Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 51 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Explicación no pedida…- Laotra_orilla

125. Iglesia y Opus Dei
laotra_orilla :

Explicación no pedida… acusación manifiesta. Así dice un viejo dicho y que se aplica totalmente a las explicaciones que han comenzado a dar tanto el prelado como los medios oficiales de la prelatura, acerca de la beatificación de Alvaro del Portillo y del lugar y la hora donde se va a llevar a cabo. Se vuelve a repetir la historia pero ahora con otro Papa y en circunstancias bastante distintas. La distancia de 22 años pesa y mucho en el ánimo de la gente.

Felicito a Ignaki por su último artículo: Los peregrinos a Tierra Santa no buscan los lujos del Opus me parece muy acertado y claro, da en la “diana”. Sólo quisiera añadir algunos comentarios más.

Para empezar, de pronto me sentí transportado a hace 22 años cuando se anunció la beatificación de Josemaría y empezó el revuelo universal, en el sentido más amplio de la palabra, pues comenzaron a aparecer en la prensa, en la radio, en la tv, cantidad de información y entrevistas de todo tipo y colores y en más de una de ellas se ponía en entredicho la fiabilidad del proceso. Había quien decía que era necesario frenarla y puso en jaque a todo mundo, desde la cúpula de la obra hasta el último que estaba consiguiendo no sé cuántos duros que le faltaban para poder costearse su “pase” a Roma y en primera fila. Recuerdo que fue una movilización “universal” y un saqueo a las arcas de los centros y de tantos supernumerarios y cooperadores y “amigos” como nunca, para poder estar ahí presentes dando testimonio de la vida santa del fundador.

Me acuerdo que días antes pasamos un buen grupo de numerarios con chicos de San Rafael por Madrid provenientes de muy lejos y llegamos a dormir a un “apeadero” de agregados en un barrio cerca de Tajamar. Ahí, en la típica tertulia montada en el momento, nuestros anfitriones nos contaron que había sido esa semana, antes de la beatificación, muy intensa ya que un grupo de inconformes le habían pedido al Papa Juan Pablo II que parara esa beatificación y que él le había dicho a don Alvaro que no se preocupara, que lo importante era llenar la Plaza de San Pedro y que eso era más que suficiente para testimoniar la devoción al futuro beato. Fue una semana por tanto de invitar hasta el apuntador que iba pasando por la calle, montarlo en un autocar y ya está, directo a Roma. Algo por el estilo pero ya con “experiencia y colmillo” sucedió con la canonización, allí sí que había que batir records pues acababa de pasar la del Padre Pío que había sido multitudinaria y ésta no se podía quedar atrás. En esta ocasión invitamos hasta las sombras que pasaban por la calle pues había que dar un testimonio mayor al mundo entero. Era muy importante poner en alto al que sería llamado el “santo de lo ordinario”, y había que hacerlo con una manifestación “extraordinaria”, aprovechando ese “gran poder de convocatoria” que tenía el santo de Barbastro, no de “Balaguer”.

Todos recordamos ese momento triunfal en el que el Papa lo proclamaba nuevo santo; su nombre inscrito en el número de los santos. Y recordamos ese otro momento único e irrepetible, nunca visto en la Plaza de San Pedro: el desfile de mil paraguas blancos acompañando el momento de la comunión. A este propósito me comentaron que tiempo después, del Vaticano pidieron a la prelatura estos paraguas en préstamo para una ceremonia y al parecer no sé por qué razones pero no fueron prestados… Quizá ahora sí vuelvan a salir en la tan esperada beatificación.

Me comentaba un amigo que estudia en una de las universidades de Roma, que tuvieron una conferencia con un profesor de Derecho Canónico y que éste les comentaba el desorden tan grande que hay en la Congregación de la Causa de los Santos, pues en muchas ocasiones las biografías que envían de los futuros beatificados o canonizados no tienen nada que ver con la realidad y las que proceden son las causas de las instituciones ricas pues es necesario pagar a los peritos y no todo mundo lo puede hacer. Estudiaron algunas biografías, entre ellas la de don Alvaro, y el profesor les invitaba a que sacaran sus conclusiones. En este caso el problema está muy claro pues la obra es juez y parte ya que hay un buen grupo de gente de la prelatura que trabaja en esta congregación. Al parecer ya el Papa Benedicto había comenzado a meter orden en este dicasterio.

Pero volviendo a nuestro tema. Creo que el prelado ha dado una serie de explicaciones innecesarias que en el fondo esconden algo, da la impresión que la cosa no fue nada fácil.

Por otro lado, en lugar de promover una participación masiva habría que invitar a la obra a que siga el ejemplo del Papa Francisco en dos ocasiones, una cuando fue nombrado Cardenal y la otra Papa. Francisco pidió a las personas que pensaban viajar a Roma a dar ese dinero a gente necesitada que hay muchas, que no era necesario gastar. A una persona no la hace más beata por la mayor o menor afluencia de fieles en su ceremonia de beatificación. Qué bueno sería que el prelado sacara un “decreto” en el que pidiera a toda la gente que piensa viajar a Madrid y a Roma, que entregue ese dinero, no a la obra, por supuesto, sino a algunas instituciones de la Iglesia que trabajan por el bien de los más necesitados y que siempre andan en busca de dinero. Ni tampoco a los planes de Harambee Africa International pues son ellos mismos y capaz que…

Por cierto, me imagino que en estos días la cúpula de la obra ha de estar muy al pendiente del capítulo general de los legionarios y de todas las reformas y modificaciones que van a hacer a sus constituciones y a su espiritualidad. Va a ser muy interesante conocer los resultados pues si ambos son una copia y lo que cambia es solamente la nomenclatura, lo que ellos concluyan y los cambios que introduzcan seguramente les pondrán a temblar y más pensando en la maldición que pesa sobre el que ose cambiar algo del “espíritu”. No podemos olvidar que esta maldición es una de las intervenciones más gloriosas del futuro beato.

Desde La otra orilla.




Publicado el Lunes, 27 enero 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.188 Segundos