Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 72 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El retorno de los traidores alegres.- Atomito

020. Irse de la Obra
atomito :

Cada tanto aparecen en Opuslibros “traidores alegres”, de los cuales ya hablé en algún momento. Diletante estuvo años en el Opus y se fue sin mayores dramas, rehizo su vida y ahora es feliz. Le cuesta entender los problemas que tuvimos otros para salirnos de la institución, y por qué nos llevó tanto tiempo decidirnos para salir y/o reorganizar nuestra vida.

Alguna gente nos tomamos las cosas en serio. Cuando nos metimos en el Opus, nos creimos de verdad todo lo que el Opus nos decía, y creíamos firmememente que todo venía de Dios. El Opus nos metió en la cabeza, que abandonar la institución (y sus reglas, normas y demás) era una terrible traición a Dios y a Jesucristo, que murió por nosotros, etc. Este tipo de gente, cuando hacíamos las normas o el apostolado, nos lo tomábamos realmente en serio, y si dejábamos de hacer alguna norma o no éramos audaces al hablarle de Dios a un amigo, sentíamos que le estábamos fallando a Dios y a su “obra”...



Hay otra gente, en cambio, que tiene la capacidad de vivir una especie de doble vida, o doble personalidad. Por un lado dicen que sí a todo lo que el Opus inculca y actúan como si de verdad se lo creyeran, pero por otro pasan de Dios, de su “obra”, y de todo. Por eso, cuando este tipo de gente se va de la institución, no tienen mayores dramas. Tienen problemas prácticos, como puede ser el de conseguir un trabajo si se dedicaban a labores internas, pero no tienen problemas existenciales de conciencia. Y no entienden a los tontos que de verdad nos creímos el fraude que nos vendieron a los 14 años, cuando estábamos en la edad del idealismo y veníamos de una educación católica.

Estoy de acuerdo con Diletante, que una persona que estuvo 18 años para salirse del Opus, es probable que tenga algún problema personal, más allá del Opus, y que una vez fuera va a tener problemas con la vida en general. Pero los que se salen alegremente del Opus, sin traumas, manteniendo las amistades, sin persecuciones por parte de los directores, etc (es decir, los traidores alegres) tienen en mi opinión un problema mayor. En alguna medida son unos cínicos, son gente que es capaz de decir que cree en algo y que se juega la vida por eso, y al otro día mandarse mudar, sin sentir ningún cargo de conciencia, sin plantearse que su vida es una farsa. Dicen que creen en un Dios que castiga a los pecadores y los manda al infierno, en un salvador que se dejó torturar hasta la muerte para salvarnos, en una misión que ese salvador tenía planeada para nosotros desde siempre, etc., e ir por la vida con total frivolidad, cambiarse la camiseta de un día para el otro sin que les genere ningún conflicto interno.

Yo ahora soy agnóstico, y no creo ya en ningún salvador, ni cielo ni infierno. Por eso tengo mi conciencia tranquila, mientas sigo siendo el mismo de siempre, en el sentido de tomarme en serio las cosas, y jugarme por mis ideales. Simplemente dejé de creer en los engaños de la religión que me inculcaron de niño. Pero sigo teniendo una conciencia a la que trato de seguir, y cuando no actúo de acuerdo a ella me siento realmente mal. Y mi filosofía de vida sigue siendo de jugármela por lo que creo que es justo. Por eso, aunque parezca que mi vida cambió por irme del Opus y dejar de ser católico, en realidad sigo siendo el mismo, tratando de ser auténtico y sincero conmigo mismo.

Lo de los traidores alegres, en cambio, no se entiende. No era que tenías vocación divina, Diletante? Cómo es que ahora tiraste el tesoro de la vocación por la borda, te casaste y estás tan tranquilo? Cómo pudiste traicionar a Jesucristo de esta forma? Cómo le diste la espalda a su “obra”, cuando el mundo está tan necesitado de gente que dé testimonio? Cómo pudiste ser tan desagradecido después de todo lo que el Opus hizo por tí? Jesucristo te había elegido desde toda la eternidad para que fueras su apóstol, y ahora le diste la espalda y estás tan feliz?

Y si la respuesta es que en realidad no tenías vocación, y Jesucristo no te eligió, y todo era mentira. Cómo podés ir por la vida tan alegre sabiendo que el Opus está engañando de la misma forma en este momento a miles de niños, a quienes les está haciendo un lavado de cerebro sistemático, para que al llegar a los 14 años se conviertan en robots de la institución? Cómo podés estar tan alegre y en buenas relaciones con el Opus, cuando hay miles de personas que de buena fe le entregaron todo lo que tenían, y ahora están desesperadas porque ya no se pueden salir, y viven empastilladas con antidepresivos porque la vida en la institución es insufrible?

Sin ánimo de juzgar a nadie, para mí los traidores alegres son gente en cierta forma ezquizofrénica, que son capaces de decir que creen una cosa, pero en realidad vivir de la forma contraria, sin hacerse ningún cargo de conciencia. Y no son capaces de entender a los que tratamos de ser coherentes.

Atomito




Publicado el Lunes, 09 julio 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.248 Segundos