Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 61 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Un punto de vista y una historia.- Atlast

030. Adolescentes y jóvenes
atlast :

Me han tocado muy profundo alguno de los artículos últimamente publicados, pero no es muy fácil repetir o escribir en esta página, por eso agradezco a los que lo hacen. En este año he leído con especial atención estos artículos de suicidios, me imagino de lejos lo que pudieron estar pasando esas personas porque yo puedo reconocer ese sentimiento personalmente. Estos días he estado pensando un poco sobre esos años que como dicen algunos que se despiden de estas páginas fueron ya superados, es verdad, creo que la capacidad de amar es infinita pero eso no es hacia todas las personas, y por esa misma razón la de odiar es mucho menos extensa...



En aquellos tiempos donde recuerdo que me explicaron muy bien en los círculos de San Rafael sobre la mortificación corporal, pero claro no eran cilicios sino dejar de dar gusto al cuerpo, matarlo como ellas decían, no sé si es una buena práctica o no, creo que tenemos que disfrutar las cosas que la vida nos ofrece, es verdad que podemos esquivar algunos gustitos y ponerles una buena intención espiritual, lindo lo que haría tal vez una madre que espera un bebé y deja de tomar o fumar con una intensión noble… muy bonito; pero el problema creo que esta ofrenda y castigo al cuerpo comienza a ser un motivo de obsesión donde puedes verlo con evidencia en la mesa de las casas del opus, puedes llegar a exagerar en esta intención ya que eres todavía un adolecente que toma muchas ideas muy literales, y el camuflaje del cura en la meditación convenciéndote de que es algo bueno y que además ayudará a tu figura… Ahí es como un marketing diabólico, porque a las jóvenes les gustaría tener una figura escultural, y además como que de regalo recibes el beneficio de poner una intención, y te lleva a distorsionar todo el asunto.

Después cuando ya eres de la obra el tema de la mortificación corporal es tan agudo que ni cuenta te das de todo el daño que puedes causar a tu cuerpo, las duchas frías, el dormir poco y mal, la comida y los sacrificios que puedes tener, el trabajo excesivo, yo les cuento porque en verdad me fui del opus o por qué me echaron.

Yo recién fui a vivir a un centro a los 21 años no sé por qué razón, en fin antes de esa fecha vivía en realidad en el centro pero dormía en la casa de mis padres, eso me costó extra esfuerzo, porque tenía que llegar a la meditación o misa al centro y para eso tenía que caminar sola al amanecer hasta el centro, no podía desayunar porque tenía que ir al colegio y años después a la universidad inmediatamente después. Debido a que se debía vivir la pobreza no podía comprar nada de comer en el colegio o universidad, yo había dicho alguna vez que moría de hambre y que tuve que hacer un gasto en el quiosco, y fue una reta que no quise repetir en futuro, luego almorzaba muy rápidamente para poder alcanzar a la tertulia en el centro o sea que nunca me di cuenta qué era lo que almorzaba además que estaba tan hambrienta que no importaba. Toda la tarde estaba haciendo cosas en el centro el club de niñas que se convirtió en mi responsabilidad total, cuidando hijos de señoras que asistían a los medios de formación, arreglando cosas en el centro; me acuerdo que arreglé hasta el sagrario, debo decir que tenía bastantes habilidades, era encargada de mantenimiento, en fin con todo lo que había que hacer no podía organizar mi horario para estudiar.

Cuando ya iba a la universidad tenía que asistir a las clases en la tarde y ahí se complicó todo. Mi nuevo horario cambió, tenía que levantarme a las 5 am hacer la oración y la lectura ir a misa después a clases 7:30 am luego a trabajar, porque conseguí un trabajo. A la hora de almuerzo que en verdad eran dos horas, una hora la usaba para hacer la oración y el rosario, media hora para trasladarme a un centro donde estuve pensionada y media hora para comer. Esa época fue bastante buena, luego trabajar y después clases en la universidad hasta las 10:30, pm después comer algo más y comenzar a estudiar hasta las 2 am a veces 4 am y después comenzaba mi día nuevamente, cómo aguantaba?

Bueno los sábados y domingos dormía hasta el mediodía y aprendí a dormir 5 minutos cuando podía encontrar esos 5 minutos, hasta ahí yo era una chica excepcional, pero más tarde también alguien más comenzó a trabajar y aparentemente tenía dos carreras en la universidad, lo cual era cierto con la diferencia que una carrera constaba de una materia semanal y era además una electiva y la otra carrera se turnaba 1 mes de clases y 1 mes de trabajar, entonces tuve varias discusiones con el sacerdote y en la charla porque ellos me decían que yo no estaba dando al máximo que había esta otra chica y que además tenía tiempo para todo, aclarando que esa chica no era de la obra, y entonces comencé a dar más.

En ese tiempo me mudé al centro, y solo trabajaba por las mañanas y toda la tarde se supone tenía que estudiar pero jamás lo lograba porque yo quedaba sola en el centro toda la tarde y tenía que hacer de todo, además muchas veces me quedaba sola y no era posible salir porque tenía que cuidar el santísimo. Fue entonces que coincidió un día que tenía un examen en la universidad, y una señora había organizado una adoración al santísimo, comenzó a llegar la gente, yo tenía que irme, nadie sabía cómo preparar la ropa del cura, así que me tocó quedarme, pero tenía que ir al examen así que salí súper tarde y tuve que tomar un taxi porque además de tarde era hora pico, debo aclarar que en el país donde vivo tomar taxi es más normal que tomar el bus público, es el doble de la tarifa de bus y no tiene taxímetro, y claro llegué al examen, pero también lo tuve que contar en la charla y me dieron una charla comparándome con la peor persona que además no puedo ver cómo viven algunas supernumerarias y yo me doy el lujo de tomar taxi un pecado que ni Hitler lo pudo hacer peor.

Con ese acontecimiento mi popularidad de numeraria ejemplo cayó al sótano y comenzaron a dejarme un poco al margen, y después hubo una explosión de vocaciones hasta el momento y después de 8 años yo era la única “vocación reciente” en fin una vez que llegaron los refuerzos ahí me pidieron que me vaya porque veían que yo estaba infeliz.

Ahora que ya lo veo como una historia de terror donde me asombra haber podido lograr todas las cosas que hice de una manera sobrenatural en verdad, ahora no haría ni la mitad, pero en el centro no me quedaba otra opción más que estudiar también hasta las 4 de la mañana y seguir el día sin descansos ni 5 minutos de recuperación pero en algún momento tenía que dormir, y lo hacía cuando iba a visitar a mis padres, y a veces los sábados en el centro o domingos. Pero un día la directora me llamó y me lo prohibieron por supuesto y me mandaron a estudiar durante el día, pero todavía me dejaron con las responsabilidades del centro, en fin ahí me enfermé y se portaron horrible, es la primera vez en mi vida que desee estar con mi mamá. Fue un sentimiento muy terrible, en fin, después que me trataron muy mal recuerdo que era de noche, tenía un dolor de cabeza muy fuerte, me habían dado un montón de pastillas, pero creo que fue el ticket de salida. Ya no les servía más.

Con los años después que la rabia, dolor, rencor y el romance que se rompe, el corazón de una adolecente es completamente destruido y en la era pre internet uno tendía a sentirse solo en la vida, el suicidio definitivamente fue una opción a considerar, es difícil vivir en una sociedad marcada con la letra escarlata que por donde caminas la gente te conoce, misa, universidad, amigos o ex amigos, es una etapa difícil, nadie entiende tu historia porque es una historia de locos y tus amigos son demasiado jóvenes todavía, en fin miras atrás y das gracias a Dios por cuidarte, por no permitir que te hayas enfermado, por haber jugado tus cartas de una manera que dolía pero a la larga era mejor, y sobre todo porque Dios nos dio un cuerpo para hacerlo templo del alma donde habite el espíritu santo, donde nos pueda visitar en la comunión, que lo cuidemos no lo destrocemos.

Estos casos de gente enferma y desesperada, que ofrece sus dolores a un punto inhumano, creo que aunque es muy loable, no es lo que de ordinario nos pediría Dios. Si tenemos que sufrir una enfermedad es bueno enfocarla desde un punto de vista positivo y llevarla adelante lo mejor posible, pero no es necesario hacer esfuerzos innecesarios título de ofrenda, crucificarnos como Cristo, si fuera así entonces mejor nos subamos todos literalmente a una cruz y morir ahí santos, que maravilla! Pero no es así, Dios nos quiere felices, él se complace en su obra y obra no quiero decir opus, sino cada criatura creada por él, que pertenece a su ser, en cada una se puede ver y sentir el amor de Dios de ese Dios que no quiere que hagas daño a tu cuerpo, el dormir y comer en exceso es también un daño al cuerpo, el consumir sustancias toxicas es un daño al cuerpo, el flagelarte y pincharte el cuerpo es hacerte daño, el no descansar como se debe es hacer daño al cuerpo, y llegar a estar medicada de una manera innecesaria es hacerse daño al cuerpo.

El punto de vista de la Iglesia Católica sobre aceptar estas prácticas es interesante, pero creo que el respeto que deberíamos tener a nuestro cuerpo es muy importante. La creencia en la mortificación es seguramente adecuada para algunos, y si uno puede ver el fin último es un fin noble, pero creo que la conciencia con la que se practica debe ser el motor regulador, y si uno hace eso por cumplir no creo que valga la pena hacerlo. La forma de vender la idea de mortificación corporal en el opus no es correcta, primero es cubierta con cosas lindas como adelgazar, segundo es como una competencia, tercero es secreta, nadie puede saber que una haces esas cosas… así es muy fácil que las personas que están hechas para ser felices naturalmente caigan en depresiones y enfermedades, porque uno mismo se comienza a imprimir castigos, se quiere convertir en alfombra, se quita la autoestima sin ni siquiera darse cuenta, y más tarde eso solo sirve para que puedan manipularte, una táctica utilizada en la violencia domestica hacia mujeres, aclarando que en el opus jamás (espero) llegan a la violencia física, solamente se queda en la violencia psicológica.

Si alguien lee este caso pensará que es una exageración, pero es un súper corto resumen de lo que ocurrió en esos años, momentos felices seguro los tuve, pero es verdad todo cambió al ir a vivir allí, y espero no será el caso de nadie más porque “cada caso es cada caso”.

Atlast




Publicado el Miércoles, 21 mayo 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 030. Adolescentes y jóvenes


Noticia más leída sobre 030. Adolescentes y jóvenes:
Para que su voz no caiga en el olvido.- Agustina


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.191 Segundos