Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 55 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El asunto Lejeune – Gautier.- Ana Azanza

010. Testimonios
Ana Azanza :

Hola:

Envió traducción de un interesante documento aparecido en una revista dedicada a la Etica científica en Francia. El asunto tiene que ver con la Fundación Jerôme Lejeune, ya sabéis, de esas Fundaciones que son pero que no son y nunca fueron pero algo hay. Jerôme Lejeune fue un famoso genetista fallecido hace poco más de 20 años que “perteneció” como supernumerario, que ha pasado o pretenden que pase a la historia, y ahí está el meollo de la cuestión, como el descubridor del triple gen causante del síndrome de Down.

 

Lejeune se hizo famoso en España gracias a las páginas de la revista que tampoco es siendo, Mundo Cristiano, en aquellos tiempos en que la dirigía el cura donostiarra y numerario Jesús Urteaga. Este sacerdote numerario era célebre en los años 70 del siglo pasado por haber escrito un arrebatado libro “El valor divino de lo humano” que estaba en todos los centros y en todas las casas de supernumerarias para la lectura espiritual. En él se animaba a realizar apostolado y proselitismo con un lenguaje apasionado y guerrero, incluso en exceso. Tengo para mí que posteriormente y con la evolución de la sociedad española el libro fue quitado de en medio. Seguía en los centros, pero ya no era de referencia cotidiana. Otros más recientes y de otro estilo pasaron a ocupar el primer plano de las lecturas espirituales recomendadas.

 

Estaba en que fue Mundo Cristiano la responsable de que en todas las casas afines al “Opus Dei” entrara el profesor Lejeune. De aquellos años de mi adolescencia creo recordar que si un mes no salía Lejeune era porque salía otro médico opusino famoso, el Dr. López Ibor, y si no salía ninguno de los dos entonces le tocaba el turno al célebre Dr. Nathanson, al que llamaron el rey del aborto en Estados Unidos, y el Opus encomiaba porque se había convertido en “el rey de la defensa de la vida”.

 

Lejeune también pasaba por científico famoso y “defensor de la vida”. No recuerdo que en aquellos reportajes se hablara de su adscripción como supernumerario al Opus, de eso me acabo de enterar. En mi época francesa conocí a una de sus hijas y marido, supernumerarios, que vivían cerca del centro del Opus en el que hice el centro de estudios. El marido era filósofo y ella con ser la hija del Dr. Lejeune y activista pro vida además de madre del correspondiente numeroso cupo de hijos ya tenía bastante. Creo que este matrimonio recibió un nombramiento del papa Juan Pablo II en el Consejo Pontificio de la Vida o de la Familia. En fin y en resumen, gente notable.

 

La Fundación Lejeune ha quedado como una organización que honra la memoria del genetista ya fallecido además de trabajar “por la vida”, dice que siguen apoyando la investigación sobre la trisomía, y sobre todo, es una de esas instituciones que dada su finalidad de utilidad social, no paga impuestos por los donativos que se le hacen. Es decir, parece ser y me comentan que a ella llegan las herencias de miembros, familias y gentes “captadas”.

 

El asunto es que y de eso va el artículo que he traducido, hay polémica con respecto a quien fue el verdadero descubridor de la trisomía. Durante años parecía que Lejeune fuera el único, recibió premios por ello que no compartió con nadie más, por ejemplo, el Premio Kennedy. Sin embargo se ha descubierto recientemente que Lejeune estaba en un equipo de al menos tres científicos y que no fue él la persona que miró por el microscopio y “vió”. Se llevó las fotos para su revelado, pero la que montó el laboratorio para hacer los cultivos celulares, técnica que había aprendido en Estados Unidos, fue Marte Gautier, una científica que se vio relegada por sus dos colegas varones del mismo equipo y fue víctima de lo que se ha llamado “Efecto Matilda”.

 

Todas las no verdades, o contra verdades, semi verdades, invenciones, silencios, añadidos y pases diversos de la Fundación Lejeune para minimizar el papel de Gautier o para replegar velas cuando se les ha pillado en renuncio, son analizados y examinados en este “paper” que he traducido. Es minucioso, sus autores se han leído los documentos de la época, cartas de los científicos entre sí, artículos en prensa y lo han mirado todo con lupa.

 

El asunto Gautier tiene importancia puesto que a raíz de la minimización del papel de esta mujer en el descubrimiento, se han producido y elevado cartas al Papa Francisco I en el sentido de que lo tenga en cuenta a la hora de examinar el “dossier” Lejeune que ha emprendido ya el camino de los altares como supernumerario ejemplar y descubridor, además de padre de familia numerosa y no pobre.

 

Otra de sus hijas que ha escrito un libro sobre su ilustre padre, también mencionado en el artículo, es una empresaria de renombre, Clara Gaymard, esposa de un ex ministro de Economía al que echaron del gobierno por cierto piso parisino cuyos gastos pagaba la República. Y también está claro que a la Fundación pertenece sobre todo la familia del científico, su viuda, otro yerno, que sale en el documento como Presidente de la Fundación Jean Marie Le Méné.

 

Como decían en cierto programa televisivo “suyas son las conclusiones”.

 

Ana Azanza

 

La polémica Lejeune - Gautier en español




Publicado el Lunes, 13 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.811 Segundos