Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 45 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Del pantano de mi selva.- Zartan

105. Psiquiatría: problemas y praxis
zartan :

En mi selva hay una zona pantanosa, el agua es tranquila y verdecita como la de todo buen pantano que se precie. En el fondo duermen el sueño del olvido muchos años de otra vida, tranquilos e inofensivos, nadie altera su tranquilidad. Solo de vez en cuando se levanta una burbuja desde el fondo y ¡¡plop!! sale a la superficie.

Hace poco tuve que hacer un viaje bastante largo, eran muchas horas seguidas de avión y pasando por una serie de husos horarios. Una de mis hermanas, médico, me pasó un par de pastillas para dormir y superar el “yetlaj”. Puse cara de “nomehacengracialasporquerías” y ella me dijo:

- En total son solo tres miligramos de bromazepan y tú te pasaste una buena temporada tomando doce mgr. diarios, seis en la mañana y seis en la noche.

- Imposible, ¿cuándo he tomado yo de esto?

Y me hizo recordar mis últimos tiempos de mi vida anterior. Son temas que había borrado de mi memoria o que creía haber borrado, bastaron dos detalles para recordar perfectamente que ella vino a visitarme a la ciudad donde yo vivía y, al ver lo que estaba tomando, me ordenó -no como hermana sino como médico y muy seria- que dejara de tomar unas gotas de haloperidol que también me habían recetado (entre otras varias cosas) ya que, según ella, la mezcla con el bromazepan era poco menos que explosiva.

Eran otros tiempos, según creo, ya todo eso -si alguna vez ocurrió- ha cambiado (o así dicen).

Ahora también ha venido a mi memoria el resto de la conversación y como yo le había contado que el haloperidol me habían dicho que era para evitar alucinaciones.

-¿Pero tienes alucinaciones?
- Si, acústicas. A eso de las dos de la tarde empiezo a escuchar unos como rugidos que provienen de la zona del ombligo.
- Eso no son alucinaciones. Eso es hambre, nos pasa a todos y se curan comiendo y no con fármacos.

Como pueden suponer, mi pertenencia al equipo de fútbol en el que jugaba, duró solo un poco tiempo más. Después dejé de tomar los algo-zepan y los vario-peridoles y nunca más sentí crisis de pánico ni sensación de estar perdido en un universo alieno. Al parecer esas crisis eran fruto de mi semi-ruptura con el equipo de jurbol y se arreglaron solitas cuando la ruptura fue definitiva.

Yo pensé que eso eran cosas del pasado remoto, del pretérito que vive en el fondo del pantano hasta que el otro día guasapeando con la nume que me propuso regresar a la madre guapa me dice:

- Me despido. Me voy a acostar que ya me está haciendo efecto el Valium.

La verdad, me dio pena. Es posible que lo esté tomando solo por una tortícolis pero a mí me hizo pensar en el haloperidol para las alucinaciones. Era tal mi confianza con los directores que yo me lo tomaba sin pensar si tenía o no alucinaciones, puede que ella se lo esté tomando para sus contracciones musculares… aunque no las tenga.

Que las cosas han cambiado no hay duda. ¿Quién se hubiera imaginado hace unos años a una nume, ya mayorcita, guasapeando con un desertor de vida desordenada y para nada ejemplar? Pero me quedé pensitabundo y meditativo. Como dicen en algún lado: “el lobo pierde el pelo pero no el hábito”.

Desde mi selva y sin acercarme al pantano, muchos abrazos para todos y que os mantengáis lo mas lejos posible de los “azepanes” y similares tanto como yo de los mandriles.

Zartan de los Nomos


Publicado el Miércoles, 11 febrero 2015



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 105. Psiquiatría: problemas y praxis


Noticia más leída sobre 105. Psiquiatría: problemas y praxis:
El psiquiatra Enrique Rojas no es catedrático.- Angeles Sanz


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.111 Segundos