Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 49 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El Opus Dei y su responsabilidad en la doble vida...- Josef Knecht

125. Iglesia y Opus Dei
josef knecht :

 

 El Opus Dei y su responsabilidad en la doble vida de sus miembros y ex miembros


En las últimas colaboraciones publicadas en Opuslibros se han hecho acertados comentarios a la penosa afirmación del documento interno Sitios web negativos, que dice: “entre los promotores hay gente retorcida y, en ocasiones, con una vida poco ejemplar”. Me ha parecido clarificador el análisis de esta frase realizado por Andrómeda (22.03.2012).

Efectivamente, la posible doble vida de algunos ex miembros, con independencia de que sean colaboradores de Opuslibros o no, al igual que la doble vida que puedan llevar algunos miembros del Opus Dei, se explica no sólo por la libertad de cada persona en cuestión, sino también por la pertenencia de esa persona a una asociación que, por caracterizarse por su doble moral (versión oficial y vida real), inocula en sus gentes el mal hábito de la doble vida, que poco a poco va calando en su ánimo. Se trata de un error moral propio de comportamientos sectarios, que en el plano de la vivencia religiosa suelen darse entre las distintas formas de “fundamentalismo” o “integrismo”...



Sin ir más lejos, Franciscus (22.03.2013) nos aportó una cita de un libro (Sobre el cielo y la tierra, 2010) del cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, actual Papa Francisco, el cual, refiriéndose a los movimientos fundamentalistas dentro del catolicismo, afirma sin ambages: “Sí, se multiplicaron unos pequeños grupúsculos restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé así y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta, explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida”.

En este orden de ideas, el mundo ha quedado sorprendido una vez más por la decisión del Papa Francisco de celebrar la misa de la Cena del Señor del próximo Jueves Santo en la “Institución Penal para Menores de Casal del Marmo” y no en la basílica de San Juan de Letrán, como ha sido habitual hasta ahora. Me parece una forma magnífica de vivir la Pasión de Jesucristo según relata el Evangelio de san Lucas. Reconocer a los inocentes y ponerse de parte de ellos, compartir con ellos la vida y la cruz es lo que hizo el que llamamos “buen ladrón” con Jesús, a quien reconoció como inocente en el patíbulo (Lc 23,39-43), y por ello ese personaje aparece ante nosotros como ejemplo que imitar, poniéndonos de parte de las víctimas inocentes. Los menores, todos los menores, incluso los que delinquen, en la perspectiva de la justicia de Dios son inocentes. Un menor delincuente es siempre una víctima, aun cuando desarrolle malas conductas, merecedoras siempre de toda reprobación; pero un menor siempre es más inocente que culpable. Ponerse de parte de los menores es ponerse de parte de las víctimas y es anteponer el Reinado de Dios a cualquier otra realidad humana. Y esto es lo que creo que hará el Papa Francisco con este gesto profético encomiable en el día de Jueves Santo, 28 de abril de 2013, un gesto que en el Opus Dei nunca vi hacer. Si en gran parte las personas, cuya conciencia ha quedado deformada tras su paso por una experiencia fundamentalista, incurren –en palabras de Bergoglio– en la doble vida, no es justo desautorizarlas mediante el recurso al “argumento ad hominem”. Su doble vida ha sido, en realidad, consecuencia no sólo de su culpa, sino también de la deformación de su conciencia acaecida en el tiempo de militancia en la institución fundamentalista (algo parecido, salvadas las distancias, a un menor delincuente). Esta institución, en cuanto es corresponsable de la situación vital de esas personas, no puede exculparse, como el documento interno cr 5038/12 pretende hacer. Es más, la doble vida de esas personas, si se da, es una prueba, entre otras más, del carácter sectario de la institución en cuestión.

Unos amigos míos, conocedores de la situación a la que me voy a referir a continuación y fidedignos en su testimonio, me contaron que, hace unos diez años más o menos, una autoridad académica de la Universidad de Navarra, a quien no conozco, protagonizó un caso espectacular de doble vida. Era considerado un numerario ejemplar, sacrificado cumplidor de todos los criterios espirituales y humanos establecidos por el Opus Dei y por la propia Universidad, trabajador y cordial en el trato. Bajo apariencias intachables de vida modélica, se descubrió que en realidad ocultaba una relación amorosa y que no era del todo fiel a los criterios de pobreza establecidos por el Opus Dei en el uso del dinero por parte de un numerario. Por eso, cuando el asunto saltó a la luz pública, no sólo tuvo que abandonar su puesto de trabajo, sino también se desvinculó de la prelatura. Al parecer, al cabo de un tiempo normalizó su situación y ya no lleva doble vida.

Cuento esta historia porque es normal que ese tipo de situaciones sucedan en el seno de una institución caracterizada por doble moral (versión oficial y vida real): los miembros del Opus aprenden e interiorizan poco a poco en su conciencia ese modus operandi, lo cual causa efectos. Unas veces su doble vida, si se da, acabará en casos escandalosos, otras veces se quedará en una doble moral de baja intensidad (es decir, sin escándalos sexuales, aunque con ciertas dosis de cinismo en otros ámbitos de la vida), otras veces, sin doble vida, muchos acaban en rarezas de carácter o enfermedades mentales; en cualquier caso, vivir en un ambiente tan enrarecido como el Opus Dei deja sin duda secuelas inmorales de un tipo u otro, de las que liberarse cuesta cierto esfuerzo (recordemos el testimonio y la consulta de “Preocupada” acerca de su marido ex numerario [4.01.2013] y la respuesta de Janabenito [9.01.2013] y la mía del 14.01.2013: un trabajo de investigación pendiente de hacer por los psicólogos es el “psicograma” de un numerario/a).

El documento interno cr 5038/12 desautoriza los testimonios y artículos de Opuslibros diciendo: “Contiene artículos de diversa entidad: algunos son puro chismorreo y se caen de las manos; otros tienen apariencia de estar bien documentados; interpretan cuestiones reales, pero desde una óptica distorsionada y carente de visión sobrenatural (por ejemplo, sobre las dificultades en la labor apostólica, sobre los que no perseveran, etc.). Cuando uno no tiene todos los datos sobre un asunto, generan dudas y desconfianza hacia los directores”. Esta observación crítica de “no tener todos los datos sobre un asunto” (es decir, datos personales) alude a que los directores disponen de amplia información sobre el comportamiento de las personas, de la que se carece en Opuslibros, dando así a entender que las dificultades en la labor apostólica o los casos de no perseverancia o casos dramáticos como los de don Antonio Petit y Víctor no se deben a desaciertos de la institución, sino principalmente a fallos morales o a errores de carácter de las personas afectadas, desconocidos por quienes no tienen todos los datos. Una vez más el recurso del “argumento ad hominem” evita la autocrítica institucional. Lo que “se cae de las manos” es, por tanto, el documento cr 5038/12, no así el libro de Bergoglio Sobre el cielo y la tierra, 2010.

Se olvidan los directores de que los miembros del Opus Dei acaban percibiendo –yo así lo percibí en su momento hace años– la doble moral de la institución (versión oficial y vida real) y la mella psicológica que esa doble moral causa en los miembros de la Obra de Escrivá –y, por tanto, en los ex miembros– en mayor o menor grado (este es un tema ampliamente desarrollado en el libro de E.B.E. El Opus Dei como revelación divina, sobre todo en el capítulo VII, “Llamados al éxito (misión y predestinación)”, pp. 395-449). Por muchos datos personales que se tengan sobre un asunto, la crítica institucional es muy necesaria máxime si se trata de una institución fundamentalista o sectaria, incapaz de vivir el sentido evangélico de la justicia y la misericordia, como nos lo explica con palabras y obras el Papa Francisco.

Josef Knecht




Publicado el Lunes, 25 marzo 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.160 Segundos