Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 40 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: ¡Feliz Quemadmodum!.- Simplicio

125. Iglesia y Opus Dei
simplicio :

El día 17 de diciembre es el aniversario del Decreto Quemadmodum que el papa León XIII promulgó en 1890.

Con este decreto el Papa prohibió tajante y definitivamente el abuso en que había caído la práctica de algunas Congregaciones, Sociedades o Institutos religiosos, de mujeres o de varones, y “aun en el gobierno de los laicos”; práctica consistente en tres graves deformaciones: 1) obligar a la manifestación de conciencia ante los superiores, 2) limitar por los superiores la libertad de sus súbditos para escoger confesor y director espiritual, 3) conceder a los superiores un arbitrio absoluto para permitir o prohibir a sus súbditos acceder a la Sagrada Comunión...



Del largo pontificado de veinticinco años de León XIII yo destacaría dos hitos: la encíclica Rerum novarum en que aborda valientemente la llamada cuestión social y el decreto Quemadmodum en que con no menos determinación aborda la libertad de las conciencias; me parecen de pareja importancia, aunque he de reconocer que la primera es muchísimo más conocida que el segundo.

De este decreto tenemos un estupendo comentario en opuslibros realizado por Oráculo en un escrito de 8 de diciembre de 2006 (con traducciones al inglés, italiano, francés y alemán); y resulta muy pertinente su lectura completa en estas fechas. Esto es aún más recomendable para quienes no han pertenecido nunca al Opus Dei y especialmente para quienes tienen alguna autoridad en la Iglesia, porque allí Oráculo explica cumplidamente el problema nuclear del Opus Dei, que es precisamente la praxis del gobierno de la institución a través de las conciencias; esto implica una total confusión entre el fuero externo e interno –o aun peor una sumisión del fuero interno al fuero externo-, absolutamente prohibida por la Iglesia. 

El año que viene se cumplirá el 125 aniversario de este decreto, por lo que hace unos meses pensé que sería interesante que la Santa Sede en tal fecha señalada recordara la vigencia de los principios que lo inspiran; me pareció que valdría la pena promover tal pronunciamiento. Sin embargo luego he reflexionado y veo que por desgracia la Santa Sede tiene numerosísimos problemas mucho más graves que reclaman su atención (más graves por la cantidad de personas a las que afectan dichos problemas).

Muchas autoridades eclesiásticas habrían considerado superflua e innecesaria esta iniciativa. Porque las disposiciones del Decreto Quemadmodum fueron correctamente aplicadas en su día y más tarde han sido recogidas y desarrolladas en el Código de Derecho Canónico de 1917 (cánones 530 y concordantes), en el Decreto Perfectae Caritatis –1965- del Concilio Vaticano II (nº 14) y en el actual Código de Derecho Canónico de 1983 (cánones 630 y concordantes). En la actualidad la doctrina del Decreto Quemadmodum es común y pacíficamente aceptada por todos, salvo acaso en grupos muy minoritarios y cerrados como pueden ser el Opus Dei, los Legionarios de Cristo o el Sodalicio de Vida Cristiana.

Por todo eso me ha parecido más adecuado publicar próximamente unos comentarios sobre la homilía “El Buen Pastor”, en la cual San Josemaría –en 1961- expone con claridad y firmeza su propia doctrina sobre la dirección espiritual y el Sacramento de la Penitencia, con unos criterios claramente erróneos y totalmente opuestos a la normativa papal del Decreto Quemadmodum.

Esta homilía además deja en evidencia al actual Prelado del Opus Dei, cuando en su carta pastoral de 2 de octubre de 2011 mintió repetidas veces sobre cuál sea la praxis del Opus Dei en estas materias. El Prelado pretendió en esta carta que estaba exponiendo de un “modo nuevo” la que era “doctrina de siempre”, en un afán por cumplir a la vez con las exigencias de la Santa Sede y cara adentro cambiar lo menos posible.

Por una ironía de la historia, frente a quienes desde el Vaticano dijeron en los años cuarenta que el Opus Dei había llegado con un siglo de anticipación, los tímidos intentos en 2011 de acomodarse en algo, aunque sea en apariencia, al Decreto Quemadmodum de 1890 nos permiten replicar que, al menos en este tema capital de la libertad de las conciencias, el Opus Dei lleva más de cien años de retraso.

Simplicio




Publicado el Miércoles, 17 diciembre 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.108 Segundos