Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 71 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Tener relaciones significativas.- Lizzy Babieca

040. Después de marcharse
Lizzy :

Hace unas semanas leí acá a Jason que contaba en su escrito “El último retiro” que en sus mayores momentos de soledad en opuslandía, evocaba el recuerdo de su padre que, muerto de cansancio, aún le leía cuentos "¡porque me quería!, mi padre si me quería", decía. Y eso le ayudó a no sentirse un calcetín, sino una persona merecedora de afecto. En la entrevista que les dejé anteriormente, se explica esto mismo como una de las tres fuerzas que le permiten a una persona resistir y reconstruirse: la de los "recursos internos"...



"Durante los primeros meses de vida, en los primeros años, el hecho de haber sido amado, el hecho de que mi madre me amara, me da confianza en mí mismo. Cuando recibo un golpe, sufro, pero mantengo la esperanza de reconstruirme. No es que piense que no significa nada, el golpe me hace sufrir, pero mantengo la esperanza y voy a buscar a mi alrededor a las personas que me ayudarán a reconstruirme. Este es el primer factor de la resiliencia, la adquisición de los recursos internos en mi memoria y en mi aprendizaje afectivo."

Más o menos todos podemos recurrir a estas evocaciones de aquellos que nos cuidaron cuando éramos niños. Tiene que haber alguien si no, habríamos muerto por abandono en la infancia. Hay que buscarlos/as, que ahí están.

Vamos al segundo factor: la significación que le atribuimos "al hecho" que nos provoca remolín, en este caso, al hecho de haber pitado, estado y salido del opus.

"Algunos no están traumatizados por un hecho porque, para ellos, no significa nada. Es un accidente de la vida, nada grave, por lo tanto se sigue adelante. Pero otros quedarán profundamente heridos por ese mismo hecho, porque para ellos significa demasiadas cosas y los hiere."

Hay algunos a quienes les duele el haber pitado, y bien le cantaría a la opus aquella de Cocciante, "Bella sin alma", voz en cuello, como ese de los tennis blancos en la convivencia de Satur:

"Tu trampa me atrapó

yo también caí

que pase el próximo

le dejo mi lugar

Pobre diablo

que pena me da.."

A un segundo grupo, lo que les remueve la tripa entera es el haber estado 1, 5, 10, 20 años en aquello. Lo que hicieron y lo que dejaron de hacer. Que les cuesta mucho perdonarse no haberse salido antes. Y a un tercero les duele la salida, el mismo proceso, la soledad y el aislamiento, la falta de confianza, de cariño. Y en algunos casos, la persecución y tortura psicológica con la imagen del rejalgar. Todo aquello junto, pitaje, estadía y salida, se vuelve insoportable para el cerebelo y el corazón. Demasiada ilusiones rotas y confianzas deshechas. Una gran sensación de haberse dejado timar y ¡por culpa de los ideales de la juventud! La significación del hecho de haber pitado, estado y salido del opus es -muchas veces, sobre todo al principio- la de haber fracasado, el haberse equivocado rotundamente. O por lo menos, el haber perdido miserablemente el tiempo.

¿Qué significa para mi hoy esta experiencia vital de haber sido del Opus Dei? ¿Ingenuidad mía, manipulación de ellos?, es decir, ¿mi culpa, de ellos? Una mezcla de ambos: yo escribí la carta al Padre. Yo hice las renovaciones que había que hacer, hasta la última antes de la dispensa. Y ellos cumplieron su parte de poner todos los medios para que yo fuera fiel, que no feliz. Y como no era lo mismo, había que irse. No hay culpa. Eran caminos incompatibles: mi humanidad queriendo ser ella misma y el camino opus torciéndome los renglones. Decapitación de mi cerebelo y encarcelamiento de mi corazoncito.

Un tercer factor del que habla Cyrulnik, es la disposición de recursos externos alrededor de la persona herida, "de apoyo afectivo sensato".

"Y son las dos palabras claves de la “resiliencia”. Yo -como niño herido- no tengo ninguna oportunidad de retomar mi vida de hombre, como lo dice su amigo Kipling, si no hay alrededor mío alguien que me ame… una familia, una mujer, un hombre, amigos… y no tengo ninguna oportunidad de retomar mi vida si no le doy sentido a la violencia insensata".

"Dar sentido a la violencia insensata"... caramba, a mí en el Opus Dei nadie me pegó. ¿A alguno de ustedes le pegaron un combo en el hocico o una patada en la panza, alguna vez? No, claro que no. Pero había -hay- algo violento en la praxis todo el rato. Se hace necesario darle sentido a esa violencia que nace de la incoherencia opus, que te muele el cerebelo, que te achica el corazón. Entender por qué funcionan como funcionan y por qué nadie los para. Y ello desde el "apoyo afectivo sensato", esto es, el contar con relaciones significativas que te devuelvan una imagen real de lo que eres: una persona. Alguien con derecho a ser, pensar y sentir sin ser juzgada. Que es tratada con respeto y cariño porque esta parada no más, en el mismo suelo y el bajo el mismo cielo que ese otro que te mira y acepta.  

Las dos primeras partes de la recuperación la podemos hacer solos: 1. Acordarnos de quienes nos cuidaron y quisieron de niños; 2. Resignificar el hecho de haber pertenecido al Opus Dei. La última no. Esta última no se hace sin, al menos, un otro. Ojalá nos podamos hacer de al menos un puñado de otros para los cuales seamos significativos y viceversa. De esos con los que puedes compartir la vida. No es requisito que cachen el Opus Dei. Basta que sean personas.

Tener relaciones significativas no es algo fácil. Es un aprendizaje con muchas metidas de patas, y algunos dolores. Por lo menos esa ha sido mi experiencia. Tenía poca formación afectiva -gracias San Josemaría-, varias leseras en la cabeza y muchas ganas de interactuar con los demás cuando salí del opus. Entendía poco de amistad desinteresada, sin propósito. Estaba acostumbrada a que la amistad tuviera un propósito, que eso me enseñaron, que no te podía gustar alguien no más porque te gusta, por eso siempre quería cambiar (mejorar, decíame yo a migo misma) algo en la o él amigo/a. Hasta que aprendí a contemplar y dejarme de estupideces. Repito que fracasé ostensiblemente, incluso con amistades antes de mi época opus, en mis primeros intentos. E insistí, una y otra vez, hasta que aprendí a ir con mis dos lados y el canto, al encuentro del otro: mi lado A, el B y lo que hay al medio de ambos. Una vez que haces esto, es coser y cantar. Si te aceptas, aceptas. Si te amas y respetas, amas y respetas. Que uno tiene un puro corazón.

Abrazos.

Lizzy Babieca




Publicado el Lunes, 13 octubre 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.613 Segundos