Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 122 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Una noche sin dormir,- golferas.

010. Testimonios
golferas :

Aunque conocía esta página nunca había perseverado tanto en su lectura. Son las 8:35 de la mañana de un sábado de julio, estoy de vacaciones, mi familia sigue durmiendo y yo no he dormido en toda la noche.

La primera vez que encontré esta página me pareció una reunión de damnificados, un desahogo para un montón de resentidos. Yo fui agregado durante la mitad de mi vida hasta el principio del tercer milenio de Nuestro Señor; pero me fui sin rebotes (sin enfado). Había vivido muchas experiencias desgarradoras de gente a las que quería y no sabría si volvería a ver, y se fueron después de mucha insistencia para que perseveraran. Yo también formaba parte de esa resistencia al abandono, que entendía como un dejar a la familia, y sabía como funcionaba. Conocí situaciones que convirtieron en renegados a algunos y a otros los forzaron a odiar al Opus Dei. Cuando me tocó a mí me armé de valor, pero me propuse no abandonar dando la espalda. Al fin y al cabo había sido mi vida, mi elección. No iba a hacer el responsable del drama a nadie. Me iría con la cabeza bien alta, por la puerta grande. Con respeto a una institución que venía de las manos de Dios. Al final, fue un verdadero sufrimiento aunque lo llevé bien. Sabía a qué me enfrentaba.

Durante bastante tiempo desconecté del todo con la Obra. Suele ser así. Reconstruí mi vida en un tiempo que me parece corto. Pero, aún conservo remalazos, maneras de familia podríamos decir. Después de un tiempo, unos 10 años, y gracias a las redes sociales he conectado con gente a los que sigo queriendo, ya sean de la Obra o hayan dejado de serlo antes o después de mi salida.

Por estos motivos me pareció, al principio, que esta página era el desagüadero de una panda de atormentados conducidos por el odio.

Esta noche, sin embargo, ha sido más enriquecedora y he visto que no es así. Ha sido muy divertido y he descubierto también situaciones terribles.

Me ha sentido especialmente identificado con "sarnoso". Me ha parecido muy fresca su serie sobre los distintos Opus Dei que vive un numerario. Ya he dicho que yo fui agregado. Aunque no coincido en su visión de "vividores" que se formó de los agregados; el resto de lo que cuenta es la vida misma de la evolución de un numerario de Sevilla. Las expresiones son "tan familiares". Además yo soy de Córdoba, de la misma delegación, y reconozco lugares, situaciones y personajes como si lo hubiese vivido ayer.

Quiero agradecer la iniciativa de esta página y el seguimiento y aportaciones de tantos "hermanos". Me ha parecido un trabajo importantísimo, de gran esfuerzo, con rigor y documentación.

Quiero asimismo pedir disculpas a aquellos que ofendí con mi insistencia y mi posterior indiferencia cuando se iban de la Obra. A alguno en concreto lo tengo como una espinita clavada porque no he tenido ocasión de volverlo a encontrar en el camino de la vida; no he podido mirarle a la cara y mostrarle mi afecto. No creo que sea este el medio para buscarlos, pero sí el lugar para expresar lo que siento.

Espero seguir esta publicación y poder aportar mi grano de arena.

Golferas




Publicado el Lunes, 29 julio 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.855 Segundos