Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 51 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Hay clases y categorías y diferentes tratos y privilegios.- Madurez

010. Testimonios
Madurez :

Al hilo de lo relatado por María Canela sobre ese curso de retiro que le tocó atender, se me ha venido a la cabeza la realidad insultante que es ver que hay varias clases y categorías de numerarios y diferentes tratos y privilegios.

En el último centro en que estuve antes de largarme había varios de estos numerarios premium. Por cierto, estando ya en ese centro hice un curso anual en una lujosa e impactante casa de retiros. Yo fui de relleno como otros para entretener a miembros del Consejo (Ocáriz entre ellos), de la Comisión de España, de Delegaciones y algún que otro teólogo VIP. Aquel curso anual no tuvo que ver con los que yo había asistido ni con el siguiente y último al que asistí: excursiones gastronómicas diarias, largos paseos en el barco de un obsequioso supernumerario, horario relax total, buenas comidas...

A lo que vamos, Fernando. En aquel centro había al menos tres numerarios premium: alto cargo de la Administración del Estado, empresario importante y profesional liberal de buenos ingresos. Denominadores comunes: coches alemanes caros y en modo alguno justificables para vivir la pobreza; ropa comprada siempre en las mejores tiendas del barrio de Salamanca; aficiones fuera de lugar como la caza y todo lo que conlleva, todo; pisos habilitados como estudio u oficina en edificios caros de barrios caros y donde se daban lujos que en modo alguno se ven en un centro; socios de clubes deportivos de alto standing en donde alternaban a un nivel que no es el de un padre de familia numerosa y pobre y..., que hacían en general lo que les salía de las narices.

El alto funcionario trabajaba en un organismo a cuatro paradas de metro del centro. Ese Golf GTI no se justificaba, ni siquiera para ir a ver a su familia de sangre a una capital de provincia a la que en dos horas y media en Auto Res bastaban y que él justificaba así.

Por esas fechas saqué una plaza en un Instituto fuera de Madrid, en la misma Comunidad, pero el transporte público suponía casi hora y media para llegar. Qué más lógico que consultar un Ibiza o un Corsita para trasladarme y ganar tiempo, ese tesoro que Dios nos entrega. Pues no. ¿Y Fulano, para qué quiere un GTI, o Mengano un BMW o Perengano otro BMW, coches que no podemos tocar nadie por el qué dirán y para ir a ver a su familia o...? Si Perengano es un hombre de negocios, hay Ford, Renault, Peugeot muy apañados y representativos. Nada, te vas en medios públicos. Eso sin contar la ropa, los clubes, los pisos, las aficiones y deportes...

Sí, hay numerarios, y agregados, y supernumerarios de primera, segunda y tercera división. Un viejo supernumerario, que había sido un militar muy importante y con destinos absolutamente top, se me quejaba: "Desde que no estoy en tal sitio, desde que me he jubilado, ya no me llaman a comer a la Comisión ni a la Delegación". Ay, amigo, ¿ahora te enteras de qué va este rollo?, le contesté. Qué cara me puso el pobre. Sé que no os sorprendo.

Sacada mi plaza de funcionario, que es para siempre para siempre, enfilé la recta que lleva al mundo, del que, gracias a Dios, nunca me separé. Preparé la oposición (y me dejaron) con un fin: largarme. Como para seguir en aquella Obra Corporativa... Y en ese último año lo hice: con nómina de funcionario, con el dinero que decidí ya no entregar nunca fruto de otras actividades que realizaba propias de mi profesion y que me insistían en que me quitaban tiempo para la labor y que fue un colchón fantástico... Me compré un Golf GTI como el del colega. Lo metía en un garaje para ocultarlo. Las veces que lo vieron decía que era de un amigo. No es coche propio de un numerario, oí varias veces. ¡Joder!, ¿y los de los otros? En fin, ahí queda eso.

Y un consejo en el que abundaré otra vez: si te vas a largar, prepárate o ten una fuente de ingresos que te permita vivir libre, si no espera, métete a reponedor de Mercadona aunque seas Licenciado, pero no salgas con una mano delante y otra detrás. Si puedes y tienes edad, claro. ¡Y aun así! ¡¡Aun así!!

¿Más gente de aquel último centro? Dos depresivos pasados por Roma de cuando Javichu era un niño con sotana; un par de tipos normales y buena gente, que se largaron también y ahora somos muy amigos; los dos curas y dos más anodinos, robotizados, uno el director del centro, trabajando en la Comisión, al que estos dos amigos y yo llamábamos "solobús", imaginad por qué.

Ya haré más consideraciones, quizá no espirituales, pero un día comentaré sobre la buenísima gente que hay en la Obra y que es desperdiciada, que si mandaran cambiarían este círculo dantesco, que aguantan carros, carretas y carretones y aún no se han deprimido y que son buenos, buenos... Que cuando te ven por la calle, te saludan; que les da igual que te hayas ido, te quieren; que te llaman para verte sin otra intención que la de quererte porque te quieran. Ya me entendéis. Y entre esos hay Directores.

Madurez




Publicado el Lunes, 13 febrero 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.153 Segundos