Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 52 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: La responsabilidad de los obispos.- Carmen Charo

125. Iglesia y Opus Dei
carmen charo :

Me uno a las palabras de Josef Knecht y opino con él que los obispos españoles son muy muy responsables de las innumerables víctimas que va dejando en las cunetas el Opus Dei. Y quisiera además ponerle un nombre y es el del obispo actual de Vitoria-Gasteiz, Miguel Asurmendi, que jamás podrá decir que no sabía.

Se acaban de cumplir 8 años de una entrevista personal mía con él, informándole de las “bondades” de la prelatura y dejándole una copia de  los estatutos de la misma y del escrito de Oraculo “La libertad de las conciencias en el Opus Dei”. Para más inri vive exactamente enfrente, como a 30 metros del club de los chicos y tenía cordial relación con alguno de los numerarios que allí viven. Yo le invité además a cruzar la calle, y sin avisar llamar al timbre del club. Seguro que no sería nadie del consejo local quien le hubiera abierto la puerta, sino algún imberbe adscrito. Le animé a que tuviera una profunda charla con el imberbe que le abriera la puerta y constatara por sí mismo la libertad y firmeza de la vocación de estos adolescentes. Pero como era de esperar nunca me hizo caso, ni me lo hará.

Espero que estas letras mías le lleguen y piense en lo que digo. Si todos estos obispos fueran de verdad pastores que velan por la salud de todas sus ovejas harían algo por conocer la vida real de las personas del Opus Dei y no consentirían los abusos que cometen. En esa ocasión también le dije que no sentía a la Iglesia como mi familia, que me sentía maltratada por ella y que me quería ir. Lejos de comprenderme y arroparme, me echó encima la culpa y el miedo condenatorio. Me ha animado a escribir esto el escrito de Josef Knecht y el de Agustina, recordándonos que el día 26 fue el día internacional contra la tortura. Y el 27, fue un día también de homenaje en el Parlamento de España a las víctimas del terrorismo. Es terrible ser víctima de cualquier tipo de terrorismo, pero éstas por lo menos tienen un reconocimiento social. En nuestro caso, hay muchos muchos muertos en tumbas, muchos muertos que andan por las calles ausentes de sí mismos, heridos graves, enfermos crónicos, infinidad de pobres de solemnidad…. y a ninguno de nosotros se nos reconocerá jamás el daño, jamás se nos pedirá perdón, jamás se nos restituirá por el daño, jamás… por lo menos en esta vida. De esto y a estas alturas, estoy segura.

Creo, como alguna vez decía alguien que el Opus Dei morirá de muerte natural. Si que creo que no le quedan muchos años de vida, por más que se empeñen en gastar dinero en subir a la gente a las peanas. Cuando muera sólo le quedará dinero, y quizá nadie que pueda gestionarlo. ¿Y a nosotros qué nos quedará? Pues yo creo que la paz por haber hecho lo que pudimos, ayudando y denunciando. Paz por haber sido sencillos y confiados de jovencillos, por haber sido audaces y entusiastas para darlo todo. Paz también al reconocer que también fuimos imprudentes y no tan limpios, y pagamos un altísimo precio por ello.

El paso por el Opus Dei a todos nos ha enseñado mucho, lección muy dolorosa, pero también valiosa a nivel personal. Creo que es deber de conciencia seguir denunciando, apoyando a opuslibros económica y moralmente, porque es el grano más doloroso que tiene la obra, y que le mina y reconcome cada día, sin poder hacer gran cosa para que desaparezca. Si por ellos fuera ya hubieran enviado un matón, pero queda feo :)) y huyen del ruido y la notoriedad. Pero estoy segura de que ganas no les faltan.::)) ¡Ojala los obispos fueran valientes, coherentes y buenos pastores como su Maestro!.

Un fuerte abrazo
Carmen Charo Pérez de San Román




Publicado el Lunes, 30 junio 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.121 Segundos