Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 50 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Antes muerta que sencilla.- Zartán

040. Después de marcharse
zartan :

Antes muerta que sencilla

Querida Lizzy, genial una vez más tu aportación del miércoles: "Hacerle daño a la Iglesia y a la obra".

En el mundo de las ciencias experimentales se habla del "error apriorístico" y se entiende como aquel que uno comete al analizar los resultados experimentales llevando una idea preconcebida de cual será el resultado final. Voy a realizar una prueba de resistencia de cemento según ASTM-C39 y yo SE que el resultado será mayor de 80 MPa ya que, de lo contrario, debería echar abajo todo lo construido y volver a empezar. Me da igual el resultado de ruptura, yo siempre veré la prueba como superada. No tengo capacidad para leer otro resultado. No es maldad, es simple incapacidad. Todo muy científico, muy serio, pero antes de hacer la prueba ya estoy seguro de cual será el resultado.

Nuestros queridos amigos de la obra ven en cada una de nuestras intervenciones solamente un ataque a la madre guapa porque su base de partida, su inicio de razonamiento, es que todos nosotros somos gente de vida desordenada y -a veces- poco ejemplar, llenos de rejalgar hasta los mismísimos corvejones y con una amargura tal que lo único que puede proceder, desde nuestra miserable vida palangánica, es odio.

No les cabe en su cacumen que podamos haber dejado atrás una posible fase de temor-odio-pena y que lo que estamos haciendo es solo indicar lo que claramente no funciona bien para que lo arreglen, dejen de fastidiar a más personas y, a la larga, no produzcan otro terremoto dentro de la Iglesia o de la sociedad civil.

Esa visión es la que les mueve a liarse a patadas con nosotros (con Agustina que es la visible).

Cuando tú dices "Yo despité por el tema de la caridad y del apostolado: que no parecía que nos queríamos y que tampoco parecía que podíamos querer a los demás", lo que ellos escuchan es que no te atrevías a hacer apostolado y que tenías unas claras tendencias lesbiánicas. Cuando en realidad lo que estás diciendo es "quiéranse más y quieran a las personas no como medio de proselitismo sino por ellas mismas", cosa que encuentras más o menos dicho de la misma manera por el fundador pero, como lo dices tú, es puro odio lo tuyo.

Cuando Antonio Esquivias habla, lo único que oyen, desde su posición victimista, es a un señor que quiere poner a la opinión pública en contra de la obra, a un arrejalgarado que arremete contra la Iglesia. Pero lo único que pide Antonio Esquivias es que le arreglen su posición en previsión social, no tiene ningún interés (creo) en que la gente de la obra se muera de hambre o que vendan un par de casas de retiros para pagarle un crucero por el Adriatico. Se van por lo mas difícil (evitar un ataque que no lo es, hacer triunfar una visión parcial de la justicia universal) en lugar de arreglar el entuerto (que lo es). Prefieren seguir con su victimismo: antes "los de siempre", luego "los de ahora", ahora "los palangánidos".

Josef Knecht les propone "revisar y subsanar viejos errores". No sé quién de los dos está más colocado, no sé qué os habéis fumado. ¿Subsanar? ¿Arreglar? ¿Pero no os dais cuenta que estos supuestos ataques dan caché? Querida Lizzy, querido Josef, si la obra no sufriera estas "terribles y organizadas" agresiones pasaría a ser una mas de las organizaciones dentro de la Iglesia, sin pena ni gloria, otro mas. ¡¡Jamás de los jamases!! ¡¡Antes muerta que sencilla!!

No te escucho porque duermo y, si duermo, no sueño y si soñase... soñaría que no te escucho porque estoy durmiendo.

Abrazos desde la selva.

Zartan




Publicado el Viernes, 29 agosto 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.167 Segundos