Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 78 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Libros silenciados: Corrección fraterna al Prelado del Opus Dei.- Simple-mente

070. Costumbres y Praxis
simple-mente :

Corrección fraterna al prelado del Opus Dei
Simple-mente, 7 de marzo de 2012

 

Querido Javier:

 

En tu carta del mes de marzo de 2012, aprovechando la Cuaresma, dedicas la mayor parte de tu escrito a exhortar en la práctica de la corrección fraterna.

 

En tu carta dices: 

"deseo centrarme en una de las tradicionales obras de misericordia espiritual, que san Josemaría nos enseñó a valorar y a la que el Santo Padre otorga un relieve especial: la práctica de la corrección fraterna, que Jesucristo mismo recomendó a sus discípulos: si tu hermano peca (...), vete y corrígele a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano."  

A continuación, con cierta falsa modestia, dices...



"Gracias a Dios, en esta porción de la Iglesia que es la Prelatura del Opus Dei —no porque nos consideremos mejores— se ama y se vive esta práctica tan evangélica"

Creo que es posible que hayas meditado mucho las palabras de vuestro fundador, San Josemaría, y poco las de nuestro (tuyo, mío y de todos) fundador, Jesucristo.

Te invito a que medites las palabras de Cristo:

"Si tu hermano peca, vete y corrígele a solas tú con él"

Me da la impresión de que al estar más preocupado de las indicaciones de San Josemaría que de las de Jesucristo, te has centrado únicamente en la parte “vete y corrígele” y has olvidado la parte “peca”.

Cristo dijo:

"Si tu hermano peca, vete y corrígele"

Jesús nos enseño a corregirnos fraternalmente pecados, no costumbres, actitudes o formas de ser.

El la obra, en muchos casos y como ha quedado ampliamente documentando en esta web con multitud de testimonios, se hace todo lo contrario: en muchas ocasiones se pasan por alto pecados, y se corrigen formas de ser y actuar que en ningún caso son pecados.

Por ejemplo, en la obra se enseña a mentir por el opus dei, y nunca se hacen correcciones fraternas sobre este pecado; sin embargo se exhorta a corregir sobre asuntos que en ningún caso son pecados, sino preferencias, gustos, e incluso antojos del fundador. En la obra, en lugar de hacer correcciones fraternas sobre el pecado de deshonrar a los padres, muy al contrario, se hacen sobre estar demasiado apegados a ellos, que es una virtud y no un pecado, porque al fundador le interesaba alejar a los fieles de sus familias para aumentar su capacidad de control sobre los miembros. Y así, como ha quedado demostrado por multitud de testimonios, se exhorta a hacer correcciones fraternas por asuntos que no solo no son pecados, sino que, justo al contrario, en muchos casos el pecado es lo contrario de lo que se corrige.

En tu carta dices:

"Con este claro principio, en la Obra, antes de advertir a alguno con una corrección fraterna, se consulta su oportunidad. Además de cerciorarse de la rectitud de intención que mueve a hablar a ese hermano, podrán sugerirnos la manera de llevarla a cabo, teniendo en cuenta las circunstancias concretas de cada caso, de modo que efectivamente sirva de ayuda a quien la recibe. Se asegura así que este medio de servir a los demás sea en todo momento una muestra neta de prudencia y delicadeza, de respeto a los otros."

De nuevo, te invito a que medites las palabras de Cristo, y no las de San Josemaría:

"Si tu hermano peca (...), vete y corrígele a solas tú con él"

Dice "a solas tú con él", y no que se consulte antes con el superior.

Esta consulta al superior niega al corregido su anonimato, y se chismorrea su comportamiento con los superiores del opus dei.

Por otro lado, impide que la corrección sea, como dijo Cristo, ”tú con él”, de hermano a hermano, coartando la libertad de ayudar de manera fraterna al prójimo, ya que la corrección fraterna tiene que ser cribada antes por el opus dei, es decir por el fundador y sucesores. Por eso lo que se corrigen son desviaciones del espíritu de la obra y no pecados. Sería más lógico que llamaras, para evitar equívocos, a este tipo de corrección, “corrección paterna” y no fraterna.

En tu carta, también dices:

"Y el apóstol Santiago concluye: hermanos míos, si alguno de vosotros se desvía de la verdad y otro le convierte, sepa que quien convierte a un pecador de su extravío salvará su alma de la muerte y cubrirá sus muchos pecados."

En mi opinión y en la de muchísimos cristianos, tú, Javier, te estás apartando de la Verdad en muchísimos aspectos, así que es mi obligación como hermano tuyo, advertirte, de la misma manera que multitud de personas lo están haciendo en Opuslibros, de las innumerables incoherencias, falsedades y herejías que contiene el espíritu de la obra que tú estás empeñado en imponer al mundo entero.

En tu carta dices:

"Desgraciadamente, a pesar de tanta insistencia por parte del Señor, sirviéndose también de los Apóstoles, de muchos santos, de nuestro Padre, esta obra de caridad espiritual es ignorada por bastantes cristianos."

Y yo te digo: ¿no será que haces como que no oyes las correcciones fraternas? Porque en Opuslibros, sin ir más lejos, estamos haciéndote continuamente correcciones fraternas, y no solo no las escuchas, sino que contraatacas y demandas a la creadora de esta página web.

Dices también:

"Tanto valoraba san Josemaría esta costumbre evangélica, que no cejó hasta conseguir que la Santa Sede —al aprobar definitivamente el espíritu de la Obra en 1950— aceptara que también el Fundador —y sus sucesores en el gobierno del Opus Dei— pudieran beneficiarse de este medio de santificación, del que se sirve el Espíritu Santo para mejorar a las almas. Lo contaba a sus hijos, con enorme sencillez: cuando presenté en la Santa Sede nuestros Estatutos (...), al hablar de la corrección fraterna al Padre, siempre me pusieron una dificultad: ¿cómo va a ser corregido el que hace cabeza? ¡No se le puede decir nada! Yo no me conformaba; y les explicaba: ¿cómo van a dejarme a mí, que soy un pobre hombre, y a los que me sigan, que serán mejores que yo, pero también unos pobres hombres, sin gozar de este medio de santidad? Al practicar esta Costumbre, hondamente cristiana, los que hacen la corrección fraterna —aunque les cueste y tengan que vencerse— y los que la reciben —aunque les duela y tengan que ser humildes— poseen un medio de santidad maravilloso, que arranca del Evangelio. Este razonamiento les convenció."

Dices:

"Tanto valoraba san Josemaría esta costumbre evangélica, que no cejó hasta conseguir que la Santa Sede aceptara que también el Fundador y sus sucesores en el gobierno del Opus Dei pudieran beneficiarse de este medio de santificación."

Y como también dices que "recordemos a todos los cristianos que estamos llamados a poner en práctica esta recomendación de Nuestro Señor", me dispongo por tanto a comprobar que lo que dices es cierto y no sólo un cuento de cara a la galería, por lo que me propongo a hacerte a ti, como sucesor del fundador, las siguientes correcciones fraternas:

 

- Pide perdón a las víctimas de dentro y de fuera de la obra por todo el daño que el opus dei les ha hecho. No pedir perdón a aquellos a los que has ofendido es un pecado, y te puedes condenar.

 

- Repara ese daño. Si se trata de dinero sustraído mediante engaño, devuélvelo. Si se trata de daño psicológico por engaño, rectifica todas las mentiras, saca a la luz todo. No reparar el daño hace que el arrepentimiento no sea sincero y por tanto no podrás absolver tu pecado, y por ello te puedes condenar.

 

- Corrige todas las herejías que aparecen en el espíritu de la obra: idolatría hacia el fundador y sucesores, decir que conocéis de manera clara y transparente la voluntad de Dios en cada momento gracias al espíritu de la obra, que garantizáis la salvación a aquellos que cumplen el plan de vida de la obra y que auguráis la perdición a aquellos que se salen de la obra. Estos son pecados de idolatría así como pecados por utilizar el nombre de Dios en vano, pecados ellos muy graves, de los que si no te arrepientes, te puedes condenar.

 

Podría decirte más pecados, pero creo que con arrepentirte de estos ya es un buen comienzo para que puedas recuperar la comunión con nosotros y con todos los cristianos, y por tanto con Dios.

Como ves, no te he hecho correcciones ni de tu estado de ánimo, ni de tus costumbres, ni de tu tono de voz, ni de tu vestimenta, ni de tus actitudes, ya que todo ello no son pecados, sino el simple uso de tu libertad. He preferido escuchar las palabras de Cristo, que las de San Josemaría y te he hecho una corrección fraterna sólo de tus pecados, que si lo hiciera de lo demás, lo que estaría es intentando amordazar tu libertad como persona, y la capacidad que tienes de escuchar la voz del Espíritu santo en tu conciencia.

Me gustaría hacerte estas correcciones en privado, tú y yo solos, pero como no sólo te niegas a escucharme a mí, a Opuslibros, y a muchos otros cristianos de buena fe, sino que incluso contraatacas con una demanda judicial a Agustina, nos vemos obligados a corregirte públicamente, tal y como nos enseñó, no Escrivá, sino Jesucristo:

"Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad"

En tu carta dices:

"Esta recomendación de raíz evangélica reviste particular importancia cuando está en juego la fidelidad a Dios. Por eso, escribe el Papa: es importante recuperar esta dimensión de la caridad cristiana. Frente al mal no hay que callar. Pienso aquí en la actitud de aquellos cristianos que, por respeto humano o por simple comodidad, se adecuan a la mentalidad común, en lugar de poner en guardia a sus hermanos acerca de los modos de pensar y de actuar que contradicen la verdad y no siguen el camino del bien."

Pues eso, que "no nos vamos a callar frete al mal" y pondremos en guardia a nuestros hermanos del opus dei "acerca de los modos de pensar y de actuar que contradicen la verdad".

 

Pido a Dios que rectifiques estos pecados para que puedas salvarte, y también para que no te lleves contigo a aquellos que siguen tus doctrinas contrarias al Evangelio.

 

Un fuerte abrazo,

 

Simple-mente

 

P.D. Por cierto, me ha llamado la atención cuando dices que San Josemaría contaba a sus hijos algo con "enorme sencillez". Me ha recordado cuando el director de mi centro me dijo en una tertulia: "como ves todo se hace en un ambiente de gran sencillez y naturalidad". Siempre me ha chirriado un poco escuchar "gran" con "sencillez", o "enorme" con "sencillez". Como que no pega mucho… No le veo yo a alguien verdaderamente sencillo diciendo: "en mi familia, todos actuamos con una gran sencillez y enorme naturalidad"…




Publicado el Miércoles, 07 marzo 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.107 Segundos