Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 71 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: No conocen a Dios.- Fletcher

090. Espiritualidad y ascética
FletcherChristian :

En respuesta a Canaya:

Estimado amigo, no sé por qué tu mensaje me ha causado una honda impresión, más que otros testimonios desgarradores de exmiembros de la Cosa. A este respecto quisiera anotarte unas cosas, a ti, y a cualquiera que pueda leer este mensaje.

Verás, en tus palabras se confirma esa regla en virtud de la cual se ve que los que han conocido a la Cosa en su juventud, sin una experiencia previa de fe, probablemente la pierden si se alejan de la influencia de la Cosa. Como en tu caso, muchos se alejan hasta el ateísmo.

Yo soy el caso opuesto. Fui de la Cosa, pero mi conversión es anterior a conocerles y tratarles. Además, fui a un colegio religioso, por lo que estuve en contacto con otras espiritualidades y con textos y autores que ahora, sin embargo, veo con simpatía y que durante mi estancia en la Cosa despreciaba por heterodoxos y peligrosos.

Practico, rezo, estoy lo que llaman por ahí “comprometido” con la Iglesia, pero al igual que tú soy ateo. Sí, soy ateo, como tú, de ese dios, así con minúsculas, que es el Deus del Opus. Un dios perseguidor, que ha puesto en tu vida un campo de minas en forma de plan de vida, al que espera que falles en lo más mínimo para poder controlarte en confesión, ese diosecillo impertinente y malhumorado que te da si tú le das, que te ama si le amas, que te exige sin darte nada, de ese dios, amigo mío, también yo soy ateo.

A veces he conocido ateos que en realidad no es que no crean en Dios, sino que no creen en una visión llamémosla “pobre” de Dios. No me extraña. También he conocido alumnos de coles de la Cosa que estaban a punto de perder la fe por culpa de ese dios rácano y que volvieron a la alegría de la fe cuando vieron de nuevo al Dios de Jesucristo.

En los primeros tiempos tras dejar la Cosa, crecí en rencor hacia ellos. Sabía que era una pasión que tenía que purificar, porque en sí es mala, pero no sabía cómo. Un buen día, en una capilla, lo vi claro. El problema es que los de la Cosa no conocen a Dios, al Dios de Jesucristo, al Dios Amor, al innombrable Dios, al Sabio Dios, al Dios de Jesús, de Moisés y Abraham. Me di cuenta de que no están evangelizados, que esa ideología suya no es más que un sistema de ideas con un rudo fundamento moralista, pero que no conoce a Dios.

La Iglesia me enseñó el verdadero rostro de Dios de Jesús, fue dentro de la Iglesia, porque hay gente que sí le conoce y le predica, y desde entonces, desde que me di cuenta de ello, ha desaparecido el rencor y ha nacido la lástima y el deseo de evangelizarles. En eso estoy.

A Dios, ese tesoro del que nos habló Jesús, lo tienes en tu corazón, amigo Canaya, pero estoy de acuerdo contigo en que no lo encontrarás en la Cosa y en sus alrededores.

Son culpables, amigo Canaya, contigo y con muchos, de ofrecerte una visión de Dios tan falsa y tan dañina, pero te puedo decir una cosa, no culpes a Dios por eso, porque “su” Obra no es esa.

Un abrazo,

Fletcher




Publicado el Lunes, 25 junio 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 090. Espiritualidad y ascética


Noticia más leída sobre 090. Espiritualidad y ascética:
Indice estructurado de los documentos internos.- EscriBa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.117 Segundos