Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 81 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Cada persona es un mundo.- Novaliolapena

040. Después de marcharse
no_valio_la_pena :

Querida Astrid:

Antes que nada, te mando un fuerte abrazo. Estoy seguro de que todo saldrá muy bien porque tu marido te quiere, no cabe duda y es una persona estupenda.

Es difícil aconsejar porque cada persona es un mundo. Y cada pareja es un mundo también. Muchas de las cosas que dices que Juan ha hecho me parecen muy acertadas, como por ejemplo no dar demasiadas vueltas a lo que hacía en el pasado. A veces creo que lo mejor es, como él dice, "never mind". Y "move on".

Por muchos motivos. A veces uno se puede avergonzar de lo que hizo. O le puede traer malos recuerdos. O le puede hacer sentirse un poco bajo de ánimo. O simplemente le cansa. Hay mil motivos posibles. Igual que a muchas personas no les gusta hablar de sus ex.

Así que creo que es bueno saber un poco, para entender un poco, pero no creo que ayude ni sea necesario saber en detalle lo que pasó, o por qué, o cómo se sintió, etc. Lo importante es que él sepa, y lo sabe, que le quieres independientemente de lo que haya podido pasar antes. Al menos, es como yo lo veo.

Respecto a la parte afectiva, si bien es cierto que la formación de la obra va en la línea de hacer las cosas porque hay que hacerlas, controlar los sentimientos como señal de autodominio y madurez (controlar=no expresar), no llorar, no tener muestras de afecto, etc., también es cierto que cada persona es un mundo. Quiero decir, que si ya de por sí era un persona reservada, si además era responsable y un poco serio, pues todo fue a más.

Que la formación de la obra daña, en ese sentido, está claro. Que genera robots también. Basta con decir que sonreír es una mortificación. Imagínate cómo influye en la personalidad sonreír por obligación durante años y años. Llega un momento en qué uno sonríe como un robot. Y como todo, al salir, hace falta un tiempo para desprogramarse. Para sonreír cuando te apetece y a quién te apetece sin pensar si está mal o no. Y lo mismo se aplica a llorar.

Eso no significa que los numerarios no lloren nunca, no sé si me explico. Los hay que sí y los hay que no. Lo que quiero decir es que la formación va en esa línea y afecta. Afecta más cuando más te has negado a ti mismo por la causa y cuando tu personalidad iba ya en esa línea.

Total, yo lo que te aconsejaría es que no le dieras muchas vueltas, porque creo que puede complicarlo todo más. Te animaría a que, con mucha paciencia, poco a poco, fueras tú la que expresara más sus sentimientos para que él pueda aprenderlo de ti. Que hablaras más de cómo te sientes, sabiendo que en su subconsciente a veces él pueda pensar que eso no importa, que lo importante es hacer lo previsto, lo que sea, trabajar, cumplir con las propias obligaciones, etc.

Por otra parte, en lugar de hacerle preguntas, dile directamente lo que necesites. Dile: "Juan, estoy muy cansada, necesito que me des un abrazo." O "Juan, me encantaría que un día me compraras unas flores, las que más me gustan son las rosas rojas." Y que se lo expreses también: que le des muchos abrazos, besos, que le digas que le quieres, que "sienta" esas cosas. Con paciencia, con tiempo, se puede.

Pero no le hagas preguntas sobre eso porque solo le creará inseguridad y al final es posible que opte por no hacer nada, especialmente si a veces toma la iniciativa y no te gusta. Muchas de estas cosas se aprenden en la adolescencia y con las primeras relaciones, pero en su caso ha tenido que hacer un curso intensivo extremo. Así que quiérele mucho con paciencia y sobretodo dile lo que esperes de él sin hacerle sentir mal por eso.

Espero no haberte cansado. Al final, cada persona es un mundo, pero creo que eso le puede ayudar.

Ah! Y no te sientas mal por esas cosas. En algunas culturas la gente expresa más y otras menos, no por eso se quieren menos. Es cuestión de tener paciencia y decir en detalle lo que sea.

Un fuerte abrazo y escríbeme cuando quieras (en inglés si te es más comodo ;-)

novaliolapena@gmail.com 




Publicado el Miércoles, 05 abril 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.092 Segundos