Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 89 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: La mujer borracha y la botella llena.- zartan

060. Libertad, coacción, control
zartan :

Andaba yo el otro día paseando tranquilamente por mi selva sin acordarme para nada de mi anterior vida cuando, hete aquí, recibí un mail de un conocido que decía algo así como “Me encantan los escritos de los santos, te mando un link a un escrito muy importante de san Josemaría. Se trata de las campanadas que escribió en...” y seguía haciendo lodes y alabanzas a dichos escritos.

Por un rato seguí con mi paseo de liana en liana pero luego me paré un momento en uno de mis árboles preferidos para pensar, pensé y me dije a mí mismo: “Zartan, si esos escritos los recibiste tan bien en su momento, volver a leerlos después de más de cuarenta años para ver que te dicen hoy, no te hará daño y posiblemente te ayudarán como lo hicieron en su momento”. Así que cuando encontré un poco de tranquilidad, en la noche, me dispuse a volver a leerlos.

En ese momento, os aseguro, que no había en mi nada de maldad al respecto, ni animadversión alguna, solo un deseo tranquilo y pacífico por volver a leerlos y sacar propósitos (buenos posiblemente). Si alguien no cree que es cierto lo que acabo de decir es que no me conoce y nunca ha paseado en mi selva.

El caso es que fui a la página que mi conocido-desconocido me había indicado  y empecé a leer. Lo primero me animó bastante porque dice: “En la primera carta pastoral como Prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz, recogiendo el testigo del Congreso de la Prelatura, animaba a ‘proseguir la publicación y la difusión de las obras completas de san Josemaría’ “. Genial, me parece muy buena la sabia conseja del Congreso y, mejor todavía, la intención de D.Fernando, ¡ya era hora!.

Prosigamos que esto promete.

Y, cuando estaba tan entusiasmado ZAS, la primera en la frente: “No vamos a publicar las cartas como tal, por cuestiones de copyrighy, pero en cumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual explicaremos y extractaremos las mismas.” Es decir que nones, que no vamos a publicar nada pero que, si os portáis bien, os podremos reproducir algunos párrafos o, tal vez, os podremos traducir a vuestro primitivo lenguaje otras partes de manera que no os escandalicéis y que podáis entenderlas, que sois muy brutos (y otra vez la idea de los cátaros, los puros). Esto me recordó lo que pasaba cuando pedías permiso para leer algún libro y te pasaban un resumen crítico del mismo ya que no estabas preparado para leerlo y te podía hacer daño. Aquí mi mosqueo fue supino (¿Que tienen de malo las campanadas? ¿Hay algo heterodoxo en ellas? ¿Algo que ocultar? ...), para tranquilizarme, me fue necesario subir y bajar varias veces por una liana.

Regresé calmo y con mas ímpetu (ya sabéis -los que me conocéis- que si queréis que haga algo lo mejor es prohibírmelo) así que me puse a buscar en magic-Google las famosas campanadas, en algún sitio deberían estar.

Y encontré otro comentario que ya me hizo perder los estribos: “Debido a -censura por copyright- una reclamación por ‘derechos de autor’ enviada a Google el 17 de noviembre de 2016 por el abogado madrileño Javier Domínguez Calatayud -los derechos de autor de estas cartas los posee ‘Scriptor, S.A.’, que es una empresa -pantalla- vinculada al Opus Dei-, Blogger me ha pedido que edite esta entrada eliminando las cartas, por lo que he procedido a su retirada”.

¡¡Chicos, que os compre quien os entienda!! Por un lado me estáis diciendo que san Josemaría es un santo de la Iglesia Universal y por otro D. Javier Domínguez Calatayud me está intentando demostrar lo contrario, que es particular y exclusivo. Queréis que la doctrina y espiritualidad del santo lleguen a todas partes pero estáis impidiendo que esto ocurra. Sinceramente me pregunto si el Opus Dei y su espíritu lo estáis viendo como algo que puede ser útil a todos los cristianos o, por el contrario, es algo exclusivo de una élite y se me vienen a la cabeza de nuevo los dichosos cátaros. Ahora no me vengáis a decir que esta protesta mía es fruto de un resentimiento o un ataque desde el mundo palangánido de gente resentida y de vida poco ejemplar, es que vuestro comportamiento es simplemente impresentable.

Imaginaros que queréis leer “las Confesiones” de san Agustín y os encontráis que tenéis que poneros de acuerdo con la razón comercial Rerum Eclesiae S.A. con sede en Friburgo y que es una empresa pantalla de la Congregación para la Doctrina de la Fe pero que, por unos leuros, os dejará leerlas. Si ese hubiera sido el criterio de la Iglesia nadie conocería “las Moradas” de santa Teresa, ni “los Ejercicios Espirituales” de san Ignacio y, si me apuráis un poco, ni los mismísimos Evangelios. De verdad que escandalizáis un poco.

Hace miles de años, un primero de octubre y cuando la Obra tenía solo 39 años de vida, se encendieron en mi los ideales de santificar y santificarme con y en el trabajo ordinario, preocuparme de los que tengo cerca (luego vino la condición de que fueran pitables), ayudar a la Iglesia… pero siguiendo la lógica que parece animar el tema de los escritos, es posible que llegue el día en que tendré que pagar una franquicia para seguir así, algo como McDonalds o Zara.

Sois la materialización de la cuadratura del círculo. En el fondo hay en vuestro actuar una incoherencia como la del que quiere tener la mujer borracha y la botella llena como dicen en mi segundo pueblo.

Casi, casi que me enfado. Pero ya pasó. Paz y bien para todos.

Y abrazos desde mi selva.

Zartan de los Nomos


Publicado el Miércoles, 19 julio 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 060. Libertad, coacción, control


Noticia más leída sobre 060. Libertad, coacción, control:
La libertad de comunicación en el Opus Dei.- Oráculo


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.124 Segundos