Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 110 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Pues yo me siento triunfador.- Manzano

020. Irse de la Obra
manzano :

De la movida del fracasado Diletante le he sacado un gran partido personal, aunque realmente también me ha dado una pena inmensa ese chico leyendo su último escrito explicando como se siente un fracasado por haber abandonado la opus.

 

La sensación de fracaso que una persona normal pueda sentir al pasar de la jaula al mundo libre debiera durar muy poco. Es un síndrome entendible, pero él parece tener asumido que le durará toda la vida. Creo que debe ser algo innatamente patológico, nada que ver con la cosa, digo yo.

 

Tarados, lo que se dice tarados lo estamos todos un poco y de forma diversa. Son gajes del oficio, pero peor lo tienen los que están ahí dentro que ni siquiera pueden tener libertad de conciencia plena para notarse defecto alguno. Cuanto más director, menos sensibilidad. Cuando abandonen, tarde o temprano la mayoría, les crecerá la semilla. Ese brote de sensibilidad natural se expandirá por su mente después de que la tuvieran aletargada, hibernada, por poco o mucho tiempo. Quizás empiecen a notarse alguna tara, incluso antes de lo que creían. También algún dolor, el de sentirse fracasados quizás, pero ese duelo desaparece más rápidamente de lo que las pseudo-profecías de los gerifaltes de Villa Tévere dejaron escrito. Una evidencia más de la falsedad de tanto teatro espiritualoide.

 

Una buena medicina para dejarlo atrás eficazmente es justamente esta web. No voy a profundizar en los beneficios sanatorios más de lo que ya se ha escrito y dicho. Pero si quiero dejar claro que a poco de ver la luz del otro lado tras abandonar el falso arado, un@ se siente liberad@ y triunfante. Y cuanto más leas opuslibros más triunfante. También más indignado y escandalizado con la cosa, pero eso es otra cuestión.

 

Seguramente el ex-hermano Dilitante entraría ahí sintiéndose ya un fracasado de la vida y buscaría un disolvente, una cobertura de éxito efímero dentro de la institución para disimular su problema personal. ¿Y qué mejor terapia que aliarse con unos que van de perfectos y divinos por la vida? Ahí dentro, la “inmaculada” institución disimula lo que haga falta, pero especialmente el fracaso y a los fracasados. El fiasco se lo llevan ellos a cada abandono, por mucho que lo ignoren de puertas a fuera.

 

En definitiva, que la salida de alguien del Opus Dei es y será siempre un fracaso, su fracaso, el institucional, nunca de la persona. Quién fracasa es quién no ha podido retener un eslabón de su entramado, de su cadena -la nuestra mientras fuimos parte-. Ellos tienen que asumir el fracaso estructural (absolutamente rutinario) de no haber hecho diana al venderle una especie de vocación a un sujeto, sea por fallo mecánico o porque la gracia de estado que asistía al jefe de turno se fue aquel día de excursión y el pobre erró el diagnóstico.

 

Una persona de buena voluntad con ganas de servir a Dios y a su Iglesia jamás puede sentirse fracasado en nada y menos en ese sentido. Una institución que diseña la mentira usando el nombre de Dios y de la Iglesia para su propio beneficio sí, es más, está destinada al fracaso absoluto. Tiempo al tiempo. Salir de allí es simplemente un éxito personal de cada uno de nosotros, lo demás son una suerte de fobias opusianas en forma de virus rejalguinos que huelen más a azufre que a azahar. Finalidades mercantiles con argumentos divino-coercitivos especialmente diseñados para pescar buena gente. Bueno, la mayoría. No hay que torturarse más.

 

Por tanto, ahora más que nunca y al leer a esa pobre alma amargada y anegada de fracaso, me siento mejor que nunca. No te olvidaré en mis plegarias amigo, gracias, pero si encima te defecas tan agriamente sobre la cosa, demuestras sin duda que ahí dentro tampoco curaron tu dolorosa afección psicótica.

 

Aire fresco y buen verano compañer@s!

 

Manzano




Publicado el Viernes, 13 julio 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.344 Segundos