Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 69 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: La herejía de los puros.- coplasuelta

125. Iglesia y Opus Dei
coplasuelta :

Algunas de mis aportaciones a la web se han dedicado a desmontar las coartadas ideologicas que, muchos grupos de la Iglesia, han desarrollado. Su ansia de hacer de la Iglesia parte de sus intereses políticos, simplemente, apesta. Me he encontrado que esa ideologización es mucho más profunda de lo que creía. Fue escuchando al Papa Francisco, en un encuentro con la CELAM, que explica hasta cinco de esas reducciones ideológicas. El discipulado misionero se ve tentado, según sus palabras, siempre. El mal espíritu aparece en estas formas. Se reducen a la ideologización de la Iglesia. Hay que elegir el "ver" como discípulo, no otra visión extraña al evangelio...



La primera que nombra socializante, que va del liberalismo hasta el marxismo. Según que épocas y lugares, estamos en uno u otro lado. La otra ideologización psicológica al hacer del encuentro de Jesucristo como una experiencia inmanente. Son corrientes espirituales que no terminan en el Señor. Tercero, la propuesta gnóstica, de espiritualidad superior, que aparece desde los primeros cristianos. Son los católicos ilustrados, herederos de la Ilustración. Estos proponen "que se casen los curas, que se hagan curas a las monjas, que se de la comunión a los divorciados" y no van al fondo de las cuestiones, vienen del Mundo con sus promesas vacías. La corriente pelagiana, restauración de conductas superadas, que ni la cultura es capaz de entender. Exagerar lo doctrinal y lo diciplinar. Busca recuperar el pasado perdido. "La Iglesia es un desastre". Y sólo ven un final de este caos para que se renueve. Esperan que se hunda para tomar el poder lo antes posible. Otra ideologización es el funcionalismos: se reduce a la eficacia. Reduce a la Iglesia en ONG, en la eficacia por el progreso medible. Se produce la elefantiasis de la Iglesia con cientos de funcionarios en las Diócesis. La eficiencia empresarial, en definitiva. Otra ideologización es el clericalismo que recoge otra forma de ideologización para crear comunidades cerradas. Curas que optan por una de las soluciones reduccionistas y crean grupos cerrados. Nuestro Papa dice que hay algunas más.

Sigue hablando y habla del Hoy, dónde nos jugamos la vida Eterna. Sólo el Hoy es el real. O hay una Fe, Esperanza y Caridad hoy, o no hay nada. No podemos esperar, añado con toda humildad, que se cumplan las esperanzas de una ideología, a que se cumpla, para ver el Reino de Dios en nuestras vidas. Los vacíos que detectamos en nuestras vidas y en la Iglesia, es la omisión de la realidad concreta en la que no estamos, ya, presentes. Y esa es la llamada del Papa a las periferias existenciales: salir del centro ideológico y conocer lo real inmediato. Por otro lado, ha ocurrido, al lado de lo anterior, algo que me sobrecogió sobre manera. Llevo varios años diciendo a diestro y siniestro, que no se puede ser de derechas por lo mismo que no se es de izquierdas.

De forma dirigida, buscada, rebuscada, planeada y odiosamente perpetrada, se hicieron los encontradizos dos personas para hacerme, lo que ellos llaman, una corrección fraterna. Me acusaban de algo que jamás he opinado o creído: no admito la existencia del pecado, del Mal y del Demonio. Me suena sentencia de una universidad medieval ante un Obispo o un Tribunal. La reducción de mi manera de pensar y creer a un defecto sobre la ortodoxia, mintiendo, difamando e injuriando, es propio de la prelatura. Sin duda. Me han escuchado defender y demostrar, el reconocimiento de la prelatura como una secta organizada, en el sentido más clásico y, por tanto, más libre y responsable de estar fuera de la Iglesia, y que sólo pretende conseguir unos fines ideológicos, que podemos situar en el pelagianismo tal y como lo describe el Papa, como la vuelta atrás, es tomar a la prelatura por un grupo hereje y fuera de las lindes ya no sólo de la doctrina, sino de la propia vida de la Iglesia. Como eso proviene de mi convicción de que todas las formas de tradicionalismo son condenas por la Iglesia como lo ha sido la Teología de la Liberación, he defendido esta forma de ver las cosas siempre. Como a su vez eso se ha concretado en muchos países en formar parte de partidos de derechas, la cosa ha tenido consecuencias directas sobre la vida de los demás. Se ha aplicado esa visión herética y sesgada de la Fe, la Moral y la política, de forma que ha pasado de ser una secta más o menos interna de la Iglesia, a un grupo de presión político y económico en no pocos países. Lo es de la mano de partidos que son de derechas como el sandinismo, por ejemplo, era de izquierdas y tenía coartadas morales por parte de algunos miembros de la Iglesia. Ahora mismo, tal y como se hace política desde la izquierda, existen reservas morales muy graves para poder defender esas posturas. Ahora mismo, por la misma razón, hay reservas morales muy graves para ser de derechas. Tan graves como para explicar que ya esta bien de aborto, divorcio, y demás mandangas, que la dignidad del ser humano atraviesa toda la vida y que esa no se pierde, como lo hace la prelatura, nada más nacer por pertenecer a un sexo, clase social, raza, cualidades físicas, intelectuales o espirituales.

Así que como siempre, de forma ladina, injuriosa, difamatoria, sin presentar cara, para tener que defenderme de lo indefendible, para entretenerme con sandeces de moralinas trasnochadas, la prelatura acuda, miente y difama para poder silenciar algo que es más que evidente: nada de la prelatura es de Dios. Y llegó el tremendo consuelo. No sé si cruzarán media Europa para hacerle un corrección fraterna al Papa. Lo verán ya como un accidente que durará 20 o 30 años. Si no lo matan antes, que planes habrá. Física o moralmente o con la pasividad de quien tiene un grano en el trasero. Lo hacen con los de su sangre y con los de su familia espiritual ¿qué no harán con quien es la encarnación de la corriente del Mal que son los progres, masones y judíos? Pero ya han recibido la primera noticia los cipriani de turno. Por eso, en medio de esa polémica sobre mis opiniones, hace pocos días, muy pocos, el Papa ha dicho, con toda claridad, que jamás ha sido de derechas. Alguno dice que esa es la cualidad de los santos, de estar por encima del bien y el mal, por encima de derechas e izquierdas. Esta claro que, entonces, algún santo no lo es, y cierto que no, pero, a la vez, ser santo es estar enfrente de derechas y de izquierdas. Si el Papa hubiera querido explicar mejor lo dicho, ha tenido tiempo y manera. Jamás ha sido de derechas, punto. Y millones de católicos jamás hemos sido de derechas y, por el mismo motivo, de izquierdas. Hasta que no se vea como un reducción antropológica el pertenecer a una ideología, no se acabará de entender el ser católico, cristiano.

Ahora, todo queda en su lugar primigenio: Pueblo de Dios, sacerdotes y obispos. Todo lo que no sea ayudarnos a los que ni tenemos vocación, ni carisma, ni dones especiales, la inmensa mayoría, es usar categorías ideológicas. Y en esa misma charla de la CELAM habla de las heridas. La Iglesia tiene que ser el hospital de campaña de los heridos por la guerra. Y esa es una realidad clara. Heridos por el Mundo y por esos hermanos que, siguiendo a la ideología de turno, han manipulado, usado, violado, descentrado, herido, a tantos por un ideal que no es el Evangelio. Y en ese mismo momento ha proclamado el Papa que ya esta bien de aborto, divorcio, y demás insistencias doctrinales, condenatorias, moralizantes, son un ataque directo a lo que la Iglesia cree y proclama. Son reducciones interesadas.

 Mi primera reacción fue de alivio y de sanación de mi alma. En el ambiente tóxico y envenenado en el que me ha tocado vivir, este Papa ha venido a ser el giro de la puerta para que se abra la Iglesia hacía su misión esencial. La segunda reacción, que es la segunda vez que me ocurre, es la de sentirme herido. No dolido. Herido. Resucitado de los males de la prelatura pero herido. Son heridas de guerra, como dice el Papa. Heridas del Mundo que han sido de la prelatura por formar parte de ese Mundo. Heridas que me pillan mayor y cansado. Mucho. Y algo de "demasiado tarde" ha entrado en mi corazón como tentación del Demonio. En términos de Eternidad, del Hoy de Dios y de nosotros, son heridas de victoria, de Amor y de especial predilección.

Ahora veo mi vida, a mi esposa e hijos, como tarea, como encuentro con Dios y el Señor. Como un viejo combatiente, cojeando y lento, sólo puedo hacer como hace ya unos años: dejarme llevar. Ahora sé como antes que es el Señor el dueño de mi vida de forma tan real y concreta como puedo serlo yo o más. El Papa Francisco ha trazado una línea. Me he quedado más cerca de esa línea que toda la prelatura en décadas de vergonzosa existencia. No tenía por qué ser así, pero así ha sido mi fidelidad a Dios y la Iglesia, por mucho apóstol de la sonrisa fácil y mucho sargentucho metiendo broncas sin sentido. Podría haberme pasado toda la vida, morir, sin haber participado de estos momentos. Como tantos otros. Por eso estoy aún más agradecido. Siempre he creído que la prelatura es un invento clerical, totalitario, sin ninguna relación con la Iglesia, nada más que formal, y que sólo la debilidad momentánea de esa misma Iglesia ha permitido el desarrollo de esta barbarie más allá de lo esperado. Ahora entiendo, perfectamente, que Benedicto XVI no encontrara fuerzas para realizar lo esperado. Nos hemos entretenido mucho con el socialismo y se nos ha colado su simétrico por el otro costado.

Hace pocos días, habló el Papa del proselitismo con palabras duras. No le quedan décadas que redimir a la prelatura por engañar a tanta gente buena. Habló de la verdad absoluta que sólo puede ser la Verdad en relación con quien es esa Verdad, Jesús. Esa relación que dinamitan los grupos totalitarios. Y habló de que no se puede volver atrás. Para ser católico no hacer pasar por criterios de vida la moral enlatada en manuales del siglo XVII. No se puede obligar a un arquitecto a construir su profesión con los métodos de los romanos o del barroco. No sólo es ridículo. Se deja a la almas al pairo de la indigencia moral, intelectual, teológica, psicológica y personal para toda la vida.

Como conclusión diré que la clarividencia con la que veo a la prelatura como un monstruo adquiere ya tintes preocupantes. O se deshace como la gerontocracia de los países comunistas o se erigen en lideres naturales de la peor reacción conocida en la Historia de la Iglesia. No sé en que nivel de rabia están ahora las maquinarias. Ante la perplejidad han reaccionado siempre con más condenas, más cerrazón y más pastillas. A los que estáis dentro, agarraos los machos. Vais a pagar el pato, como siempre, de la soberbia de grupo herido. Si, por ejemplo, por cada centímetro de más que enseñan las mujeres, se bajan dos centímetros las faldas de las miembras, no sé que os empezarán a dar esos sectarios como medicamentos contra las infecciones de la Roma.

Coplasuelta




Publicado el Viernes, 04 octubre 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.118 Segundos