Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 50 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Acoso a menores: Colegio Gaztelueta.- Agustina

900. Sin clasificar
Agustina :

Reportaje publicado en el periódico El Mundo, los días 30 y 31 de diciembre 2012

-----------------------------

ACOSO A MENORES| No hay abierto todavía ningún proceso penal

Un ex alumno de Gaztelueta asegura haber sido víctima de abusos sexuales

El presunto responsable de estos abusos fue un profesor numerario del centro del Opus Dei, con voto de celibato

El MUNDO. Iker Rioja Andueza | Bilbao Actualizado 30/12/2012

 

Un antiguo alumno del colegio Gaztelueta de Leioa (Bizkaia), el que más años lleva abierto de los alrededor de 90 que la institución católica Opus Dei tiene por toda España, ha declarado haber sido víctima de abusos sexuales por parte de un profesor del centro. Los hechos se produjeron, según este relato, durante los cursos 2008-2009 y 2009-2010, cuando el adolescente cursaba primero y segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Así consta también en la documentación médica y del Departamento de Educación a la que ha tenido acceso EL MUNDO del País Vasco. El presunto responsable de estos abusos sexuales fue un profesor numerario del centro, con voto de celibato, que responde a las iniciales J.M.M.S. Esos informes añaden que, según el niño, este docente se “mofaba” igualmente del estudiante en clase, lo que propició un entorno favorable a que la víctima lo fuera también de acoso escolar por parte de algunos de sus compañeros, que llegaron a amenazarlo de muerte...



El maestro J.M.M.S, que impartía Religión y Lengua y que ejercía de monitor de tiempo libre en un club del Opus Dei en Bilbao, al que ocasionalmente acudía el joven, era también su preceptor. Ésta es una figura existente en los centros del Opus Dei que ejerce no sólo como tutor sino, además, como enlace entre el alumno y su familia, hasta el punto de que llegó a comer en su casa. El docente, además, presionó al adolescente en tres ocasiones para que se incorporara al Opus Dei, según atestiguan los padres.

El testimonio del joven, avalado por la familia y recogido en varios documentos, muestra cómo el profesor sacaba con asiduidad a la víctima de clase, con más frecuencia que a sus compañeros. Se reunía con él “cuatro o cinco veces por semana” a puerta cerrada en su despacho, donde podía tenerlo por un espacio de hasta 50 minutos durante el horario lectivo. Hasta ese curso el menor había obtenido unas excelentes calificaciones escolares y su integración con el resto de sus compañeros era notable, hasta el punto de haber sido elegido como capitán de la clase.

“Cerraba la puerta del despacho y bajaba las persianas. Si yo quería salir de allí no podía […]. Me enseñaba fotos de chicas en bikini o desnudas y me decía ‘¡Fíjate qué buena está!’ […] Me tocaba los muslos, la espalda, la tripa y, alguna vez, para enseñarme las notas en el ordenador, me exigía ponerme encima de sus rodillas y yo notaba algo duro debajo de mí”, narra la víctima en la documentación aportada por sus padres. El menor ha relatado más episodios de esta naturaleza. “Me mandó bajarme los pantalones y me hacía tocamientos”, ha comentado también con posterioridad a sus familiares.

El informe que contiene este testimonio obra en poder de la Inspección del Departamento de Educación del Gobierno vasco, que conoce el caso desde el 3 de octubre de 2011 y que ya ha entregado sus conclusiones a la Fiscalía, según fuentes oficiales.

Hasta la fecha no hay abierto, sin embargo, ningún proceso penal contra el supuesto acosador, aunque, según el Código Penal, esta práctica está castigada “con la pena de prisión de uno a tres años o multa de dieciocho a veinticuatro meses”.

El ministerio fiscal se planteó en su día abrir una pieza separada sobre los abusos sexuales, según han confirmado a este periódico fuentes judiciales, aunque no dio el paso. Los padres del menor, por su parte, consideran oportuno posponer esta investigación hasta que su hijo se reponga de las secuelas psicológicas que padece.

La Fiscalía de Menores recibió en el mes de noviembre de 2011 tanto las declaraciones escritas de los familiares del menor como el expediente elaborado por los inspectores del Departamento de Educación, en los que se incluía el relato de los presuntos abusos realizados por el preceptor durante el horario lectivo en el interior del colegio Gaztelueta. Los padres confiaron en que se abriera una investigación judicial de oficio ante la gravedad de los hechos descritos. “No entendemos cómo la Fiscalía no ha actuado de oficio en este caso y remitido al juzgado el presunto delito de abusos sexuales de un adulto contra nuestro hijo”, aseguran los padres del chico. Fuentes de la Fiscalía, sin embargo, insisten en que sí llegaron a plantearse abrir una pieza separada para investigar este grave delito pero esta opción fue desestimada en aquel momento por los padres para no agravar el estado psicológico de su hijo. De hecho, reiteradamente la familia insiste en que hasta el momento no se han querellado contra el adulto por “prescripción facultativa”, ante “el agravamiento del estado del menor” en los últimos meses.

La Fiscalía, en cambio, sí impulsó la investigación y posterior judicialización de la presión ejercida por los compañeros del alumno. Y es que este caso no se circunscribe a los presuntos abusos sexuales: “Paralelamente a esa actitud del profesor, algunos compañeros de su clase comenzaron a acosarle, a insultarle en clase y en los recreos de manera regular, principalmente en segundo de la ESO”. La familia cambió de colegio al chico, aunque el acoso no se detuvo ahí. Cuando el joven cursaba tercero de la ESO en otro centro de Bizkaia, sus antiguos compañeros contactaron con él a través de la red social Tuenti, la más popular entre adolescentes. Recibió varios mensajes anónimos.

Colaboración desde el colegio

“Con los datos que teníamos no encontramos nada de fundamento. La actitud del colegio ha sido y seguirá siendo de total colaboración con los organismos oficiales competentes”, aseguró a EL MUNDO del País Vasco el subdirector del colegio Gaztelueta, Imanol Goyarrola, cuando fue requerido para conocer la versión del centro sobre los hechos denunciados por un ex alumno y avalados por sus padres. Goyarrola insistió en la “colaboración” que ha mantenido el centro tanto con la familia afectada como con los inspectores del Departamento de Educación que intervinieron en este procedimiento, así como con la Fiscalía de Menores, que recopiló información y que, hasta el momento, únicamente inició un procedimiento por los mensajes enviados por varios compañeros del menor.

“Las primeras informaciones que recibimos por parte de la familia fueron un año después de que el alumno abandonara el colegio. Se trataba, en un principio, de supuestas conductas inapropiadas, lo que nos causó un gran impacto. Le dimos toda la importancia que el tema requería, iniciando de inmediato una investigación exhaustiva. Abrimos un protocolo interno para investigar y,concluimos, con todos los datos de que disponíamos, que esas acusaciones no eran fundadas”, asegura el subdirector de este colegio concertado, que ha intervenido personalmente en todas las gestiones realizadas desde el mes de junio de 2011 en torno a este caso de presuntos abusos.

El docente de Gaztelueta confirmó que el colegio inició una “investigación” interna a partir del momento en el que tuvieron conocimiento de los hechos que les fueron transmitidos por los padres del ex alumno. “El nivel de las acusaciones realizadas por los padres ha ido variando con el tiempo”, explicó Goyarrola, una circunstancia que los afectados han reconocido en varios documentos al haber obtenido más información a lo largo de los últimos meses.

El directivo de Gaztelueta también constató que “fueron los padres del menor quienes expusieron también los hechos ante la Fiscalía de Menores, pero no nos consta que exista actualmente ningún procedimiento judicial contra el profesor ni ninguna resolución que acredite que tales hechos son ciertos”.

El centro, además, negó que el prescriptor señalado por el ex alumno fuera despedido, sino que durante el pasado curso escolar contó con una excedencia de formación autorizada anteriormente a los hechos denunciados, con la que viajó al extranjero para mejorar su nivel de inglés. “Una vez finalizado ese curso no se ha incorporado al colegio, para seguir perfeccionando su formación”, añadieron desde el centro.

--------------------

'Le enseñé a la chica de Harry Potter para que viera el desarrollo de la mujer'

El profesor de Gaztelueta señalado por haber abusado sexualmente de un alumno negó las acusaciones

El centro difundió ayer una nota entre los alumnos al publicarse el caso
El Mundo.es Iker Rioja Andueza | Bilbao lunes 31/12/2012

El profesor de Gaztelueta J.M.M.S., al que un antiguo alumno señala por haberle sometido a abusos sexuales cuando cursaba primero y segundo de ESO, negó tajantemente las acusaciones cuando uno de los responsables de este centro del Opus Dei en Leioa le pidió su versión de los hechos, denunciados en junio de 2011.

"Alguna vez le he enseñado alguna web de Hermione Granger [la protagonista de Harry Potter, encarnada por la joven actriz Emma Watson] para mostrarle el desarrollo de las chicas", ofreció como explicación el docente, con voto de celibato, ante las quejas del chico y de su familia porque, al parecer, le había enseñado en su ordenador material para adultos.

J.M.M.S. también rechazó que realizara tocamientos al menor. Éste ha relatado ante psicólogos y psiquiatras que el profesor, que impartía Religión y Lengua y que además era su preceptor, le sacaba con asiduidad del aula. Lo llevaba a su despacho, cerraba con llave y, por espacio de hasta 50 minutos y con las cortinas corridas, llegó a pedirle que se quitara la camisa y los pantalones del uniforme con el ánimo, según esta versión de los hechos, de acariciarle pecho y muslos. Le invitó también a que se sentara en su regazo para ver la pantalla del ordenador, como adelantó EL MUNDO del País Vasco en su edición de ayer.

Los expertos médicos destacan lo "coherente" del relato del adolescente, si bien el profesor denunciado no le da credibilidad, siempre según las explicaciones que ofreció a sus superiores cuando le preguntaron por lo sucedido. "Pude cerrar las cortinas porque daba el sol y le dije que, como hacía calor, se desabrochara el botón [superior] de la camisa", argumentó. En cuanto a las supuestas caricias, apuntó que "igual" le dio "algún golpecito de ánimo", pero que nunca pasó de ahí.

Justificó el sacar al chico de clase mucho más que a sus compañeros "para apoyarle" con los estudios. Los expertos que han analizado el caso del menor concluyen también que el docente propició un entorno hostil para el chico en el aula, de tal modo que la víctima lo fue también de acoso escolar.

El profesor no continúa ahora mismo en Gaztelueta, según informa la dirección de la escuela del Opus Dei y según ratificó ayer mismo a las familias de los 1.200 alumnos del colegio en una nota interna difundida como reacción a la noticia publicada por este periódico, en la que también se destacaba «la inexistencia de antecedentes de conductas anómalas ni observaciones que refrenden las acusaciones» de la familia. El curso pasado, J.M.M.S. ya no impartió clases allí al tener solicitada una excedencia para aprender inglés en el extranjero.

El Departamento de Educación, consultado por este diario, explicó que ante situaciones como éstas no puede suspender de sus funciones a un profesor o trasladarlo. Y es que sus resoluciones acerca de un centro privado no son vinculantes aunque, como en este caso, tenga financiación pública y actúe como escuela concertada.

El inspector que ha analizado este caso de Gaztelueta trasladó todas sus actuaciones a la Fiscalía, que hasta el momento sólo ha impulsado un proceso penal por el acoso escolar pero no por los abusos sexuales. La familia, de hecho, desea esperar hasta que el menor mejore de las secuelas sufridas para judicializar estos hechos, aunque sí elevó una queja formal ante el colegio.

------------------------------------

Carta del director del Gaztelueta

Estimadas familias:

Me pongo en contacto con vosotros con motivo de una noticia que ha aparecido hoy en el periódico El Mundo del País Vasco. Considero importante que estéis informados de primera mano por parte de la dirección del colegio y que sepáis la realidad del caso. Os adjunto el recorte de prensa con la noticia. Si en los próximos días apareciese algo más en cualquier medio, os lo enviaremos también con prontitud desde el colegio.

Hace unos días se pusieron en contacto con nosotros desde ese periódico para comunicarnos que iban a publicar esta noticia. Nos enviaron una serie de quince preguntas relativas al profesor, a las que contestamos por escrito, y a partir de ellas han elaborado la información de la respuesta del colegio a esas acusaciones.

En Octubre de 2011 -un año después de que abandonaran el colegio- unos padres presentaron una denuncia ante la Inspección de Educación por un posible caso de bullying de alumnos contra su hijo implicando también a un antiguo profesor. Nos sorprendió completamente, ya que durante su estancia en el colegio no habían manifestado ninguna queja al respecto, ni lo hicieron al comunicarnos su marcha. El caso fue investigado primero por los Servicios de Inspección Educativa del Gobierno Vasco, y luego por la Fiscalía de Menores, sin que hasta ahora tengamos conocimiento que haya alguna resolución que diga que tales hechos sobre el profesor son ciertos.

En relación a las implicaciones del profesor en un supuesto caso de abusos, puedo deciros que el profesor negó rotundamente tales acusaciones y se mostró desde el primer momento dispuesto a intervenir en cualquier ámbito para dejar claros los hechos.

En la medida de nuestras posibilidades y con la discreción que exige el asunto, realizamos una indagación exhaustiva para esclarecer los hechos. La conclusión fue la inexistencia de antecedentes de conductas anómalas ni observaciones que refrendasen esas acusaciones.

El profesor, siguiendo un plan previsto con anterioridad a esas acusaciones, realizó un programa de formación en el extranjero, tal y como lo han realizado otros profesores de Gaztelueta. A su vuelta, viendo que estas circunstancias le producían una situación de incomodidad e indefensión constantes, nos comunicó su decisión de abandonar el colegio.

Las acusaciones de la familia han ido evolucionando con el tiempo y han aumentado de gravedad, sin que hayamos podido tener una relación directa con ellos.

Entendemos que si están convencidos de sus afirmaciones, lo razonable hubiera sido denunciar en una instancia en la que el profesor tuviera posibilidad de defensa, y se garantizase el derecho a la intimidad de los menores afectados de una forma u otra.

Con independencia de todo lo anterior, quiero también transmitiros nuestra preocupación por ese antiguo alumno. En todo momento la actitud del colegio ha sido y será de plena colaboración con los organismos oficiales para aclarar lo que corresponda.

Desde Gaztelueta hemos pretendido actuar con la mayor transparencia posible, conjugándola al mismo tiempo con la lógica discreción por la naturaleza del tema. Cuando conocimos los intentos de convertir esta cuestión en algo mediático, procedimos a informar de estos hechos a los distintos estamentos del colegio: profesores, APYMA, matrimonios encargados de curso, etc. Queremos agradecer las muestras de apoyo y confianza expresados por todos ellos.

Estoy a vuestra entera disposición para lo que queráis preguntar, y os mantendré informados de todas las novedades que haya al respecto.

Iñaki Cires
Director de Gaztelueta




Publicado el Viernes, 04 enero 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 900. Sin clasificar


Noticia más leída sobre 900. Sin clasificar:
Hay gente que con solo decir una palabra. A Claudia.- Felipe


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.361 Segundos