Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 69 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Yo Acuso.- Salypimienta

070. Costumbres y Praxis
Salypimienta :

Es impresionante que cada día salga más información sobre las vergonzosas actitudes y actuaciones dentro del Opus Dei. Cuando uno cree haberlo visto todo, nos enteramos por varios lados de nuevos testimonios que nos dejan más perplejos que el anterior. Hace poco hablaba con un amigo ex numerario, y le decía que el Opus Dei se encontraba tan pervertido que su desaparición era inminente. Él, muy al contrario, me ha convencido de que el Opus Dei está destinado a permanecer por la sencilla razón de que a la Obra la protegía el diablo. De otra manera ¿cómo se entiende que una institución pueda tener prácticas tan siniestras y seguir machacando a las personas sin que nadie mueva un dedo?

Guardo la esperanza desde hace tiempo, de que todo lo que en OpusLibros se publica, llegue más pronto que tarde al conocimiento de quienes pueden poner un alto a los atropellos y las inmoralidades de la Prelatura que es una sociedad que actúa como una ‘familia’ de la Mafia y no como una institución al servicio de Dios y de las almas. De la que algunos de sus miembros actúan más como delincuentes que como hijos de Dios. Tomando prestadas las palabras de Émile Zola, YO ACUSO al Opus Dei…

…De violar sistemáticamente los Derechos Humanos universales de sus miembros como: el derecho a la libertad de reunión, el derecho a la propiedad privada, el derecho a la libertad expresión, el derecho a la privacidad, el derecho a la integridad personal física, psíquica y moral, el derecho a la libertad personal, el derecho a la libertad de conciencia, el derecho a no ser discriminado, el derecho a trabajar libremente, el derecho a la cultura, el derecho a no ser discriminado, el derecho a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos, el derecho a vivir en paz y todos los derechos que pisotea sin el más mínimo escrúpulo.

…De manipular toda la información que la institución da a la jerarquía de la Iglesia, a sus mismos miembros y al público en general, corrompiéndola a tal grado de que en la actualidad es casi imposible distinguir entre la verdad y la mentira.

…De fanatizar a sus miembros a tal grado que les es imposible discernir con objetividad y cordura sobre las cosas más ordinarias de la vida haciéndolos creer que todo cuanto se les ocurre es inspiración divina. Todos hasta cierto punto, en algún momento nos sentimos como ‘iluminados’.

…De envilecer a tal grado la sexualidad humana que muchos de sus miembros terminan con grandes traumas, deformaciones y desinformaciones que les acarrean serios problemas en sus vidas.

…De estar más ocupada por obtener bienes materiales a toda costa sin importar lo que deba hacer para ello.

…De levantar falso testimonio, difamando a las personas descaradamente para evadir sus faltas.

De idealizar a su fundador hasta poner sus enseñanzas por encima de las de Jesucristo.

…De pisotear sin clemencia a las almas que tiene a su alcance con el cuento de enseñarles el camino de la santidad.

…De maltratar sistemáticamente a sus miembros.

Ya había escrito antes sobre la ausencia de la caridad en la Obra. Cada día tengo conocimiento de más atropellos que cometen algunos directores amparados por ‘la madre guapa’ y se me revuelve el estómago sólo de pensar que esos directores (y directoras) actúan convencidos de que están haciéndolo por inspiración divina. Sé que lo que nos contó Solitudine, por desgracia no es un caso aislado. Sé de numerarias que han sido ‘castigadas’ por la directora con no comer o no cenar por alguna falta. Sé de miembros que tienen prohibido vivir, e incluso ir a comer a su centro hasta que no hagan todo cuanto su director les dice…

Al parecer, en la Obra ya quedan muy poquitos directores buenos y decentes y los que están se creen omnipotentes y actúan al completo estilo escrivariano: como unos tiranos. Mientras tanto, la mayor parte de las almas buenas que aún quedan dentro, o viven en un estado de evasión absoluta, o pasan el día tratando de matar la melancolía con fármacos capaces de drogar a un caballo. Al menos nos queda el consuelo de que Dios en su infinita misericordia nos compensará los sufrimientos que nos ha provocado la Obra cuando lleguemos a Él.

Besos cariñosos. Salypimienta.




Publicado el Miércoles, 22 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.083 Segundos