Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 60 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Los fascinantes colegios del lado oscuro.- Dionisio

100. Aspectos sociológicos
Dionisio :

Queridos amigos:

Tras leer con asombro e incredulidada partes iguales las recientes aportaciones que han recomendado los colegios del lado oscuro como buenas opciones para padres cristianos responsables, no me habéis dejado más opción que ponerme al teclado para decir algo opuesto.

Tenéis, los que habéis dado una buena referencia de esos colegios, razón en casi todo lo que decís, pero solamente miráis un lado de la realidad. Los colegios del lado oscuro son como la Luna, tienen una cara oculta.

Os lo digo desde el punto de vista de quien ha sido docente en varios de esos "modélicos" centros educativos, incluso he sido director de los directivos y sé de lo que va la cosa bastante bien.

Después de todo lo que hemos hablado aquí sobre la poca o ninguna confianza que merece el lado oscuro. Después de que, por medio de una abundancia de testimonios vitales, sabemos que mienten, manipulan, roban, estafan, tergiversan, engañan a la Iglesia, desvían fondos, defraudan, acosan, faltan a la caridad y a la justicia, tienen obsesiones con el sexo, hacen discriminaciones contra las mujeres y son clasistas. Después de todo esto, ¿hay alguien que crea realmente que esos elementos puedan dar una buena educación?

A ver si nos aclaramos. Una buena educación es sobre todo dar un ejemplo de vida. Lo demás lo puede enseñar un robot o un buen software educativo. ¿De qué estamos hablando? ¿De aprender química orgánica, ecuaciones diferenciales, análisis de textos, hablar 8 idiomas, aprender a programar, saber de memoria el catecismo, ir a misa todos los días y confesarse cada vez que llevan a los niños al oratorio (no capilla)? ¿O estamos hablando de aprender a ser personas decentes, trabajadoras, solidarias, responsables, con criterio propio, con amplitud de miras, con virtudes, libres e independientes, buenos amigos, buenos ciudadanos, buenos cristianos? Esto último no lo pueden dar los docentes del lado oscuro, porque ni siquiera saben de qué se trata. Pueden enseñar alguna caricatura que se le parezca, pero ejemplo de vida, nunca. ¿Ya no os acordáis de que hasta la biografía del santísimo fundador ha sido fabricada sobre mentiras, medias verdades y manipulaciones? ¿De verdad queréis que propongan a vuestros hijos ese modelo de santidad?

Si el precio que tengo que pagar para que mis hijos aprendan 8 idiomas es llevarlos al lado oscuro, donde seguramente muchos de sus tutores y profesores están contaminados por las malas artes institucionales, paso. Que no aprendan idiomas. Si para saber comentar bien los textos de San Juan de la Cruz tienen que estar a merced de captar los malos ejemplos de esa gente, paso. Si le voy a tener que dar clases particulares para sepa diferenciar el etanol del benzol pues sea, pero no me voy a arriesgar a que semejante gente le pueda influenciar aunque sea ligeramente. Los conocimientos se pueden adquirir de muchas formas en muchos sitios. Pero la influencia de gente que vive esa falsedad y esa hipocresía puede causar estragos permanentes, daños graves. Paso de que se sepan de memoria las estampitas de San Chema y Portillo. Prefiero que estudien la doctrina social de la Iglesia que es un tesoro ignorado en esos asombrosos lugares. Prefiero que no vayan tanto a misa para que a los 18 años no me digan que ya han estado en todas las misas para el resto de su vida. Prefiero un cristianismo con más caridad y menos reglas.

Algunos pensarán que finalmente la garantía de recibir una formación cristiana tradicional es más importante que cualquier otra consideración. Libres son para pensar lo que quieran. Yo, por mi parte, pienso que si el que va a instruir, que no educar, sobre la más elevada y pura doctrina es un mentiroso y un hipócrita, prefiero que mis hijos no aprendan ninguna doctrina. Por varias razones, pero la más importante es porque cuando descubran que el instructor es una hipócrita mentiroso pensarán en consecuencia que aquella pura doctrina celestial es otra mentira más. No vale la pena.

El ambiente social que se respira muchas veces en esos centros “educativos” es nefasto. Si un niño va a esquiar a Baqueira en lugar de a Colorado, puede quedar marginado de todas las actividades sociales por ser un muerto de hambre. Si el auto en que le van a recoger al colegio no es un Mercedes puede haber problemas, un Lexus no da la nota. Si no vive en el barrio “correcto” puede convertirse en un intocable. Se puede llegar a generar un ambiente tan repulsivo que los mejores supernumerarios han retirado a veces a sus hijos de semejantes lugares para que no terminen siendo unos frívolos absolutos. No hablo de oídas. Los conozco de primera mano. Yo era su director.

Si no me creéis, os remito a los divertidísimos comentarios de Satur en opuslibros, que estuvo muchos años trabajando en esos colegios. Yo no pongo a mis hijos en un colegio de esos, sin importarme una higa cuál sea la alternativa. Y no los llevaría allí ni gratis, ni aunque me pagaran por llevarlos. La ignorancia se puede arreglar mucho más fácilmente que la falsedad.

Junto a todo esto, soy consciente de que para muchos no hay libertad de elección con respecto a esos colegios. Las circunstancias pueden ser muy variadas, pero existen y son muy poderosas. Conozco personas que si pudieran no llevarían a sus hijos a esos colegios, pero no pueden. Quizá para ellos sea más fácil “vacunar” a sus hijos contra los agenten “infecciosos”. Los demás que hagan lo que puedan. Quedáis avisados.

Un gran abrazo.

Dionisio




Publicado el Miércoles, 11 mayo 2016



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 100. Aspectos sociológicos


Noticia más leída sobre 100. Aspectos sociológicos:
OPUS DEI’S IRISH ACTIVITIES DESCRIBED


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.104 Segundos