Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 87 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Balance positivo de mis años fuera de la Obra.- Maripaz

040. Después de marcharse
Maripaz48 :

BALANCE POSITIVO DE MIS AÑOS FUERA DE LA OBRA
Maripaz, 4/03/2013

 

 

Con motivo del poema que con tanto cariño me ha dedicado Pinsapo, muchas cosas se han removido en mi interior. Primero, por la emoción que he sentido al ver escrito su agradecimiento a todas las numerarias auxiliares, incluso las que siguen dentro me atrevería a añadir yo, y a mí personalmente. Y después, porque ya han pasado quince años de mi salida y he ido evolucionando y reconstruyendo mi propia personalidad y mentalidad de mujer nueva.

Gracias, Pinsapo, por tu poema, por tu agradecimiento, por tus escritos... Quizá no coincidimos en el mismo Almonte, yo estuve en los comienzos del antiguo, pero es igual, año más año menos los dos hemos pisado esos mismos lugares y vivido las mismas o parecidas experiencias y es lo que nos une. De todas las maneras nos habéis mitificado de una manera excesiva, de ello ya se ha hablado en la web más de una vez...



Yo quería hoy hacer un balance de mis años fuera, para eso acompaño mi escrito con una fotografía que hice el verano pasado una mañana de sol mientras leía a la orilla del río. Mis pies casi descalzos, como emprendiendo un nuevo rumbo, las nubes en el cielo abriendo nuevas realidades no todas fáciles, el agua purificadora, las piedras del nuevo camino...

En fin, la fotografía me evoca un balance más que positivo de estos años en los que teniendo que empezar de cero con cincuenta años, he podido sortear mil dificultades para reencontrarme con mi verdadero ser, y aceptar mi vida y mi yo auténticos.

En el camino a lo largo de estos años, he perdido a mis padres, a mi perra, he conocido a amigos nuevos, he llorado, he reído, he aprendido pero, sobre todo, he vivido.

Repasando mis escritos en la web, he sentido casi vergüenza. Cuando mi hermana pequeña me descubrió la página, apenas conocía internet. Fue para mí como encontrar un refugio donde cobijarme, llevaba fuera poco tiempo y no había podido vaciar mi alma. Empecé a relatar mi historia con hambre de que alguien la pudiera entender. Escribía de noche, sin apenas saber utilizar el teclado, con faltas de ortografía, con miles de acentos incorrectos, pero no podía parar. En muchos lugares del mundo muchas personas leían lo que escribía y se sentían identificados. Ahora siento vergüenza porque escribía sin ningún pudor de mis cosas personales, con la misma ingenuidad que hacía la charla cada semana. Creo que ahora no hubiera contado mis cosas de la misma manera, quizá he madurado y perdido esa ingenuidad infantil que tenía entonces. Pero bueno, los escritos están ahí y por supuesto ahí se quedan.

La web me ayudó a curar mis heridas, y gracias a muchos amigos que escribían en ella no me sentí tan sola en aquellos terribles momentos. Por eso estoy tremendamente agradecida a Agustina y a tantos amigos que he podido conocer personalmente. De mi pensión que es mínima, cada mes entrego una pequeña cantidad para su sostenimiento, si tuviera más, daría más, con tal de que esta ventana de denuncia no se cierre jamás por falta de medios económicos.

En el proceso que me ha servido para pasar página y empezar de nuevo, ha habido momentos de desconcierto, de soledad, de aprendizaje...

Mi manera de ser positiva me ha llevado siempre a rescatar de la vida los momentos que me hicieron feliz para contrarrestar los que me hicieron sufrir y ponerlos como meta de futuras actuaciones.

Es verdad, vivo en una casa vieja, no tengo marido, hijos, nietos, ahorros... no tengo casi nada. Las señoras de mi edad y mis hermanas tienen todo eso. Una gata que recogí de la calle es mi compañera.

Pero también escucho decir a muchas de mi edad que qué bien vivo. Y es que todo es relativo.

Por ejemplo, ya he contado que mi cuota de maternidad se la llevaron los numerarios como Pinsapo, a los que quise con toda mi alma como si realmente fuera su madre. Alguna amiga de las ex, me ha dicho que ella jamás se sintió madre de nadie, pero yo en mi ingenuidad si me sentí, y no reniego de esa faceta que me hizo descubrir el amor maternal a través de los ingentes kilómetros que me separaban de mis supuestos hijos. Fue una experiencia preciosa donde gracias a ella pude plasmar mi capacidad de amar y no morirme en el intento.

No tengo apenas nada material, pero tengo vida, me siento viva, amo la vida, saboreo cada instante de ella...

Y si, mi balance es positivo, muy positivo. He aprovechado estos años para culturizarme, dejé los estudios muy joven y apenas tengo cultura. Con internet hay unas posibilidades maravillosas. He recuperado mi afición cinéfila, estoy al día de las últimas películas, actores, directores, la música alegra mis días, los mejores discos del mercado llenan mis estanterías, los libros acompañan mi soledad, querida por mí, como amigos fieles.

Me muevo con soltura en el mundo de los blogger, tengo amigos blogueros que he conocido personalmente a través de mi blog. Compartimos nuestros relatos, poemas, vivencias... ah, y soy corresponsal de mi pueblo habiendo subido a YouTube más de mil vídeos de las actividades culturales, lúdicas, tradiciones de la zona, y acontecimientos que atañen a la vida del pueblo. Reconocida personalmente en la Web del Ayuntamiento, he salido en el telediario de Antena3 como bloguera de 64 años experta en las nuevas tecnologías. ¿Podría haberme imaginado el caudal de posibilidades que tenía dentro de mí sin explotar?

Mi idea era que cuando falleciese mi madre me iría a vivir a Pamplona donde tengo una hermana, incluso estoy censada allí, pero como me dicen mis vecinos y amigos: "¡No se puede marchar nuestra reportera dicharachera! Te hemos adoptado”. Y yo les he adoptado a ellos. Creo que aquí he encontrado mi lugar, he recuperado las raíces que me arrebataron cuando apenas era una adolescente llena de ilusión por vivir mi vida.

Después de haber abierto mi corazón con vosotros una vez más, solo me resta agradeceros vuestra compañía aunque sea en la distancia, y desearos a cada uno que la vida os sonría de nuevo.

Maripaz




Publicado el Lunes, 04 marzo 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.085 Segundos