Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 70 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: La Obra no ha podido quitarme la fe en la Iglesia.- Otaluto

010. Testimonios
otaluto :

A mí me ha gustado el aporte de Antiguo, aunque seguramente lo criticarán.

 

Dionisio le recomendaba hace un tiempo a Atomito que cuidara las formas y nos ha dado una clase magistral de cómo debe hacerse: prácticamente nos ha dicho que somos una gentuza y con tanta elegancia que casi estamos de acuerdo.

 

Yo creo en la Iglesia, Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana. Ni siquiera la obra ha podido quitarme esto...



Me da orgullo ser hijo de la Iglesia, que ha sido fuente de luz y para la humanidad a lo largo de los siglos. Soy consciente de que probar esto es imposible. Los que quieren discutir con “hechos objetivos” llevan siempre las de ganar: no importa cuán innumerables sean las obras buenas de la Iglesia, ninguna de ellas justifica uno solo de sus errores. En este terreno la discusión está perdida: basta con decir que la Iglesia hizo la vista gorda con la esclavitud, por ejemplo, para invalidar a millones de personas que a lo largo de 20 siglos dedicaron su vida a servir al prójimo. Me da igual, prefiero no discutir.

 

Reconozco, no soy necio, que quizás los que cortan el bacalao dejan mucho que desear, pero mi fe en la Iglesia no tiene nada que ver con las virtudes de sus pastores. En la Iglesia Católica, a diferencia de la obra, no se asocia jerarquía con santidad. Nunca se ha hecho gala de que la jerarquía estuviera integrada por hombres santos, más bien al contrario, se pone el acento en que el Espíritu Santo la guía pese todo. Quizás sean un desastre los obispos y cardenales y el resto, no lo sé. Me da igual: ya tendrán que responder ellos por sus actos. Yo responderé por los míos.

 

Mientras tanto, confio en las enseñanzas del Magisterio y trato de vivirlas tal y como están expresadas. No las interpreto ni las adecuo a mis conveniencias. Y aunque si tuviera que elegir entre mi conciencia y el Magisterio, pondría por delante mi conciencia, nunca me he visto hasta ahora en esa situación. Lo que dice la Iglesia me parece razonable, aunque el enfoque sobre ciertos temas cambie a lo largo del tiempo, no encuentro contradicciones de fondo. No pienso que me toman el pelo, ni que hablan por hablar.

 

Soy consciente de que soy primitivo y retrogrado, prácticamente un cavernícola, pero necesito sincerarme y contar toda la verdad: creo que existe el infierno y el demonio, y que ninguno de ellos tiene nada de simbólico ni metafórico.

 

También creo en la estrella de Belén y no me genera ningún conflicto interior, porque tiene toda la lógica del mundo. Lo ilógico seria que no hubiera habido estrella que guiara a los magos: su búsqueda habría sido vana. No veo que ganan esos creyentes que tratan de probar que los milagros en realidad no fueron tales. Como cuando dicen que Jesús no expulsaba demonios sino que se trataba de personas epilépticas. Me dan risa, puedo entender a un ateo, pero no a un creyente que no cree.

 

Pero como a Antiguo, me preocupan más los temas como el divorcio que la estrella de Belén. Creo que el divorcio es un cáncer que está destruyendo a nuestra sociedad, que deja a millones de niños sin familia, como si esa tan remanida frase de que “se murió el amor” fuera una licencia para abandonar todas nuestras obligaciones, libremente asumidas, con respecto a los que están a nuestro cargo. Estoy orgulloso de que la Iglesia Católica haya mantenido una posición firme en este tema. Si fuera por mí, ya hubiera aflojado hace tiempo. No pienso que me toman por idiota sino todo lo contrario, me parece heroico. Y si el tema de las “nulidades” es un abuso, nuevamente lo digo, cada uno responderá por sus actos.

 

Y ahora sí, yendo al tema de la obra. Sé que es doloroso ver que la Iglesia sigue sin corregir a la obra. No lo niego. Pero no pierdo la esperanza. Todo llega.

 

Paz a todos.

 

Otaluto.




Publicado el Viernes, 07 diciembre 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.265 Segundos