Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 52 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Sueño de una carta de Verano.- Kdos

060. Libertad, coacción, control
Kdos :

Queridos que Jesús os guarde el alma que ya la obra os guarda el capital.

Estoy descansando del pesado trabajo de decidir sobre las vidas y haciendas de los miembros de la Prelatura cuando han llegado a mis oídos la petición de pagarle una jubilación a Antonio E.  Puedo decir que Antonio, un ex hermano vuestro, fue en los largos años que dedicó su juventud y madurez un buen hombre. Es ingeniero, habla cinco idiomas y tiene dos carreras. También obedeció la orden directa de hacerse cura. Después de muchos años se marchó de la obra y ahora pretende cobrar por los años que trabajó única y exclusivamente para nosotros. También he de decir que la legislación española obliga a las Órdenes Religiosas a cotizar por sus miembros pero esto presenta dos graves problemas, a mi juicio:

A. Cuesta un ojo de la cara.

B. A la gente de cierta edad, después de trabajar toda una vida le quedaría una pensión, pequeña pero pensión al fin y al cabo, que les llevaría a tener cierta estabilidad económica.

He meditado mucho el asunto y con respecto al problema A he llegado a la siguiente conclusión:
No podemos renunciar al tesoro de la obra que es nuestro amado capital. Comprendedlo. El mundo funciona con dinero. La canonización de nuestro santo fundador costó una fortuna. Ahora tenemos que hacer santo a don Álvaro y luego habrá que volver a empezar con mi propia canonización. Respecto a la mía, ya os adelanto que tengo elegida la fotografía perfecta y que todo saldrá precioso (en primavera, para que no llueva) según mi santa voluntad. El caso es que no os podéis hacer idea de lo caro que sale hacerte santo. Por eso necesito tanto dinero. Por eso ni hablar de pagar lo que corresponde por trabajar en tareas internas.

Ahora el problema B. Esto es más peliagudo, si cabe. Está demostrado que los miembros cuando tienen un colchón económico se marchan de la obra. Luego no queda otra. Os quedáis sí o sí. Alguien dirá que entonces sois prisioneros. Bueno, os recuerdo que esto era un ejército y a veces, la única manera que los soldados obedezcan es obligarlos. ¿Padre, y si nos denuncian en los tribunales? Hijos, todo está previsto. Nosotros siempre hemos pagado las cotizaciones e impuestos en cada país. Sólo tenéis que mirar las nóminas que no os entregamos. De hecho, tenéis, como dice un buen amigo mío, menos papeles que una liebre, pero esto es serio y es bueno para obra de manera que no podéis justificar nada delante de un tribunal. Sin pruebas no hay delito. Recordadlo.

Resumiendo, cualquiera que pida pensión ya sabe la respuesta: Roma dice que no.

Bueno que descanséis y disfrutéis de verano.
Vuestro padrasto
Xavi

Postdata: Pregunté sobre mandaros esta carta. El Consejo me lo desaconsejaba y la Asesoría se opuso. No se puede hablar claro a unos niños de pecho, decían. Sí, pero luego crecen y te piden pensiones, así que me da igual. La carta se envía. Aquí mando yo y punto pelota.




Publicado el Lunes, 18 agosto 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 060. Libertad, coacción, control


Noticia más leída sobre 060. Libertad, coacción, control:
La libertad de comunicación en el Opus Dei.- Oráculo


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.228 Segundos