Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 50 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: La verdadera llamada de Dios a la santidad en la vida ordinaria.- Ggomer

040. Después de marcharse
ggomer :

Hola amigas/os de Opuslibros.

Hace tiempo que llevo leyendo en silencio las colaboraciones y escritos de este grupo, ya que de donde más se aprende es de leer y escuchar a las demás personas. Es totalmente cierto que la pertenencia al Opus Dei crea un cierto vínculo, aún mucho tiempo después de haberse marchado, con las demás personas que también tuvieron la suerte de abandonarla.

El leer los artículos y escritos de todas las personas que colaboran con unas líneas en esta página me parece que aumenta dicho vínculo al "abrir los ojos" a una realidad que dentro de la Obra estaba oculta o difusa...

Al igual que muchos de los colaboradores de Opuslibros, he ido descubriendo realidades vergonzosas y humillantes que el Opus Dei realiza con sus miembros en el más estricto secretismo ya no sólo para las personas de fuera, sino para los mismos miembros de la Prelatura.

Al leer los informes de conciencia, por ejemplo, me doy cuenta de que mi vida, mis pecados, mis debilidades y mis problemas, en el tiempo que fui agregado de la Prelatura, corrió de boca en boca entre personas a las que yo no autoricé para saber esos detalles de mi vida, confiando en la "supuesta" confidencialidad de la "charla fraterna" y de la "dirección espiritual"... Y lo peor es que dichos detalles que yo comentaba confidencialmente han figurado (y me imagino que seguirán figurando) por escrito y en manos de personas que no tenían por qué saberlo sin mi consentimiento.

Mi vocación, desde el principio, era una llamada de Dios a santificarme en medio del mundo; pero en el Opus Dei se convirtió en un control de mi vida, mis actos, mi economía, mis pensamientos y por supuesto mi conciencia. La llamada a la santidad en medio del mundo es lo menos importante, lo más importante es el control.

No puedes ir al cine, al teatro, no puedes salir ni entrar sin pedir permiso y decir con quién vas y con quién vienes, tienes que entregar todo tu dinero, llevar una cuenta de gastos, pedir permiso para leer un libro, ver la televisión... Eso se llama control y sobre todo es una total y absoluta desconfianza. La palabra confianza ha debido desaparecer del Opus Dei, ya que por el control al que te someten, especialmente cuando ya llevas un cierto tiempo dentro, es absolutamente agobiante. La iniciativa y la libertad, pasa a ser la obediencia y la desconfianza. Y eso lo pueden corroborar miles de personas que aquí escriben y todos los que leen estas líneas, los que nos fuimos y los que siguen dentro del Opus Dei.

Se comenta mucho por aquí el tema de la falta de vocaciones al Opus Dei. Aunque la maquinaria de Colegios, Universidades, Clubes y demás campo de labor de la Obra es un sistema de "caza y captura" que seguirá dando sus "frutos" a pesar de que los directores y demás personal metido en la Obra lo hagan tan mal como deduzco que lo siguen haciendo. Eso será difícil de erradicar, ya que el Opus Dei cuenta con el apoyo de la alta jerarquía de la Iglesia. Y a pesar de que algunos hayan tenido el valor de hablar y denunciar, habrán observado que la Iglesia sigue apoyando ciegamente al Opus Dei.

Pero volviendo a la realidad, creo que hay que seguir apoyando a esta web que pretende ayudar a que se sepa la verdad y a que las personas que quieran desvincularse de la Prelatura, tengan un sitio, un apoyo y unas experiencias de otras personas que en su misma situación, salieron y ahora viven la hermosura de la vida, de esa vida que Dios nos llama a santificar en nuestras ocupaciones cotidianas y en las que desde la Obra no hacíamos más que separarnos y aislarnos. La santificación de la vida que Dios ha creado no es exclusividad del Opus Dei. Y muchos de los que aquí escribimos o leemos lo sabemos porque abandonamos las cuatro paredes oscuras en las que estábamos encerrados en el Opus Dei y vimos la belleza de las cosas buenas que Dios ha creado para que las disfrutemos y las santifiquemos.

Tengo el propósito sincero de colaborar con la web en cuanto mi situación económica actual se arregle. Entiendo perfectamente las voces de las personas que piden a gritos colaboración económica para la supervivencia de la página, aunque me parece excesivo recurrir a ciertos términos que pueden llevar a equivocación. Les rogaría prudencia a esas personas que en sus buenas intenciones de solicitar ayuda económica se exceden en las formas. Entiendo que al Opus Dei no le negábamos nada entregándoles el 100% de nuestro sueldo, pero en la vida cotidiana las circunstancias de cada uno limitan la posible colaboración.

Y para la persona que solicitaba ayuda para su modo de actuar hacia una amiga numeraria, aux1993, le diría humildemente que la única ayuda que puede aportar es no dejar de ser su amiga, sin prejuzgar ni presionar, ya que si está en la Obra o si se quiere marchar, la primera decisión es de dicha persona.

Muchas gracias Agustina por seguir ahí y te mando mi apoyo y mis oraciones para que sigas en esta humilde labor de ayudar a tantas personas que necesitan de está página web para seguir su camino.

ggomer 




Publicado el Viernes, 03 agosto 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.175 Segundos