Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 122 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Para la madre de un numerario.- Ana Azanza

030. Adolescentes y jóvenes
Ana Azanza :

Querida madre del numerario,

Impresionante historia la tuya, de mucho sufrimiento. Para los que llevamos casi diez años leyendo historias y contándolas, nada nuevo. Una sola historia de las truculencias Opus debería bastar para entender que una institución que hace sufrir a la gente de esa manera sin consideración con nadie, ni padres, ni madres, ni enfermedades, ni familias, ni el mínimo respeto a los demás ni a los derechos humanos, debería de ser suficiente. Debería bastar una sola, porque una sola vida humana gastada en una quimera como esa, destrozada, ya es demasiado. Nos hartamos de decir que la vida del feto es sagrada. Sin embargo no sé qué pasa con la vida de los numerarios pitados con 14 y medio que esa ya no lo es tanto.

Cuando una persona es captada joven como muchos lo fuimos y como explica Janabenito a la esposa del ex numerario Preocupada, se interrumpe el desarrollo normal de la persona y se sufre un proceso de lavado cerebral típico de los grupos sectarios. En estos momentos y por lo que llevas contado y no tengo por qué dudar, se ve tu desesperación, tu hijo ha sufrido ese lavado cerebral. NO es cuestión de argumentos ni de resortes. Los tienes todos, la razón está de tu parte. Pero el lavado cerebral no se cura viviendo en un centro del Opus Dei. Ni siquiera se cura fuera de un centro del Opus si uno permanece en contacto con el grupo. Hay padres que han recurrido a la policía, no a los obispos ni consiliarios ni autoridades eclesiásticas. Es duro decir todas estas cosas, pero después de tantos años bregando en esta página con casos similares al tuyo no se puede sacar otra conclusión.

Las autoridades eclesiásticas no son padres ni madres, y por lo que llevo visto no se hacen una idea de lo que significa y lo que se sufre por los hijos. Les da igual, lo llevan demostrando mucho tiempo. Hay muchos otros ejemplos de casos de niños maltratados en la iglesia y lo que se pone siempre por delante es "la imagen" de la iglesia, que no salgan tales o cuales escándalos por la "imagen". Cuando se tiene un hijo en las circunstancias en las que tú lo tienes lo último que se te ocurre pensar es en la "imagen". Buscas desesperadamente que esa persona que amas y a la que has dado la vida y una educación lo mejor que has podido salga adelante y sobre todo salga del agujero y de los peligros en que lo ves metido, incluso para su salud. Nada de esto importa a todos los señores de sotana que has visitado, te lo están demostrando por las cínicas respuestas que has recibido. El movimiento se demuestra andando y el amor amando, no "sermoneando".

En Estados Unidos tienen más experiencia de tratar con grupos sectarios. Nos ha llegado de una numeraria auxiliar, Colleen O'Neil, que fue literalmente rescatada del Opus por su familia con ayuda de una psicóloga experta. Tuvieron que sacarla del centro medio engañando, llevársela a un hotel para que la psicóloga hiciera su trabajo en paz, sin que estuvieran fácilmente localizables. Sólo así esta madre y esta hija salvaron las dos el pellejo y lo pudieron contar.

No esperes ayuda de lo alto, no te la van a dar. Tenemos que organizarnos la gente de a pie, proteger a los nuestros, proteger lo que más queremos uniéndonos entre nosotros. Es lo que hay. Los poderosos se ocupan única y exclusivamente de su poder y de seguir en él cómodamente instalados, diciendo a los demás qué cargas hay que tomar en la vida y qué cargas hay que soltar. Pero sin moverse de su sillón. Más vale aceptarlo cuanto antes y actuar en consecuencia. Pongo en duda el amor de un obispo o nuncio cualquiera por tu hijo, lo pongo seriamente en duda. No pongo en duda tu amor de madre por tu hijo, y eso es lo que cuenta.

Hasta aquí era mi grano de arena a tus peticiones de ayuda.

Ahora también te hago una reflexión. No conozco todas las circunstancias del caso, económicas, por ejemplo. Ten por seguro que si fuerais de una familia destacada, aristocracia, alta burguesía, buen patrimonio familiar o gente con influencias en las altas esferas del tipo que fuera, si fuerais susceptibles de dar o quitar generosos dones ya fuera a la iglesia ya al Opus, ten por seguro que todo esto no habría pasado. Hay muchas personas, debemos ser ya miles, que hemos padecido el Opus. Pero se ensañan en sus técnicas sectarias con lo que no tenemos adonde agarrarnos en este mundo. Son valientes.

Y finalmente también te digo otra cosa, el día en que tu hijo sea más un estorbo que una ayuda, harán la suma y la resta correspondiente. Y te aseguro que ese día no tendrás que ir tú a buscarlo. Te lo devolverán a tu casa con la maletita. A él le dejarán bien claro que es culpable por irse y que ha tirado la vocación o que la ha dejado o que Dios ya no lo quiere en el Opus, sino que ahora que te cuide tu mamá. Así es el Opus, estamos hartos de contarlo. Pero algunos siguen sin enterarse, y de estas barbaridades que pasan en la iglesia católica y en el nombre de Dios te enteras bien enterado cuando te toca. Así es la vida.

Mucho ánimo y lucha porque estás en tu derecho de recuperar a tu hijo, que lo es antes que de nadie.

Ana Azanza.




Publicado el Viernes, 11 enero 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 030. Adolescentes y jóvenes


Noticia más leída sobre 030. Adolescentes y jóvenes:
Para que su voz no caiga en el olvido.- Agustina


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.110 Segundos