Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 55 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El Papa me ha aclarado una duda.- Al Chile

125. Iglesia y Opus Dei
alchile :

El Papa me ha aclarado una duda

Al Chile, 11/10/2013

 

"Los jefes de la Iglesia han sido con frecuencia narcisistas, adulados por sus cortesanos. La corte es la lepra del papado", señaló Jorge Bergoglio en una larga entrevista.

Estas palabras del Papa me han ayudado a entender por qué el opus a pesar de la pérdida de gente, juventud, casas o centros, identidad, sentido, valores, humanidad y un largo etcétera, sigue teniendo mucha influencia en la Iglesia al grado de que le hace un daño formidable pues lo único que no pierde es dinero, poder y los frutos de éstos que entrega a la Iglesia.

Hace unos días me enteré del “Congreso Internacional: San Josemaría y el pensamiento teológico”.

 

 

Mi sorpresa infinita pues NUNCA, NUNCA, NUNCA en mis más de treinta años en el opus, con fundador vivo o muerto escuché hablar de su pensamiento teológico. Es tanta mi sorpresa que por eso deseo escribir lo siguiente para dar mi opinión…



Siempre se hablaba de la santidad del fundador pues lo querían en los altares, ya luego entendí que a fuerzas y comprado con relativa facilidad. Pero una vez que lo han logrado sus administradores en jefe quieren más, lo quieren Doctor de la Iglesia y para eso primero hay que crearle un pensamiento teológico que nunca tuvo ni necesitó pues no lo usaba ni quería. De hecho en uno de sus escritos, que nos decían era de su mayor madurez espiritual, La homilía hacia la santidad dice: ¿Ascética? ¿Mística? No me preocupa. Sea lo que fuere, ascética o mística, ¿qué importa?: es merced de Dios, no creo que esto sea fruto de un pensamiento teológico sino de unas cuantas ideas simples con las que se manejó y manejó la vida espiritual propia y de tantos, con una teología de “Juan el lechero”.

Me contaba un eclesiástico en tono de broma que Juan Pablo II perdonó de la existencia, la muerte y la fama de santidad, requisitos indispensables para beatificar a una persona, a los siguientes personajes: Existencia a Juan Diego, muerte a Maciel pues lo exaltó en vida y santidad a Escrivá. En lo personal creo en la existencia de Juan Diego pero de los otros dos creo que es más cierto que broma.

Escrivá, por lo que he comenzado a comprender al leer el abundante material que ofrece OpusLibros, era un cura “Administrador”, un fundador que luego administró su institución. Para Del Portillo, su único deseo era hacer lo mismo que su fundador y así consiguió la santidad de su fundador cosa que le ha significado conseguir su propia beatificación. El actual prelado que desea imitar a los dos anteriores pues también administra de forma “light”, por medio de terceros y al menos ya consiguió la beatificación de su antecesor. Así seguirán los prelados de la única prelatura de la Iglesia: administrando la santificación de su antecesor para conseguir la propia y luchando por obtener los suficientes recursos para pagar el proceso y a quién deban de pagar en la corte vaticana.

Esto de los prelados administradores de la única prelatura lo escuché directamente del prelado actual. En una tertulia con unos pocos, el padre notario decía a su padre obispo prelado: “Ya no me quedan muchos años y quiero ser mejor sacerdote y para eso administrar los sacramentos, atender a los fieles, la normal cura de almas pero todo eso lo tengo reducido al mínimo por mis encargos”; su obispo lo interrumpe diciendo: “pues yo lo tengo reducido al máximo. El trabajo de Villa Tevere me tiene ocupado todo el tiempo”. Por eso ser prelado del opus es ser un administrador de tiempo completo entre papeles, firmas, sellos, despachos y reuniones plenarias. Nada de sacramentos, teología y almas.

Al terminar una charla que el prelado nos dio a finales de agosto de 1995 en el CIES a directores de delegaciones, se acercó el vicario general de la obra –el que pidió nunca ser nombrado en ésta página- y dijo: “padre, ha enviado la carta mensual (no recuerdo bien el nombre pero era un sacerdote con dos nombre de pila como Luis Juan o Juan Fran o José Juan o Luis Fer o Juan Jo o Fran Fer o Juan Fer, uno de tantos que habría por esa época en Villa Tevere pero que tenia por encargo escribir las cartas del prelado) la he leído y he hecho algunos cambios, ¿la quiere ver? mientras extendía las hojas con la mano para entregarlas a su prelado. Yo alcancé a ver unos cuántos garabatos hechos en el papel por el vicario general. Entonces, el administrador máximo del opus estiró la mano para rechazar la carta mientras decía: no, envía el Fax a Villa Tevere para que la manden a las regiones. Por tanto me consta que el padre- prelado-administrador del opus, NO, repito, NO escribió, tocó y menos aún leyó la carta que envió dizque a sus hijos con fecha 1 de septiembre de 1995 desde la ciudad de México. Eso de delegar lo entiendo de un administrador pero no de uno que dice ser padre y prelado de prelatura a quienes dice escribir al menos una vez al mes una carta confusa, profusa y difusa como decía el Padre José Luis Massot.

A este administrador lo conocí cuando vino junto con su fundador en 1970 a México, quería pasar desapercibido y lo logró al grado que José Inés un día lo corrió de una reunión pensando que era uno más. Cuando vino con del Portillo en 1983 y 1988 pasó de noche. Yo como director lo traté de cerca en 1995, 1999 y 2001. En todos esos viajes nunca oí a ninguno de los presidentes o prelados del opus hablar de teología. Todo era cómo buscar qué hacer para que el opus creciera y tuviera más, más, más. De Echevarría lo recuerdo como una ladilla, haciendo bromas bobas y desatinadas. Una se puede ver en la tertulia de numerarios en el IPADE en 1995. Al primer numerario que le hace una pregunta le dio un descontón que con ver la cara del muchacho se puede adivinar el tino del prelado. En 1999 un chico ecuatoriano que vivía en el CIES le dice. “Padre, me llamo Lucas” a lo que el bromista contesta “¿el de las pelucas?”, cara de molestia del chico al grado que cada vez que se vieron el prelado le pedía perdón. En una comida uno que era vocal de san Miguel en la delegación de México le dice: “Padre, soy memo”. Aclaro que en México memo es la manera cariñosa de nombrar a quienes se llaman Guillermo, en otros países significa tonto mentecato. Pero el prelado se la pasó diciéndole que no se dejara nombrar así y mil cosas que interrumpieron la conversación. En fin que si de algo podemos estar seguros es que el prelado no tiene nada de intelectual y sí mucho de un mal bromista.

Si un obispo prelado no tiene tiempo de atender almas por administrar su institución pues menos puede hacer teología. No recuerdo haber oído comentar nunca sobre la teología del fundador, en cambio sí mucho sobre la administración que hacía de la cosa.

Por ejemplo, jamás en los semestres y cursos anuales que hacen los miembros del opus en los que fui alumno o director, o en las convivencias que asistí de supernumerarios y agregados, donde se imparte la cosa esa que dicen en el opus que es teología, escuché hablar del pensamiento teológico de san fundador. Tengo muy presente una materia de Teología impartida a mediados de los años noventa del siglo pasado dada durante tres semanas por un sacerdote pelirrojo que estudió medicina: "Vitin“, criticar a todos los teólogos del siglo XX comenzando por Ratzinger von Balthasar, Congar, Rahner, de Lubac, hasta Guardini y decir que no había teólogos de doctrina segura y nunca, pero nunca mencionó que el fundador fuera un teólogo y menos que tuviera pensamiento. Hubiera sido lógico que lo mencionara pues por falta de buenos teólogos en el s. XX pues es fácil resaltar ante un público cautivo como los del opus la teología segura, innovadora y fabulosa de san fundador, pero nada, nada nada sobre el pensamiento teológico del santo de Basbastro.

Años después Vitin y otros directores gustaban contar que Ratzinger tenía mucha confianza en el actual vicario general del opus y, que en ocasiones cuando salía del Vaticano, le encomendaba cuidara la Congregación para la doctrina de la Fe y que era el mejor teólogo en el opus, pero nunca mencionaron que diera continuidad a la teología del santo o que abrevara de sus fuentes o algo parecido.

También recuerdo un sacerdote que en los años ochenta era el director espiritual del CIES, se cree intelectual pero desde que lo mandaron a Monterrey le bajaron los humos, decir en una clase que no había pensamiento teológico seguro en el s. XX, que la cultura occidental dependía del pensamiento de Jürgen Habermas, que si él fallaba la cultura occidental fallaba y corría el riesgo de caer en el caos. No había teólogos cristianos que la pudieran salvar. Desde luego ni una palabra de Escrivá.

Bueno, ni en la Universidad Panamericana y su escuela de negocios en las clases de FIO, Fundamentos Ideológicos de Occidente, que era una combinación de Teología y Filosofía que se daba a todos los alumnos que pasaban por sus aulas, nunca pero nunca se dio una clase sobre cualquier forma de pensamiento del fundador o primer promotor y creador de la universidad. Sería lógico que la universidad diera esas clases si es que tuviera un pensamiento teológico o filosófico siendo que no confiaban en los teólogos del s. XX y era una forma de resaltar la figura del santo de marras.

Los años que viví con Casciaro nunca habló del pensamiento teológico de su padre espiritual. Pedro menos lo podía hacer pues no tenía pensamiento, eso lo sufrí muchas veces junto con el difunto licenciado Jesús Hernández Benavidez que en diciembre pasado cumplió un año de fallecido. Por cierto el año pasado también falleció en ese mes el agregado Rodolfo Carlos Aguilera y el pasado 2 de octubre falleció el muy enfermo Padre Alejandro Woessner Aranda Díaz en su casa de Montefalco después de muchos años de estar postrado en cama.

El ya muy enfermo padre notario, AP, se entendió muy bien con san fundador por su pensamiento en derecho canónico y dedicó toda su vida y fuerzas a estructurar el derecho de la prelatura. Después de la muerte de del Portillo, AP quedó en el equipo desplazado por los teólogos revisionistas del ropaje jurídico de la obra que se le treparon al actual prelado y el pobre notario se amargó mucho mucho. Lo vi por televisión durante la toma de posesión del presidente mexicano el 1 de diciembre pasado. Estaba en una silla de ruedas y trató de saludar al presidente que no vio a su antiguo profesor de derecho civil y sacerdote canonista, que le anuló el matrimonio a la actual primera dama de México.

Dos numerarios mexicanos que llevan más de veinte años dando clases en la ahora Universidad de la Santa Cruz en Roma nunca, nunca, nunca supe que dieran una conferencia sobre el fundador y menos de su pensamiento teológico o filosófico. De hecho uno es especialista en el escritor y pensador mexicano Octavio Paz, pues al no haber teólogos de confianza en el s. XX mejor adoptan y se especializan en un pensador que se dice ateo y por lo mismo menos peligroso para el opus.

Hasta 2009, las revistas de propaganda interna del opus: Crónica, Noticias, Obras, jamás ofrecían algún artículo sobre la teología de su fundador. Sí de padres y doctores de la Iglesia fuera de toda sospecha de mala teología. Esas revistas serían ideales para crear un ropaje teológico al santo pero hasta esas fechas en que yo las vi eran pura propaganda barata.

Y es que el opus no necesita teología. Con obedecer es suficiente. Hace años platicando con “Fiolito” el anterior consiliario en México, le decía que acababa de estar en un curso de retiro predicado por el padre JJJ, prédica simpática pero nada espiritual, que prefería los que daba el Padre Ricardo Manuel S., más espirituales y que te llevan a buscar a Dios. Fiolito me contestó: “pues sí, el Padre Ricardo es espiritual y te acerca a Dios pero JJJ es obediente y lo que importa en el opus es ser obediente”. Por eso el Padre Ricardo sigue apestado, relegado y olvidado y JJJ sigue siendo chistoso.

Los más audaces y fanáticos de la cosa comparaban al fundador con San Pablo y que eso lo había dicho Paulo VI al que no tragaba el fundador, pero nunca se atrevieron a decir que tuviera pensamiento teológico porque mucho pensamiento no es que tuviera. Ahí están los testimonios de Panikkar y Antonio Pérez Tenessa. Y la comparación con San Pablo venía a cuento por los viajes y extensión de su fundación, no por la profundidad en la doctrina.

Como ya se ha comentado en OpusLibros, en la obra no soportaron lo dicho por el teólogo von Balthasar, sobre el fundador del opus que puede verse aquí y que como mencionó algo sobre la pobre espiritualidad del fundador mejor lo silenciaron junto con toda la teología del s. XX y lo que va del XXI ha dejado de tener interés, por eso ahora quieren su propio teólogo-fundador que harán al vapor.

De hecho donde más se ha escrito de la supuesta teología del fundador es aquí mismo, en OpusLibros, sí. Pongan en un buscador, digamos el de google lo siguiente: Teología del Padre Pedro Poveda y Escrivá y verán que aparecen dos o tres decenas de escritos aquí publicados. Al leerlos queda claro que Escrivá simplemente copió a ese sacerdote.

Por el contrario, si en un buscador de páginas de internet ponen: pensamiento teológico de Escrivá, vuelven a aparecer los mismos artículos y otros que no gustarán nada a los supuestos teólogos de la cosa.

Por todo lo anterior, no veo cómo se puede decir que el fundador y los ahora obispos prelados tienen pensamiento teológico cuando han sido simple y llanamente unos administradores de santidad de su antecesor para ellos mismos poder tener méritos para su propio proceso de santidad. En resumen nunca escuché juntas las palabras Escrivá de Balaguer y Teología. En cambio sí oí juntas las palabras opus, obra, prelatura, Escrivá y Derecho Canónico.

Con todo lo anterior ahora nos sale el opus con que hay un pensamiento teológico en su fundador y que merece un congreso cuando lo único que quería eran personas que le obedecieran ciegamente pues eso es lo importante dentro de la cosa.

La opus está realizando ejemplarmente lo que dice el Papa Francisco sobre esa corte de aduladores de personajes del vaticano en la que el opus tiene un primerísimo lugar. La cosa está aprovechando su poder económico y de influencias, que ese no lo pierde, al contrario crece cada día, para entrar como cuchillo en mantequilla de los funcionarios vaticanos ofreciendo dinero y favores para conseguir sus aviesos fines.

Un sacerdote ordenado en la diócesis de México que fue muchos años numerario, comentaba que el opus tiene comprados obispos en México por los favores económicos que le hace por medio de supernumerarios y cooperadores porque eso de que el opus dé dinero a los obispos olvídense. Este sacerdote evitó que el opus hiciera daño en su parroquia pero la mano larga del dinero de la cosa es invencible en la corte mexicana de la que habla el Papa.

Después de que consigan hacer a su fundador Doctor de la Iglesia, ¿qué seguirá? Hacerlo otro dios, la cuarta persona de la santísima cuaternidad? Y así como tranquilamente el opus dice que el obispo peruano caído en desgracia es de la sociedad de la santa cruz pero no de la obra aunque el nombre completo y oficial del opus sea: prelatura de la santa cruz y opus dei, así tranquilamente le creará, de la nada, todo un cuerpo teológico a su fundador. También la obra hará el vacío al otro obispo amigo del opus al que un juez le pide reconocer a su hija y no volverá a ser nombrado dentro de la cosa.

Es una lástima ver a tanta gente estupenda, del opus o cooperadora, cómo con sus buenas acciones ayudan al maligno que tiene a la prelatura como uno de sus mejores instrumentos para dañar a la Iglesia, haciendo esas cosas que comenta el Papa y que la dejan muy lastimada por años y años.

Lo positivo es ver como la pequeña y pobre OpusLibros sigue guiando la agenda de la obra, ya que hurgando en ésta página los informantes del aop se han dado cuenta que se ha estudiado más la vida, escritos y origen de la supuesta teología del laicado de san fundador en esta web que en sus colegios, universidades e institutos por lo que ahora tratarán de remediar inventando por todo el mundo congresos teológicos como el que menciono. Al menos espero que en estos encuentros reconozcan la formidable influencia del padre Poveda en la supuesta teología del laicado de Escrivá.

Lo digo al Chile

alchilemexico@gmail.com




Publicado el Viernes, 11 octubre 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.159 Segundos