Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 54 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Del Portillo: roca firme de una familia feliz.- Segundo

070. Costumbres y Praxis
Segundo :

Una relectura del conocido libro de Goleman titulado “El punto ciego me ha recordado algunas patologías de las organizaciones tales como “la familia feliz” y el “pensamiento colectivo”.

 

Las mismas constituyen modos de negar la realidad en los que incurre una organización y que, en el caso del Opus, se advierten con particular claridad. Urge aclarar que Goleman carece de lo que en la jerga interna se denomina “visión sobrenatural” lo que, cualquiera que sea el sentido de la expresión, es superflua para estudiar al Opus(1).

 

Al respecto Goleman presenta, en primer término, lo que denomina “el juego de la familia feliz”. Se trata de un mecanismo en el que todos los participantes caen en una suerte de confabulación por la que se niegan los hechos cayendo en un autoengaño que, mas tarde o más temprano, resulta particularmente doloroso.

 

El mecanismo colectivo de la “familia feliz” es descrito como sigue:

 

“Somos pues una familia feliz

Y no tenemos secretos entre nosotros.

Si no fuéramos felices, tendríamos que mantenerlo en secreto,

Seríamos infelices por ello

Y doblemente infelices por tener que mantener en secreto

el hecho de tener un secreto

Y de que todos estuviéramos guardando el mismo secreto.

Pero como somos una familia feliz,

Nosotros no tenemos ese tipo de problemas”

 

Tan pronto asumir Del Portillo (15.09.75) se proclamó “la sombra” de Escrivá lo que literalmente implica “Oscuridad, falta de luz, más o menos completa”. La metáfora elegida vendría a identificar la política más clara de su gobierno: complicar lo que de por si ya era complicado.

 

¿Cuántas mentiras, ocultamientos, simulaciones, medias verdaderas, camuflajes se encuentran en la historia del Opus y que Del Portillo convalidó?

 

Lo más obvio es la distancia que existe entre el mensaje pastoral de “santidad en medio del mundo” y el verdadero proyecto de vida que adopta un numerario o numeraria. Al respecto, los Estatutos presentados por Del Portillo afirman lo siguiente:

 

8 §1. Se llaman Numerarios aquellos clérigos y laicos que, guardando el celibato apostólico por una especial moción y don de Dios (cfr. Mt 19, 11), se dedican a las tareas apostólicas propias de la Prelatura con todas sus fuerzas y con la máxima disponibilidad personal, y ordinariamente viven en las sedes de los Centros del Opus Dei, para ocuparse de esas tareas apostólicas y dedicarse a la formación de los otros fieles de la Prelatura. 

§2. Las numerarias, además, se encargan de la administración familiar o atención doméstica de todos los Centros de la Prelatura, pero viviendo en una zona totalmente separada. 

 

Nada habría que reprocharle al nuevo beato si bajo su mandato el mensaje proselitista que la institución proclamaba hubiera guardado coherencia con los Estatutos. Por el contrario, el ocultamiento, tan propio de la “familia feliz”, sirvió para reforzar lo que, con toda precisión, se ha denominado  “fraude vocacional”.

 

Del Portillo consolidó, mediante el establecimiento de normas “jurídico –morales” el modelo de la “familia feliz”. Mientras tanto en el Opus, como diría Cortazar, “nadie miraba a los demás, los ojos estaban tan ciegos como la sombra misma”.

 

Este modelo de organización se refuerza con lo que Goleman denomina “Pensamiento Colectivo” cuya reseña realizaré en una próxima entrega.

 

Segundo

 

 

(1). Los síntomas de las patologías como sus consecuencias dañinas ha sido objeto de diferentes trabajos publicados en esta web. A título de ejemplo, se puede consultar “El verdadero rostro del Opus Dei”,Ad Mentis Patris y La libertad de las conciencias”. Asimismo son de lectura insoslayable los trabajos jurídicos de Gervasio y de Haenobarbo como el libro de E.B.E EL Opus Dei como revelación divina,  por citar tan sólo algunos. Son particularmente importantes  los trabajos pioneros de Ruiz Retegui. En consecuencia, la reseña de los vicios que presenta el Opus como institución que se señalan en esta nota nada agregan a los estudios mencionados.

 

<Siguiente>>

 




Publicado el Lunes, 06 octubre 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.124 Segundos