Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 75 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Nuestro problema ha sido la Obra, no la Humanae vitae.- Otaluto

125. Iglesia y Opus Dei
otaluto :

Querido Dionisio

 

No era mi intención mortificarte, pero sí quiero asegurarme de que hayas cumplido con tu penitencia de no comer postre.

 

Lo que al principio me pareció un tema fuera de tema (hablar de la Iglesia en lugar del opus) gracias a tus intervenciones se transformo en algo que va muy al punto. He disfrutado mucho con tus escritos y me han ayudado a reflexionar. En particular te agradezco que hayas zanjado la cuestión de las almas de los perros buenos. Desde pequeño me conformé pensando que todas las cosas buenas sobreviven de algún modo en Dios que no las olvida. Me quedo más tranquilo ahora sabiendo que realmente van al cielo.   

 

Sucede algunas veces que, si bien la ironía que utilizas -y que no puede ofender a nadie porque siempre lo haces con mucha altura- sirve para poner de manifiesto las contradicciones de los demás, ayuda poco para mostrarnos lo que tu realmente piensas.

 

En tu último escrito, en el que dices que te mortifico, creo que hablas con toda seriedad y es posible entender mejor porque piensas lo que piensas. Quiero decirte que cuando te leo me dan ganas de darte la razón, quiero pasarme a tu bando y ser yo también meta católico. Luego pasan un día o dos, y algo me dice que mejor no.

 

En voz baja, y sin que escuche mi mujer, con excepción del Papa y de algunos sacerdotes de a pie, en general detesto a la jerarquía eclesiástica. Creo que Monseñor Escriva fue uno de tantos, no desentona. Ni siquiera fue original en eso de perseguir poder y fama a toda costa. Sin ir más lejos, el obispo de mi ciudad, que tiene la peor opinión sobre la obra (me consta porque lo hemos hablado) pese a ello el año pasado entronizó una imagen de monse en el mejor lugar de la Catedral. Si alguno le pregunta (le pedí a mi mujer que lo haga por mi porque no pienso volver a hablarle) seguramente dará razones relacionadas con no discriminar o no hacer diferencias basándose en una opinión personal. Pero estoy seguro de que si las que pedían un altar para su santa fundadora eran las hermanitas del escarpín del niño Jesús, que no sé si existen, seguramente las mandaba de paseo.

 

Esa mezcla de hipocresía, afán de llevarse bien con todos, y buscar la ventaja personal está muy presente en muchos de nuestros pastores. Pero también tengo un pariente muy cercano que es obispo y que es santo, uno de esos que uno quisiera caer de rodillas y decir soy un miserable egoísta. Por lo tanto, y esto es lo que quiero decir, es difícil decidir dónde termina esa Iglesia que es la Santa Esposa de Cristo, y donde comienza la que no lo es.

 

Y acá viene el meollo de por qué me cuesta pasarme a tu bando (no está todo dicho, quizás en el futuro lo haga). Quizás esos señores clérigos que escribieron la Humanae Vitae, y que a ti te gusta imaginar como rollizos y desagradables rufianes, que discuten en sus palacios romanos acerca del mejor modo de cagarle la vida al prójimo, mientras riegan sus manjares con copiosos vinos, quizás esos señores –no lo sé, pero puedo aceptarlo si tú lo afirmas- no eran modelo de nada. Pero eso no significa que la Encíclica no fuera necesaria, o que la Encíclica sea falsa de pies a cabeza o que la doctrina que expresa sea maldita. Quizás, acéptalo simplemente como posibilidad teórica al menos, la Encíclica dice lo que debe decir, porque moralmente no se puede aceptar lo contrario.

 

Yo no he encontrado en ese documento lo que en la obra se enseña con respecto a los hijos. Más bien me parece todo lo contrario, es un llamado a buscar un equilibrio razonable considerando las dificultades de la vida moderna. No me cuentes a mí lo que cuesta criar a un hijo, porque tengo 7. Estoy de acuerdo contigo en que es bien caro, no solo en dinero sino en desvelos. Cuando dejé la obra me di cuenta de que eso de tener todos los hijos que Dios mande es, no solo una barbaridad, sino totalmente contrario a las enseñanzas de la Iglesia. Si debemos utilizar la razón en todo lo necesario para dirigir nuestra vida, ¿por qué no habríamos de usarla en un tema tan importante como el de la cantidad de hijos? Parece que me estoy contradiciendo pero no, y aclaro. En la obra se enseña que ser generoso es jugar a la ruleta rusa, ir por la vida pariendo niños y que la Providencia se las ingenie para criarlos. El motivo es claro, cuanto más hijos de supernumerarios haya, más jóvenes para San Rafael. La Iglesia dice otra cosa, y yo, libremente, he hecho mis cálculos y he tratado de ser generoso, y creo que el número 7 es mi límite. Si me dijeras 8, es que ya me parece mucho... Si para otros el límite es dos o uno, me parece bien, nadie tiene por qué opinar. Como ves, para mí la Iglesia (aun la de los rufianes en sus palacios romanos) no es como la obra, ni nunca lo será si Dios tiene compasión de nosotros.

 

Creo, Dionisio, que nuestro problema ha sido la obra, no la humanae vitae.

 

Paz a todos,

Otaluto.




Publicado el Viernes, 14 diciembre 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.281 Segundos