Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 71 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Artículo de Ana Azanza: La doble jerarquía.- Agustina

110. Aspectos jurídicos
agustina :

            Copio del blog de Ana Azanza “Sin miedo al Opus Dei”, el comentario que hace ella de la sentencia de Catherine Tissier. Personalmente, estoy al 100% de acuerdo.

           
            Agustina L. de los Mozos

 

 

La doble jerarquía

 

Se me ocurren un montón de títulos a la sentencia de Catherine Tissier. Capitalismo avanzado, cómo se fabrican las vocaciones de numerarias auxiliares, esclavitud divinamente justificada, delicias del antropólogo social en cuanto al estudio de sistemas de opresión en países desarrollados, el disimulo del trabajo con las excusas más excelsas, cómo saltarse la legislación laboral sin que se note.

 

¿Cómo se hacen ricos y poderosos los que lo son y siembran el temor? Explotando, haciendo trabajar a destajo a gente joven y llena de fuerzas, hablando a esa mano de obra baratísima del "servicio a Dios y a los demás". Llevando a la extenuación física y mental a mujeres jóvenes que con la mejor de las intenciones se dejan la piel por esa quimera...



En España toda esta explotación está suficientemente rodeada de un colchón social muy respetable, de mucha gente superficial que no se molesta en saber cómo se hacen las cosas, y que sólo piensa en su propio interés. Por lo cual si hay explotación laboral de numerarias auxiliares, contratos abusivos, trabajo disimulado, hacer pasar por voluntariado lo que no es sino esclavitud, no va con ellos.

 

Que hayan hecho santo al creador de las numerarias auxiliares se les debería de convertir en otro caso Galileo a los del Vaticano. Esperemos que no dentro de 300 años. Si puede ser antes mejor.

 

Salen muchas cosas a la luz de esta sentencia. 30 toneladas pesaba el dossier en septiembre de 2011 cuando el proceso saltó a los medios de comunicación por celebrarse la vista. Hoy seguro que ha aumentado algunos kg más. Pero la demanda fue presentada en 2001. Años de pelea judicial. Qué valiente Catherine, qué ejemplo nos ha dado a todos los que escribimos y nos quejamos. Francia no es España una vez más.

 

Los jueces han investigado a fondo, han ido a los lugares donde trabajó Catherine, han preguntado a antiguas alumnas y antiguas empleadas, han sacado sus conclusiones. Se han servido de los informes de la inspección de trabajo y de la seguridad social. No es posible con el personal que declara la escuela Dosnon sacar adelante el castillo de Couvrelles, tenían que haber contratado más gente. Mantener una antigua mansión campestre del siglo XVII donde caben 80 personas en habitación individual, dar alojamiento a las sucesivas tandas de convivencias no son "prácticas". Son trabajos que merecen un contrato en regla y conforme a la legislación laboral.

 

Para Dios todo es poco, y que las mismas empleadoras que abusan, son así mismo objeto de abuso por parte del politburó que las nombra directoras. Al menos tienen ese consuelo psicológico de mandar sobre otros, de ejercer un poder "que se les ha dado de lo alto". Bonita manera de perpetuar la estafa, mientras los auténticos responsables y beneficiarios a km de allí, sin ser nombrados, ellos nada tienen que ver con la esclavitud de mujeres sirvientas sin horario. Pero si viven a cuerpo de rey en Roma y en todas las asesorías y comisiones del mundo es porque otras como esta Agnès Duhail y esta Claire de Segonzac ponen la cara en el juicio, y son las responsables de captar incautas para que los que "no deben ser nombrados" viajen, alojándose en hoteles cinco estrellas especialmente acondicionados. Todo muy bonito, lujoso y grandioso porque la mano de obra sale prácticamente gratis. Un palacio no es sólo el dineral que valen las piedras, es el costo del servicio. Nada mejor que inventarse las esclavas ya no "del santísimo sacramento" sino del Opus dei. Y siempre el recurso al médico de "casa". Ya hice en su día la comparación con los totalitarismos. Está más limpio que los barracones del Lager pero de los elementos del sistema totalitario no falta uno. También es un logro que en sede judicial y en papel judicial con el sello de la Republique se hable de la doble jerarquía, otra constante de cualquier establecimiento. Al contrario que el shadow cabinet inglés, aquí es el que cuenta.

 

Me espantan los supuestos ex Opus, que dicen "no es para tanto". "No se ha juzgado al Opus Dei", cuando evidentemente lo que relata Catherine Tissier no es una excepción a lo que hacen allá donde instala sus centros de reclutamiento. Cualquier ex numeraria auxiliar o ex alumna, de España a Filipinas, se reconocería en el relato. Otra cosa es que en países subdesarrollados en cualquiera de los sentidos de la expresión "subdesarrollados", las condiciones de vida sean tales que la persona en cuestión tenga que estar agradecida de tener quien la explote. Son las barbaridades de la injusticia.

 

Ya estamos: Cuando nos vienen los merecidos sopapos, son los individuos que ponen la cara los que reciben el tortazo. La institución queda al margen. Mientras que cuando van bien dadas, la gloria del interfecto recae sobre toda la organización... Frescura a toda prueba.

Publicado en el Blog de Ana Azanza “Sin miedo al Opus Dei




Publicado el Lunes, 22 abril 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 110. Aspectos jurídicos


Noticia más leída sobre 110. Aspectos jurídicos:
Estatutos del Opus Dei - 1982


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.122 Segundos