Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 49 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Pantalones, correcion fraterna y cartas abiertas.- salvajamentesincera

070. Costumbres y Praxis
salvajamentesincera :

Por cierto que me he reído muchísimo con buenladron y algunos mas que habéis escrito últimamente, pero no recuerdo nombres, porque me he dado una panzada a leer escritos en estos 3 últimos días. Llevaba años sin entrar a leer, de hecho tenia nick y todo y olvide la contraseña, pero no creo que nunca antes me haya atrevido a escribir.

Para los que habéis preguntado sobre cuándo empezaron a dejar usar pantalones a las numerarias, alguno ya contestasteis también y confirmo que fue en 1993. Pues fue el año que yo pité, y al hacerlo recuerdo que pensé...  



yo nunca llevaré faldas, no soy de faldas, además me desplazaba en moto todos los días para ir y venir del cole, para todo vamos, era un apéndice mío, de hecho todas querían que las llevase en mi ciclomotor de paseo, jajaja, así que como iba a ir en falda sobre la moto y no parecer "la bruja novata" (es una peli, muy chula por cierto) y encima el estilo de las faldas de las numerarias me parecía monjil total.

Pues como coincidía verano, y yo era recién pitada, no me obligaron a hacer un cambio radical, tenia 17 años. Recuerdo a la nume que me llevaba la charla que se puso contentísima cuando llegó el aviso de que ya podían usar pantacas, debió de ser durante el verano o en septiembre o así, yo me puse más contenta que ninguna, pues yo por lo de las faldas no creía que iba a poder pasar,... pero luego me dejé hacer cosas mucho peores... que ilusa fui. Durante mis 7 años en la Obra, solo me ponía falda los días de fiesta, y los días de retiro mensual. punto, aunque a veces me sugerían que usase más a menudo falda, jajaja.

Otra anécdota que me provocó muchísimo malestar... Al verano siguiente me tocaba ir al semestre que precede al centro de estudios, y éramos más de 100 haciendo el semestre, de 3 delegaciones distintas (sobre esto también puedo contar cosas, pero lo cuento en otro momento si queréis, que si no me voy por los cerros de Úbeda). Yo había sido la adscrita ideal y había tenido un curso anterior de felicidad total, tenía vocación, Dios me quería para El y era la niña mimada del centro. Como era la adscrita de más edad y la única que tenía libertad para ir por el club, las otras adscritas tenían prohibido ir por centro, era la más libre con respecto a los padres para ir y venir, y comía en el centro, cenaba allí, todo por la cara, y me hicieron una fiesta de cumpleaños que fue detalle tras detalle, lo disfrute muchísimo y me sentí super querida por todas durante todo ese tiempo, y mayor, como una numeraria más y eso era guay, todo era bonito y fácil...

Y el cilicio, pues bueno, algún sacrificio tenia que haber no?. Además en casa con mis padres yo estaba mejor, y yo que había sido de vida "disipada" mis padres felices de verme más "encaminada". Pues ese verano fue mi estreno en la realidad de la numerariez: sin previo aviso, sin habérmelo enseñado, contado, charleteado, nada, no me habían hablado de 2 cosas básicas y frecuentes en la vida de una numeraria, y me llevé dos "bofetones" psicológicos que hubieran podido ser suficientes para marcharme:

1.Corrección fraterna. Coincidió que varias (3) me la hicieron el mismo día, de hecho dos fueron seguidas, ya no sé si de lo mismo o no, pero cuando llegó la última ya no podía más, le pegué una voz que se oyó en todo el edificio, y me fui dejándola con la palabra en la boca. Estábamos en las escaleras jajaja (ahora me río) y la otra flipó en colorines claro, aprendí la corrección fraterna a lo bruto. Ahh, luego me cayó una bronca de las jefas porque no se respondía en las correcciones fraternas, jeje bueno yo no había dejado ni que abriese el pico, le vi la cara y las intenciones y le chille " AAAHH NOOO, YA NO MAS"... Es verdad que luego me dijeron que claro que había habido una descoordinación, pues no se hace más de una al dia, me dijeron.

2.Cartas abiertas (ahí, me quedé en blanco, no sabía ni cómo reaccionar). Lo de las cartas lo descubrí de la manera más barriobajera,... también. La nume que era la jefa de nuestro grupo, era la amiga mía de todo el curso anterior la que me llevaba la charla y sabía todo de mi, y me había ido enseñando las costumbres etc.. Pues viene y me dice, oye que monas tus hermanas, que están de vacaciones eh?... Esa misma mañana había recibido carta de mi madre con fotos de mis hermanas pequeñas... y es verdad que había notado que el sobre había sido despegado, aunque me lo dieron cerrado, y lo que pensé fue que en todo caso hubiese sido mi madre que después de cerrar el sobre quiso meter las fotos en el último momento...y que al llegar el cartero con el correo, pues mi carta se abrió sola por defecto del pegamento, pero ya me sonaba rarillo el asunto y aunque desconcertada contesté cortésmente y le conté sobre las fotos. Yo ilusa tardé algunos días más en darme cuenta que los sobres estaban siempre despegados... pero lo que me dolió, fue que ella sabiendo que yo no tenía ni idea del tema, no me lo explicó y me lo dejó caer así... Así fue cómo me entere de la violación de la correspondencia. Pero mi deseo de querer hacer la voluntad de Dios, y ser y parecer santa empecé a tragar las cosas que iba descubriendo, lo bonito ya me lo habían presentado y fue el anzuelo que piqué, ahora me tiraban a la piscina de fango, donde había que tragar con todo, y no ver nada, no pensar nada, no opinar nada. Detalles así, y otros más gordos fueron clavándoseme en el corazón como espinas y llevaron al desenlace después de 7 años,... Coincido con otros testimonios en muchísimas cosas...

salvajamentesincera

(Perdón si el formato del texto es un bloque, aunque he metido espacios y separaciones entre párrafos en la vista previa, no se ven...lo siento es mi primer envío, también me hubiese gustado poner algun enlace como a buenladron, pero tampoco se como se hace...)

Nota de Agustina.- No sé por qué pero el tratamiento de texto sólo funciona bien con versiones anteriores del navegador Explorer. La opción para que no se dé este problema es enviar el escrito en un email a oreja_de_guardia@opuslibros.org, bien en el cuerpo del email o bien como archivo adjunto de Word. Un abrazo y bienvenida!




Publicado el Viernes, 26 febrero 2016



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.537 Segundos