Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 43 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El invertido.- ElCanario

130. Agradecimientos, felicitaciones
ElCanario :

Estos días he terminado de leer todos los libros que escribió María Angustias Moreno. Quién le iba a decir a mis directores que al cabo de los años iba a leer los libros de María Angustias en la playa de Maspalomas. He descubierto que se pueden leer libros antiguos comprándolos en varias páginas de internet. Los que habéis  vivido en la Obra en los mismos años que yo (1965-1998) recordareis que en los círculos breves se nos leían notas desaconsejando la lectura de los libros de esta buena mujer. 

No podíamos leer las obras de María Angustias. Las notas se leían en el llamado Círculo Breve y no se podían hacer preguntas ni pedir aclaraciones. Para quitar ese impedimento, ahora, un poco tarde, he  leído los tres libros de esta ex numeraria. ¡Cuánto tuvo que padecer! Fue una mujer fuerte y eso lo he experimentado después de leer sus libros. 

En los centros de la Obra se suelen hacer grandes fiestas  cuando uno de los suyos cumple cuarenta años. Yo los cumplí en 1985. Una de las cosas que quise hacer fue invitar a comer a mi casa a directores de la comisión, de la delegación y de la Oficina de Información del Opus Dei en España en la calle Vitruvio número 3 de Madrid. Estaba presente mi madre. Ella recordó que hacía poco que Televisión Española había emitido el programa "La clave", con la participación de María Angustias. Ese fue el momento en que la conocí y eso que se nos había desaconsejado verlo. Fue mi madre la que sacó la conversación. Yo todavía estaba dominado por el Opus Dei, aunque desobedecía algunas indicaciones, como la de no ver esta emisión. 

Ahora que han pasado más de treinta años estoy leyendo a María Angustias. ¡Qué tres grandes libros! Cuánto he aprendido. Es una buena vacuna para quitar de mi mente cosas que me inocularon en el Opus Dei. Hasta el momento solo había leído "Anexo a una historia" y ahora lo he vuelto a leer, con los añadidos de la tercera edición, que se publicó en Ediciones Libertarias. He vivido una gran experiencia. 

Una de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido una anécdota del fundador que reproduce una carta de F.P.C.  en el libro "La otra cara del Opus Dei". Este recuerda que en 1934 conoció al fundador  de la Obra en la residencia de Ferraz 50 para estudiantes "vulgares y corrientes". Para la comida había un muchacho llamado Laureano, que se había incorporado al Opus Dei, procedente del reformatorio de Porta Coeli (de jóvenes delincuentes, dependiente del Tribunal de Menores), donde se reunían los del Opus antes de tener esa residencia de Ferraz. Laureano era el administrador de Porta Coeli y les facilitaba el local, para sus reuniones, en dicha institución. En Ferraz se encargaba de la compra y de ordenar las comidas.

F.P.C. añade: "Salvo su basta educación era buen chico y nada se podía decir de él. De comunión diaria, se confesaba con el  Padre. Y un buen día, sin saber por qué, se marchó a Málaga y Ricardo (Fernández Vallespín, uno de los primeros) fue a despedirle a la estación. Cuando Ricardo volvió, vi que el Padre pedía una conferencia con un convento de Málaga, donde él mismo le había proporcionado una colocación, ya que eran quienes le había sacado de Porta Coeli, y de marcharse de la Obra se quedaba en la calle". 

A continuación señala: "Y cuál no fue mi estupor cuando al hablar Escrivá con la superiora de ese convento --que no recuerdo-- le dijo: "que se lo habían enviado a ella con el pretexto de quitárselo de encima diciéndole a Laureano que ellas necesitaban un mandadero para el convento, pero que NI LO TOMARAN ni lo recomendaran a nadie, porque era invertido". Calcula cómo me quedé. Esto lo supieron todos, incluso Jenaro Gumiel, que te lo confirmará". 

Muy fuerte todo lo que F.P.C. dice en la carta que escribe a María Angustias. Hay que pensar que en aquella época se pensaba así y el fundador del Opus Dei era uno más, aunque Juan Pablo II haya proclamado santo de la Iglesia. 

ElCANARIO




Publicado el Lunes, 24 octubre 2016



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 130. Agradecimientos, felicitaciones


Noticia más leída sobre 130. Agradecimientos, felicitaciones:
A modo de agradecimiento, unos breves textos.- Silvia


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.101 Segundos