Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 78 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Legionarios vs Opus Dei: perspectiva de dos reformas.- E.B.E

125. Iglesia y Opus Dei
ebe :

Legionarios vs Opus Dei: perspectiva de dos reformas
 23 de julio de 2014 – E.B.E.

 

Escándalos personales vs estructuras de pecado

La reforma de los Legionarios ha sido decepcionante, hasta ahora, para muchos ex miembros de esa organización. Otros, en cambio, confían en que el tiempo arreglará las cosas, junto con las acciones que se emprendieron para corregir los diversos problemas de dicha institución, que fue fundada por un protagonista de múltiples escándalos.

A simple vista, podría parecer que la reforma de los Legionarios ha sido y seguirá siendo un desafío mayor que una posible reforma o intervención de la Iglesia sobre el Opus Dei. Sin embargo, posiblemente la reforma de los Legionarios, aunque más escandalosa, termine siendo más simple y menos traumática –en el largo plazo- que la reforma del Opus Dei...



La razón es sencilla: el problema de los legionarios no es de tipo religioso o vocacional sino de tipo moral. Sin duda, su fundador, Marcial Maciel, ha causado tanto escándalo y desconcierto que pareciera imposible reflotar una institución afectada tan profundamente por sus desaciertos. Hay problemas disciplinales, problemas de dirección espiritual, respeto por la conciencia, abusos sexuales institucionalizados, etc., que a grandes rasgos se podrían enmarcar todos en la categoría de morales. También se ha revisado su carisma, pero no creo que tal revisión vaya a ser tan grave como en el caso de la prelatura. Pues, el problema del Opus Dei, en cambio, es estructural, hace a “la vocación”, y cualquier reforma afectará a los fundamentos de la institución y, en definitiva, su identidad.

Resulta muy difícil vislumbrar una reforma que no implique graves consecuencias para dicha organización. Recordemos que el meollo del problema del Opus Dei, del cual se derivan tantos otros problemas, es el engaño vocacional, con el cual fueron atraídos tantos laicos que, sin saberlo, terminaron viviendo bajo una disciplina y mentalidad propia de religiosos conventuales.

Primero, hay que ver cómo podría ser sustentable el Opus Dei sin esa disciplina propia de religiosos.

Segundo, habría que ver cómo se vería afectada la credibilidad del Opus Dei, o mejor dicho, cuál sería el alcance del descrédito en el cual se vería arrastrado el Opus Dei a causa de sus acciones y conductas engañosas.

Personajes irrelevantes

A la hora de pensar una reforma, es probable que haya que tener en cuenta más a la institución que a los personajes que la crearon y la gobernaron hasta ese momento. Es decir, sin duda se hace necesaria una investigación sobre la figura de Escrivá y su responsabilidad. Pero, a la hora de reformar el Opus Dei, no parecen importantes ni Escrivá, ni Del Portillo ni Echevarría (como tampoco el actual Consejo General, tan responsable como su prelado), del mismo modo que Marcial Maciel no lo fue para rediseñar el funcionamiento de los Legionarios.

Todos ellos, más bien, parecen personajes circunstanciales, en comparación con el futuro de la institución, visto en una perspectiva de decenios, digamos, de acá a cien años.

Estudiar el daño que hayan podido hacer es trascendental para juzgar el pasado y darlo por cerrado, pero ninguno de ellos pareciera tener ninguna relevancia a la hora de buscar una respuesta. Ellos son parte del problema, no de la solución.

Perspectivas a futuro

Los Legionarios no tienen para nada el camino asegurado. Según algunos artículos, se siguen yendo muchos miembros de esa organización y no está nada claro si saldrá a flote o con los años terminará languideciendo, a pesar del poder económico y de estructuras materiales del cual goza. Sin gente, las estructuras son inservibles.

El Opus Dei tendría un panorama más complicado que el de los Legionarios, si se viera obligado a cambiar el modo en que ha venido funcionando desde su fundación, es decir, si tuviera que “liberar a sus laicos” de las obligaciones propias de religiosos y reconocer “los derechos propios de los laicos”, sobre todo su libertad de acción.

Se podría transformar en una institución más abierta o flexible, en el corto plazo, pero en el largo plazo terminaría perdiendo su cohesión, su consistencia y en definitiva, su fuerza.

La otra posibilidad es “refundar” la vocación y darle una identidad explícitamente religiosa, de tal manera que se mantenga la disciplina interior, pero eso también supondría un riesgo muy grande, porque quedaría en claro que sus miembros no serían más “cristianos corrientes” sino más bien una suerte de “religiosos en medio del mundo”.

Pareciera ser la única vía factible, mirando al largo plazo y apostando a la permanencia institucional a lo largo de los años. Previamente, habría que pasar por un proceso de purificación institucional muy grande, admitiendo ante todo que su fundador, si bien no fue un personaje como Maciel, tampoco obró honestamente de cara a los miembros laicos, sino que mediante engaño, ellos fueron víctimas de un fraude vocacional causado por su propio fundador.

La vocación al Opus Dei, es uno de los elementos principales que debe reformarse, mirando al largo plazo. Eso obligará a muchos otros cambios y sobre todo a una purificación de toda la institución.

E.B.E.




Publicado el Miércoles, 23 julio 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.205 Segundos