores, taquicardias y náuseas.

Al final me fui con lo puesto y sin avisar para no volver jamás. Ellas, una mañana, después de la oración en “familia” y de la misa -cuando pasaron varios días- pusieron mis maletas en la puerta porque así lo quería Dios para mí para que un familiar las recogiera.

APM




Publicado el Viernes, 30 diciembre 2011



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.101 Segundos