Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 56 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Obsesión por corregir, obsesión por controlar.- APM

060. Libertad, coacción, control
APM :

OBSESIÓN POR CORREGIR, OBSESIÓN POR CONTROLAR

 

Queridos amigos de Opuslibros y lectores de la web.

 

Me han venido recuerdos de correcciones fraternas que, por lo ridículas, han quedado grabadas en mi mente. A día de hoy me provocan risas e indignación. La indignación viene porque llegaron a controlar cada paso que daba en la vida, cada expresión, cada gesto, cada palabra.... y la risa se comprende por la estupidez de corregir comportamientos humanos que carecen de algo corregible a los ojos de cualquiera y de un Dios que nos ha creado como seres humanos con corazón.

 

Así, pondré ejemplos que creo, ilustran el último escrito de Fueraborda...



1. Siendo estudiante me levanté a las 12.00 de la mañana de la silla en la que estaba estudiando para salir del centro, cruzar una calle y echar una carta al buzón de correos más cercano. En total, interrumpí mi estudio diez minutos, para después continuar estudiando hasta las dos de la tarde.

 

Al día siguiente se acercó a mí una persona para corregirme:

 

“Es mejor que eches la carta al buzón al final de la mañana para aprovechar más el tiempo”.

 

Después de dar las gracias como es obligado, pensé... ¿será posible lo que tengo que oír?

 

2. En las rebajas me compré un vestido muy bonito. La directora me lo mira antes de ponérmelo y estrenarlo. (Censura). Llega un día de fiesta y me lo pongo. Cuando acaba la misa me acerco a apagar las velas porque nunca nadie las apagaba.  Esa tarde se me acerca otra que me dice:

 

“El vestido, al levantar el brazo para apagar las velas, te queda por encima de la rodilla, sería mejor que lo cambiaras por otra cosa”....

 

Y, de nuevo, me encontraba pensando.... ¿Será posible lo que tengo que oír?

 

3. Una mañana de invierno vino una numeraria que me dijo:

 

“Fulanita, debes cuidar las cosas pequeñas.... hay una bombilla del baño que no has cambiado”.

 

¡Nunca vi esa bombilla fundida! Era difícil darse cuenta porque era una bombilla que alumbraba junto a otra no fundida y no estaba a la vista.

 

Aquí ya pensaba que había una nueva enfermedad mental en el opus llamada Corrección Fraterna....

 

4. Bendición solemne. Me toca preparar todo pero ese día no voy a poder estar en el centro. Me acerco a la directora:

 

No estaré, alguien tendrá que preparar todo por mí”.

 

“Vale, no te preocupes”....

 

Al día siguiente viene una a decirme:”Cuando llegó la hora de la bendición,no estaba nada preparado.... debes avisar antes...”

 

5. Tiempo de la noche. Tengo dolor de cabeza. Todo el consejo local duerme ya y necesito un calmante. Cojo la llave del armario de los medicamentos, lo abro y me tomo el calmante. (Alguien me vio).

 

Al día siguiente:

 

No se toman medicamentos sin consultar”.....

 

Yo pensaba... ¿pero esto es corregir o venir a cabrearme?

 

6. Una mañana, en un pasillo, la directora se acerca a mí:

 

“Oye, ¿no te fijaste que fulanita desayunó demasiado rápido y sin comentar nada aquel día de fiesta? Debería hacer vida en familia en ese momento....”

 

Mi repuesta:”No, no me fijé, no sé.... no soy la indicada para hacer esa cof, puesto que no me he dado cuenta....”

 

Directora: “Yo creo que sí, que eres justo la más indicada. Le ayudará mucho que seas tú quien se lo indique”.....

 

Yo: “No sé... ni siquiera lo he meditado ni nada...”

 

Directora: ”Venga que sí..... Cuando se lo hayas dicho, me lo comunicas”

 

APM




Publicado el Miércoles, 11 enero 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 060. Libertad, coacción, control


Noticia más leída sobre 060. Libertad, coacción, control:
La libertad de comunicación en el Opus Dei.- Oráculo


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.132 Segundos