Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 66 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: De la promotora de Opuslibros al Consejo General.- Agustina

140. Sobre esta web
Agustina :

Respondo al que ha redactado, desde el Consejo General que es de donde ha salido para todas las regiones, su sobrenatural estudio de la web Opuslibros. Sólo entraré en cuestiones que atañen a “los promotores” (no hay “promotores”, hay “promotora”), porque ya se publican interesantes respuestas sobre los demás temas y éste me afecta especialmente.

No hay dos personas trabajando a tiemplo completo a no ser que cuente usted a mi madre que, a sus 90 años, recuerda cómo trató y trata el opus a su hijo Fernando, hoy enfermo terminal, al que acuden a darle la comunión sacerdotes que un día fueron numerarios. Los otros, los sacerdotes de usted, tienen cosas más sobrenaturales que hacer. Aquí no hay 2 personas trabajando porque mi madre no cuenta; sólo una y ni a tiempo completo (a no ser que sea necesario)...



Dice usted: “Se reúnen, son constantes, se marcan objetivos periódicos”. En la constancia, le doy la razón. Sobre las reuniones: ¿Usted cree que esto funciona como el Consejo, Comisión, Asesoría o Delegación, donde nadie tiene nada que hacer más que reunirse para cotillear de los demás o marcarse objetivos absurdos como, por ejemplo, el de las 500 vocaciones, o las sesiones de trabajo, presididas por el entonces Vicario del Opus Dei en España, para aprobar que las numerarias pudieran llevar pantalones, donde el gran problema sobrenatural era qué hacer si el tamaño del trasero de la numeraria excedía a las medidas sobrenaturalmente aceptables? Como en Opuslibros no hay vocación de colaborador, no necesitamos reunirnos en convivencias para machacar a los que no quieran escribir. Quienes escriben no hacen votos ni compromisos de fidelidad. ¡Ni siquiera se persigue a aspirantes a colaborador! ¿Cuáles podrían ser los “objetivos periódicos”? ¿20 testamentos de ancianos moribundos a favor de la web en el próximo trimestre? Desconozco cómo hacerlo, usted podría darme clases.

Dice usted: “Los promotores de esa web parecen no acordarse de que un día, libremente, decidieron dar su vida a Dios”. Me acuerdo perfectamente de que me hicieron creer que daba mi vida a Dios y resultó que se la estaba dando a una empresa mercantil camuflada entre oratorios, sotanas y tertulias cantarinas. Puede usted enseñar la carta que escribí para que dejaran de acosarme. Tras cuatro intentos que no le gustaron a la directora de la delegación “porque el padre sufriría al leerla”, accedí, vencida y desarmada, con la foto de su tía Carmen como testigo, a escribir una carta donde le agradecía al padre lo mucho que había aprendido en el Opus Dei. Fue lo más sobrenatural que se me ocurrió y dio resultado.

Dice usted: “Los directores deben actuar con sentido sobrenatural y con humana comprensión hacia los promotores de estos enredos… aunque conste que entre los promotores haya gente retorcida y, en ocasiones, con una vida poco ejemplar”. Soy muy retorcida porque me alegro y disfruto cada vez que me envían un documento interno como el que usted distribuyó entre sus regiones, motivo de este escrito mío. Pero ahí no acaba mi retorcimiento. Cuando me escriben numerarios, agregados y supernumerarios que sufren y no saben cómo salir de esa cárcel, les escucho, me hago cargo y les ayudo en lo que puedo. Si me escriben padres de hijos adolescentes captados, les pongo en contacto con otros padres que lograron liberar a sus hijos. Si son sacerdotes que aún son numerarios, les remito a otros sacerdotes que ya son libres de la prelatura y ahora sí sirven a la Iglesia. Lo que no entiendo es por qué acuden a mí en lugar de a usted, tan sobrenatural y tan dispuesto a que la empresa no disminuya de activos. Hasta me he reunido con grupos de obispos que estaban interesados en saber algo de su obra, porque lo único que sabían es que “con el opus, mejor tenerlos de amigos que de enemigos”. Usted dirá.

Sobre “una vida poco ejemplar”, ni le cuento. Deduzco que lo sabrá usted por los informes de conciencia que tengan sobre mí. Pero he ido a peor. En contra de la nota que llegó el verano pasado a los cursos anuales de mujeres, me pongo sandalias sin temor a que ningún sacerdote normal (ya sabe, esos que su santo fundador definió como “los malos pastores”) se le revolucionen las hormonas al ver los dedos de los pies de una mujer. Qué raritos convierten ustedes a sus “buenos pastores”.

Dice usted: “También hay una razón práctica [para aconsejar que no se entre en este tipo de páginas]: evitar que se refuerce su posicionamiento en la red, pues cada visita es como un voto”.

Le aconsejo que quite las conexiones wifi de los centros y los ordenadores personales de sus dirigidos con conexión USB; invente un sistema para detectar quién entra desde sus respectivos trabajos (esos que están trabajando en medio del mundo y no en las tareas internas de la burocracia de la empresa opus) porque sus indicaciones sobrenaturales les entran por un oído y les salen por el otro. ¿Qué culpa tengo yo de que les resulte más interesante entrar en Opuslibros que en la web oficial? No es éxito de Opuslibros, es que para ustedes es imposible hacer atractivo un mensaje que aburre hasta al que coloca esos escritos. Comprendo que juegan con ventaja al sugerir sobrenaturalmente que sus fieles tengan como página principal la web oficial y “cada visita sea como un voto”, amén de otras santas argucias, pero ¿qué sería del Opus Dei si jugara limpio, también en internet?

Usted dice: “Combatimos por (Cristo, la Iglesia, las almas…), no contra quienes atacan desde otros foros”.

Ustedes no combaten ni por Cristo, ni por la Iglesia ni por las almas. Ustedes combaten por la Obra que es su empresa multinacional y que tiene muy poco que ver con Cristo, con la Iglesia y con las almas. Ustedes combaten para seguir ocultando sus prácticas y para que la Iglesia no se entere de cómo interpretan la doctrina de Cristo. Combaten para seguir manipulando las conciencias y hacer uso de lo que escuchan en la dirección espiritual: esa es su manera de “combatir por las almas”. Ustedes combaten para que no se inspeccionen sus oficinas sobrenaturales donde hay trabajadoras y trabajadores que no están afiliados a la Seguridad Social y por las que no tributan a la Hacienda pública. Ustedes combaten para no pagar a quienes piden que les retribuyan por los años en los que no adquirieron derechos laborales para poder cobrar una jubilación a la que debían tener derecho. Ustedes combaten para que los menores de edad, eufemísticamente llamados “aspirantes”, no sepan que se pueden marchar cuando quieran sin necesidad de que nadie de ustedes les dé permiso porque no van a ir al infierno. Ustedes combaten para hacer el mayor daño que puedan a Cristo, a la Iglesia y a las almas.

Yo, promotora de Opuslibros, le digo con sobrenatural entusiasmo y regocijo a usted, miembro del Consejo General: ¡Váyase a paseo!

Agustina López de los Mozos Muñoz
“Promotora” de Opuslibros.org




Publicado el Viernes, 08 marzo 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 140. Sobre esta web


Noticia más leída sobre 140. Sobre esta web:
Manual para entrar en Opuslibros sin dejar rastro en el PC.- Skyman


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.097 Segundos