Encomendar.- Rocaberti
Fecha Viernes, 17 marzo 2017
Tema 100. Aspectos sociológicos


Amigos: Escribir sobre el Opus Dei me resulta cansino.

Una organización cuyo vicio de nacimiento ha sido éste: querer ser algo importante, unos nuevos jesuitas del seiscientos en el siglo veinte. Si hubieran limitado su acción a hacer el bien, a ayudar a buscar a Dios (esto de encontrarlo, es mucho decir), sin darse pisto, a colaborar con los hombres de buena voluntad en hacer la vida más grata, yo les felicitaría por su bondad. Pero se han convertido en un grupo de gente malsana, un poco zumbados, cuyo único interés es su Obra y sus tingladillos, importándoles un pimiento los medios para conseguir sus fines, dentro de esta dinámica de pasar la responsabilidad de uno a otro, sin que nadie sea responsable de nada.

Es una pena, y hacen mucho daño a las personas que se acercan a ellos con buena voluntad; sólo los pícaros pueden estar a gusto en un tinglado de tal naturaleza, ya su Fundador se dedicó a santificar toda la pillería, la desvergüenza y la sin razón. Podría ser el patrón de los corruptos.

A lo que iba, solo quería transcribir un par de líneas de Flaubert, en su novela Salammô: "On invoquait tout haut la faver de Malkarth et tout bas sa malédiction". Prefiero que no me encomienden. La gracia está por encima de sus rezos. Un abrazo.

Rocabertí









Este artículo proviene de Opuslibros
http://www.opuslibros.org/nuevaweb

La dirección de esta noticia es:
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=24545