Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 43 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?



Si te quieres ir, si no quieres entrar, si te has ido y necesitas apoyo, si llevas a tus hijos a colegios de la obra, si buscas información, si quieres saber la verdad de los que estuvimos dentro... ¡adelante!

Nuestra visión difiere sustancialmente de la que la prelatura del Opus Dei proyecta de sí misma en sus webs y medios de comunicación. Consideramos que la libertad de expresión de los que estuvimos dentro enriquece el debate, aunque el Opus Dei piense lo contrario.

¡Ojo! No es una web contra la Iglesia.
Es una web informativa sobre el Opus Dei.

* * * * * * * * * *


Ultimos envíos publicados:

Miércoles, 24 de agosto de 2016

Algunos textos fundamentales

EL VERDADERO ROSTRO DEL OPUS DEI

La reflexión que ofrecemos en estas páginas está basada en la experiencia de muchas personas a lo largo de su vida en el Opus Dei. Ha surgido como consecuencia de una prolongada deliberación sobre la realidad de la Obra de Dios, verificable por quien desee investigarla, pues existen pruebas documentales abundantes de cuanto aquí se dirá. Ha sido realizada sin resentimiento y está motivada por un afán clarificador.

El verdadero rostro del Opus Dei (español)
Il vero volto dell'Opus Dei (italiano)
Le vrai visage de l’Opus Dei (Français)



LA LIBERTAD DE LAS CONCIENCIAS EN EL OPUS DEI

Desde sus comienzos, el Opus Dei viene suscitando una gran diversidad de opiniones y discusiones, no sólo derivadas de la simpatía o antipatía, sino sobre la realidad de su verdadera entidad. Este hecho es ya extraño de por sí en una institución hoy legítimamente aprobada por la Iglesia, cuyos Estatutos son y han sido siempre públicos y oficiales en sus distintas configuraciones canónicas. ¿Qué causas motivan entonces las controversias? En las líneas que siguen, el lector encontrará razones suficientes para responder a este interrogante. (Artículo completo - Español - English - Italiano - Français - Deutsch)


AD MENTEM PATRIS (Según la mente del Padre)

El presente artículo ha sido redactado por un ex numerario con motivo de los 10 años de su salida de la Obra. Se trata de una reflexión con un marcado carácter autobiográfico, expresado en lenguaje vivencial y coloquial. Y lo destacamos porque, pese a su carácter ocasional, expresa muy bien algunos de los problemas más importantes que aquejan al Opus Dei.


Amigos de Opuslibros


Si quieres colaborar económicamente

para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


 Tus escritos: Mis recuerdos de D. Florencio.- Heraldo

115. Aspectos históricos
Heraldo :

Yo también salgo de mi letargo para decir algo de mis recuerdos sobre D. Florencio. Antes de entrar en tema diré que el asunto me parece muy pertinente porque creo que D. Florencio influyó decisivamente sobre el fundador y dejó marcas muy acusadas en la Obra...


Publicado el Miércoles, 24 agosto 2016
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Las tortas de Don Florencio.- ElCanario

010. Testimonios
elcanario :

Estos días se están publicando comentarios sobre Don Florencio Sánchez Bella y su actividad como consiliario del Opus Dei en España.

He echado mi memoria a trabajar y lo primero que he recordado es que en los años sesenta del siglo XX se comentaba en los centros de los entonces oblatos, hoy agregados, que había que tener cuidado con una actitud de él cuando se encontraba con otro de la Obra. Desde que me lo contó otro de mi centro tuve mucho cuidado cuando coincidía con Don Florencio. "Ten cuidado Don Florencio cuando te acerques a él. Te puede dar una buena torta", me señaló este oblato. Puede que esto lo hiciera en plan de broma o como manera de vivir el espíritu de reciedumbre. Para mí no era ninguna de estas dos cosas. Por si las moscas, yo evité recibir una de sus famosas tortas. El era en representante de la Obra en España y si se creía que hacía gracia o probaba nuestro buen espíritu no era para hacerlo de esta manera.

Aquí Supomal ha comentado que hizo un curso anual en Diego de León y, sin embargo, nunca tuvo la suerte de tener una tertulia con él y eso que allí estaba la sede de la comisión regional. Hasta llevar más de diez años en la Obra nunca tuve la suerte de tener una tertulia con Don Florencio. Eso sí, algunas veces fui al centro de la Obra y me lo encontré totalmente vacío. Luego me enteré que había habido una tertulia con el consiliario y yo no reunía uno de los requisitos para estar en ella: no tener hecha la fidelidad o la oblación. Nunca pude entender esa diferencia de trato. Supongo que se tratarían temas que yo no podía entender.

He tratado de recordar su imagen. Siempre me sale como un hombre serio y con cara de preocupado. No tuve la suerte de recordarle sonriendo. Cada uno somos de una manera. Sin embargo, internamente en el centro se nos insistía que una de las peores tentaciones que podíamos tener era tener miedo a los directores. Con esa manera de ser Don Florencio conseguía caer en esa tentación. En ese centro en el que yo estaba, en la calle Recoletos 5 de Madrid, había uno o dos directores que se distinguían por su broncas, eso sí acompañadas de sonrisas de vez en cuando. Afortunados los que alguna vez vieron sonreir a Don Florencio. Yo no tuve esa suerte.

ELCANARIO


Publicado el Miércoles, 24 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Opus Dei en Chile.- Ana Azanza

900. Sin clasificar
Ana Azanza :

Envío traducción de un artículo en el que se habla de la Iglesia en Chile y específicamente del Opus Dei en ese país

Saludos

Ana Azanza

alterinfos.org

CHILE- Situación de la Iglesia en Chile. Poder del Opus Dei.
AlterInfos

Dial

El Opus Dei es un movimiento de laicos cristianos creado por José María Escrivá de Balaguer, cuya personalidad es controvertida aún cuando fuera canonizada en tiempo récord por el papa Juan Pablo II. El Opus Dei tiene fama de "gusto por el secreto", lo que no hace sino reforzar la idea según la cual sería un poder oculto que busca infiltrarse en la Iglesia y en la sociedad  civil. ¿Es verdad o es sólo fruto de la imaginación? El artículo busca establecer cuál es la presencia en Chile de este movimiento catalogado como conservador. Procede de un capítulo del libro Opus Dei. Génesis y Expansión en el Mundo (LOM Ediciones, 1992), revisado y corregido en 2001 por su autor, Jaime Escobar M., especialista de cuestiones eclesiales y editor de la revista cristiana Reflexión y Liberación. 

Los orígenes del "Opus Dei" en Chile remontan a 1948, ya entonces el fundador del OD pensaba en el proyecto de enviar un representante a Chile. La misión recayó en el joven  Adolfo Rodríguez Vidal, ingeniero naval recién ordenado sacerdote. Llegó a Chile pasando por Buenos Aires en 1950, se presentó al cardenal José María Caro, quien lo introdujo en Santiago. Obtuvo pronto un puesto de profesor en la escuela de ingenieros de la Universidad católica de Santiago. Pocos años después y ya como consiliario regional en Chile, comienza una carrera ascendente, primero en la capital y luego en el sur del país...


Publicado el Miércoles, 24 agosto 2016
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Carta urgente del Padre. Ramana

Un palacio en el desierto. CuG

Mala suerte. Solidante

Está pasando por un mal momento. Gómez

Afectos. Zartán

Excardinación de la prelatura Opus Dei. Rampsall


Publicado el Miércoles, 24 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Otra aportación sobre la violación del sigilo sacramental.- Levantisco

070. Costumbres y Praxis
levantisco :

Una cuestión que no veo muy comentada en Opuslibros, referente al sigilo sacramental, es el hecho, para mí inmoral, de que el sacerdote que confiesa a los componentes del Centro, asista a las deliberaciones del gobierno local del mismo (el director del Centro con su propio Consejo), denominado Consejo Local, que es el órgano que recibe la información obtenida en la dirección espiritual (confidencia o charla fraterna) de los que pertenecen al Centro.

Sí se ha escrito mucho sobre la práctica de negar la absolución si el penitente no cuenta al director del Centro aquello de lo que se está confesando. También sobre la pérfida proposición del confesor al penitente de hablar con él, fuera de la confesión, de los hechos confesados, con la intención de pretender soslayar lo que conlleva la violación del sigilo (una corrupta praxis del sacramento): “El confesor que viola directamente el sigilo sacramental, incurre en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica; quien lo viola sólo indirectamente, ha de ser castigado en proporción con la gravedad del delito” (c. 1388 § 1.) Ya el hecho de que el confesor señale si fulanita, menganito o zutanita se ha confesado o no, parece estar prohibido por la Iglesia: “El sigilo sacramental es inviolable; por lo cual está terminantemente prohibido al confesor descubrir al penitente, de palabra o de cualquier otro modo, y por ningún motivo” (c. 983 § 1.) ¿Cuántos sacerdotes numerarios estarán libres de delito? Porque el director del Centro sabía quién se confesaba o no. Es verdad que no todos los sacerdotes son tan descuidados, y he conocido a algunos que se cabreaban bastante cuando se les preguntaba si algún chico de san Rafael se había confesado.

El que el confesor de los que están en el Centro asista a las deliberaciones del Consejo Local, donde los que ejercen la dirección espiritual vuelcan la información obtenida en la misma al resto de componentes, me parece una corruptela apropiada a la problemática personalidad de Escrivá que seguramente la calificaría como pillería, algo muy propio de su forma de ser. El disponer así las cosas facilita de forma mediata y en muchos casos inadvertidamente, aunque esto parece poco probable, la filtración o indicación de dónde puede existir un problema ocultado por el miembro al seglar asignado para recibir la charla fraterna de dirección espiritual.

He conocido a algún sacerdote al que al parecer no le causaba ningún problema de conciencia el preguntar, en la reunión del Consejo Local, sobre cómo vivía determinada cuestión sensible un miembro o cooperador orgánico de la prelatura personal, cuando el que recibía su confidencia no había dado ninguna información al respecto. Si la información sobre esta cuestión sensible la había obtenido el sacerdote en la confesión sacramental o fuera de ella, según el modo ya clásico de intentar sortear el sigilo, no lo sé.

Recuerdo cómo Escrivá sonreía con pillería cuando, refiriéndose al sigilo sacramental, comentaba que no se podía romper ni con un movimiento de los ojos. Sin embargo, dispuso que el confesor tuviera voz en las reuniones del Consejo Local, donde también es difícil evitar gestos involuntarios, como hacen los buenos jugadores de póquer, y donde es fácil hacer gestos voluntarios. Qué pretendió Escrivá al disponer que el sacerdote del Centro asistiera al Consejo Local si no posee voto en las decisiones... Puede que alguien le encuentre el sentido que yo no le encuentro...

Visto en conjunto la violación de la intimidad de la conciencia debida a la praxis de la dirección espiritual, las prácticas en la confesión señaladas más arriba y la facilidad que se da para que, inadvertidamente o no, pueda violarse el sigilo sacramental al introducir al confesor en las deliberaciones del Consejo Local, es difícil no concluir que todo se ha dispuesto así de forma deliberada para un determinado fin.

¿Cuál puede ser la finalidad de estas corruptelas? Apostaría que se trata del intento de que nada de los “cooperadores orgánicos” quede velado a los superiores. Entre otras cosas para que todas estas informaciones puedan servir como medio de presión, chantaje o coacción llegado el caso. Ya conocemos como se las gastan y los procedimientos institucionales: ¡Vaya católicos!

Levantisco


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Aperitivos divinos.- supOmal

010. Testimonios
supOmal :

El motivo de algún recién escrito me ha despertado de un letargo participativo en esta extraordinaria web, a la que no se puede uno cansar de dar gracias a Agustina. Y a poco que uno la lea -si bien creo que no me he perdido ni una letra de todo lo que se va publicando hasta día de hoy- se va dando cuenta de que Opuslibros ha sido y sigue siendo un gran catalizador de cabos sueltos de la vida de miles de personas. Como si de una red neuronal se tratara, va tejiendo un entramado de testimonios, experiencias, estudios e informaciones que no sólo une a un inmenso número de personas con un denominador común, sino que además inter-conecta esas terminaciones aisladas que nos quedaron en el cerebro a la mayoría de los que un día salimos de este submundo empresarial y surrealista con pretensiones trascendentales conocido con la marca opus dei.

Esos cabos que quedaron incomunicados debido a fuertes condicionamientos y adoctrinamientos que recibimos en lo que hoy es prelatura, van encontrando su cauce para restablecer el tejido que irá recomponiendo la malla natural en una cabeza normal. Y a eso me refiero cuando, por ejemplo, narraba en "Pesadillas adolescentes" (13 Feb. 2012) el constante desconcierto cuando uno iba conociendo la praxis en ésta que es una de las grandes mercantiles de lo espiritual.

Y en ese escrito cito precisamente a Don Florencio, cuando confundo su coche -ignorante de mí- con el de entonces jefe del Estado español, el general Franco, en Torreciudad allá por el año 1975.

Este personaje en sotana al que hacemos mención, catalogado como altísimo ejecutivo de la multinacional durante muchos años y del que menciono el recuerdo cuando lo vi aquel día -vigilia de la inauguración de ese descomunal monumento al ladrillo y a la megalomanía-, me sigue resultando enigmático y siniestro. Evidentemente es una impresión subjetiva, pero constato que no soy el único, por algo será. Cómo encaja todo con un pretendida dimensión sobrenatural para superar tanta contradicción todavía lo ignoro.

Sigo, a pesar mío, sin percibir su imagen por tener que haberlo visto el día siguiente presidiendo la ceremonia, sí es seguro que yo estaba allí y muy cerca del altar, pero no hay forma, que no me acuerdo del jerarca. Como tampoco lo vi en las tres semanas que viví en Diego de León cuando él ostentaba todavía el cargo, cumpliendo en mi caso con un precepto corporativo, el fraternal curso anual con otros colegas. El último.

Lo que sí retengo bien claro son los aperitivos de aquella casa central de la capital: ¡qué delicia!. Y yo me preguntaba: ¿dónde estará el jefe que se pierde estas exquisiteces? Sabíamos que estaba viviendo esas semanas allí, que no estaba de correrías, pero no le vimos el pelo siquiera en una triste tertulia. Por lo que leo, nos perdimos el gran disfrute de su presencia, afabilidad y cariño inmenso. Quizás algún detalle edificante, canapés aparte. Aunque deberé considerarme afortunado, viví -sin verlo- muy cerca de él, pisé sus huellas sobre el impoluto mármol del palacio madrileño y hasta probablemente respiré su perfume. Y además, me quedará para siempre el consuelo de los piscolabis y vermús de su casa: ¡Divinos! (¿Cómo serían los de su aniversario?).

Lamento no poder aportar nada más del hombre del Mercedes con chofer, del todopoderoso hombre de la mayor filial, del hombre del santo presidente. Sé que es poco, pero así fue lo que yo viví y así lo cuento.

supOmal


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La campaña contra Mª Angustias se realizó bajo el mando de D. Florencio.- Jiméne

060. Libertad, coacción, control
jimenez :

Hola, amigos. Saludos después de mucho tiempo.

Con estas pocas líneas sólo quisiera añadir a lo ya escrito que bajo el mandato de D. Florencio Sánchez-Bella como máxima autoridad del Opus Dei en España se perpetró la terrible campaña contra María Angustias Moreno. Creo que vale la pena recordar, sobre todo para aquellos que albergan alguna duda sobre la catadura de la institución, que hacia finales de los años 70 varias parejas de sacerdotes con muchos años en la Obra y de alto rango fueron enviados a visitar a exsocios de España para difamar a María Angustias como venganza por su libro “Opus Dei, anexo a una historia”.

Evidentemente estos sacerdotes no actuaban fruto de una ocurrencia personal ni por cuenta propia, sino porque las autoridades del Opus Dei (evidentemente comandadas en España por D. Florencio y en Roma por D. Álvaro) las habían enviado a tan abyecta misión. Considero importante añadir esta pieza al currículum de Sánchez-Bella.

Saludos a todos.

Jiménez


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Contestación a Inocencio.- Orange

900. Sin clasificar
Orange :

Estimado amigo Inocencio: muchas gracias por enviar tus matizaciones (19-8-16) a mi escrito sobre Florencio Sánchez Bella de 17-8-16, las cuales leo con respeto. Únicamente quisiera comentarte que lo que yo escribí fue una simple opinión -como consta en el mismo título del artículo-, sobre un personaje público relevante y muy controvertido, sobre cuya actuación cada cual es muy libre de expresarse dentro de la diversidad de pareceres que conlleva la libertad de expresión. Al parecer tu opinión no coincide completamente con la mía, lo cual sinceramente respeto. Sin embargo, como muestra de esa diversidad de pareceres, nuestro común amigo Josef Knetch (19-8-16) nos dice que piensa que mi análisis del tema le ha parecido "muy bueno", en contraposición a tus matizaciones. Son opiniones al fin y al cabo, todas ellas muy validas y las acepto de buen grado.

Sin embargo, querido amigo Inocencio, en otro momento hablas de "condenas de conjunto sobre personas concretas" sugiriendo que yo me podría haber erigido en juez condenador del personaje. En este punto lamento no coincidir con tu matización. Bien claro tengo que ni yo ni ninguno de nosotros somos nadie para juzgar a nadie y que solo a Dios compete el juzgar moralmente y bendecir o condenar la conducta de cada persona. Los demás solo emitimos opiniones favorables o desfavorables según nuestros modestos y limitados criterios. Si tu opinión sobre esta persona no coincide con la mía yo no me atrevería a decir que tú estás transmitiendo un mensaje sesgado sobre el tema sino que diría que mantienes un criterio diferente. Perdona por si algo de mi escrito te haya podido molestar por la relación que hayas podido tener con Sánchez Bella, a quien solo deseo que Dios tenga en su Santa Gloria.

En cuanto a la opinión de que la mayoría de los directores son gente pérfida, querido amigo Inocencio, esa sí que la mantengo... y cuanto más altos los cargos, opino que mas pérfidos y fariseos son. No es el momento de detallar la larga lista de motivos que hay. Diré uno solo: ellos piensan que nosotros solo somos una escoria, unos miserables traidores y que nos merecemos ir de cabeza al infierno por haber dejado el Opus.

Aprovecho para reiterar mi petición de información a quien pueda poseerla -y se la agradezco de antemano- sobre las actividades que Sánchez Bella realizo en Roma desde que en 1984 fue cesado por Portillo como consiliario de España hasta que en 1991 el mismo Portillo lo envió/desterró a México. Estoy sumamente intrigado sobre el comportamiento de Sánchez Bella en Roma durante esos años, que tanto molestó a Portillo como para que no tuviera más remedio que quitárselo de encima y mandarlo bien lejos -a México-, sin cargo de gobierno alguno.

Sin otro particular, recibe un cariñoso y fraternal abrazo de mi parte y mi esperanza que estas pequeñas discrepancias solo sean el inicio de futuros y fructíferos diálogos si lo deseas.

Orange.


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La objetividad y el término medio. Comentario a Inocencio.- Dionisio

010. Testimonios
Dionisio :

El famoso historiador Hugh Thomas publicó en 1997 una historia de la trata de esclavos entre África y América. Es un libro que recomiendo mucho porque nos pone frente a las paradojas más absurdas del ser humano. A pesar de mi escasa memoria no me he podido olvidar que contaba como uno de los capitanes de esos barcos negreros llevaba en su camarote las obras completas de Rousseau y otros intelectuales de la Ilustración francesa. Seguramente la lectura sobre la dignidad humana, la libertad y la fraternidad universal le servían a este culto comandante para evadirse del esfuerzo de su empleo y descansar con una filosofía de altura. Que el capitán de un barco negrero llevara ese tipo de literatura a bordo es, por decirlo a lo bestia,una incongruencia análoga a que el Papa guardara en su mesilla de noche el último número de la revista Playboy. Más o menos.

Dicho en otras palabras, que nadie lo hace todo mal, que todo el mundo hace cosas encantadoras algunas veces, que es compatible ser un miserable y tener buenos sentimientos, que es compatible ganarse la admiración de todo el mundo y al mismo tiempo tener un lado tenebrosamente oscuro.

Yo tuve un conocimiento sobre don Florencio casi igual de profundo como el de Inocencio. Soy incapaz de evaluar las delicadezas de sus sentimientos, no puedo adivinar las lecturas que tenía en sus momentos de ocio. A lo mejor leía a Chesterton. Cosas peores han sucedido. No me cabe la menor duda de que sabía cumplir con las expectativas sociales en el aperitivo de su cumpleaños y que cuando iba a visitar a los chicos del centro de estudios mostraba sus mejores encantos.

Sin embargo, no le recordamos en estas páginas por el cariño que tenía a los pajaritos del jardín, sino porque durante su mandato muchos de nosotros fuimos “pescados” por su organización de unas formas criticables. Y en efecto, criticamos que su política era la de la red barredera, arrastrar todo lo que pillaban y luego ya con calma irían echando por la borda a los “peces” que no sirvieran.

Semejante política “proselitista” fomentada bajo su administración es la causante de muchos problemas que no vamos a enumerar, porque de eso se trata muy bien y por extenso en Opuslibros, e Inocencio lo conoce tan bien como yo o mejor. Eso nos autoriza a criticar sus hechos, por más haya hecho cientos de cosas buenas, que no soy quien para dudar. No fui yo el que dijo “por sus frutos los conoceréis”.

Inocencio: quizá haya gente que falte a la caridad con sus críticas, no soy quien para juzgarles, pero no es mi caso. En cambio, estamos usando la más fina caridad con las víctimas de personas como don Florencio a quienes les ayudamos a comprender que no tuvieron la culpa de que una organización desalmada les arruinara la juventud, o al menos les hiciera malgastar tontamente unos valiosísimos e irrepetibles años.  

Cuando hablamos, por otra parte, de víctimas y de victimarios no cabe el término medio. Algunos podrán pensar que no somos objetivos, pero entre el victimario y la víctima hay que tomar partido. Si vas de neutral estás perjudicando a la víctima presente y a las futuras. A los victimarios les encanta la neutralidad. “Usted no se meta donde no le llaman”. Ya sé que suena fuerte y que no es bonito en pleno verano hablar de víctimas. No tengo complejo de víctima, pero tengo muy claro que fui víctima por lo menos de engaño y manipulación. Eso sucedió durante el gobierno de don Florencio, por lo tanto, aunque él nunca llegara a conocer mi nombre, es responsable de los perjuicios que me causó el lado oscuro. Que yo los perdone, que no me afecte, que sea feliz en el presente y mire hacia el futuro con alegría es otra cosa, pero don Florencio no queda justificado conmigo porque en su camarote llevara las obras completas de Rousseau, metafóricamente hablando. Espero que Dios tenga misericordia de él, tanta como la que yo necesitaré en el día que me toque entregar el equipo y va a ser mucha. Pero su cooperación al mal activa y pasivamente no la voy a pasar por alto. No sería una buena cosa. Y quienes conociéndole mejor que nosotros, prefieran mirar para otro lado y cambiar de tema, no están ayudando a que el mundo sea mejor. Allá cada uno con su conciencia.

Respecto al prelado del lado oscuro, tras la información, valiosísima como acostumbra, que nos aportó Haenobarbo en su último escrito, parece que hacer referencia a su medicación es casi un chiste, o al menos una paradoja.

Con todo cariño,

Dionisio, el Areopagita.


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La medicación del prelado.- Mediterráneo

900. Sin clasificar
Mediterraneo :

Contesto al comentario de Inocencio sobre la medicación del prelado. No es, ni ha sido ningún secreto, que je (las minúsculas son a propósito) se medica porque está psíquicamente enfermo, es del dominio público desde hace largos, laaaaaargos años, así que no he desvelado nada que no se supiera.

El comentario no pretendía autoatribuirme la razón, sino reforzar el hecho de que alguien de 84 años, enfermo psíquica y físicamente (acaba de sufrir una intervención quirúrgica bajo anestesia total) no puede mantener el ritmo que quieren darnos a entender que mantuvo, nada más.

Una última cosa: si de verdad crees que los médicos en esa peña guardan el secreto profesional, y eso sí lo he vivido en primera persona y puedo dar nombres y apellidos, el nickname te viene al pelo. No podías encontrarlo mejor.

Mediterráneo


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La personalidad de Don Florencio y su labor de gobierno.- Josef Knecht

010. Testimonios
Josef Knecht :

En mi escrito de hoy me dirijo a Inocencio (19.08.2018), que ha hecho una llamada de atención para que en Opuslibros no se pierda la objetividad. Siempre es de agradecer que alguien nos recuerde que ser objetivos y no tendenciosos presupone reconocer todos los aspectos de la realidad humana, de suyo tan compleja. No cabe duda de que don Florencio Sánchez-Bella tenía grandes virtudes humanas. También yo lo traté de cerca y reconozco con Inocencio que aquel consiliario del Opus en España era afable, cordial, sonriente, alegre y cercano; así se me manifestó las pocas veces que coincidí con él. Eso sí, recuerdo que en una tertulia con directores de consejos locales corrigió a un numerario ridiculizándolo en público a raíz de un comportamiento de éste que le había disgustado durante la tertulia; entonces palpé la veta autoritaria y severa de don Florencio. Pero, siguiendo la línea argumentativa de Inocencio, es comprensible que un buen gobernante sea de vez en cuando exigente con sus gobernados, pues para eso manda. En principio, parece que Inocencio tiene toda la razón cuando critica a Orange (17.08.2016): deberíamos ser en Opuslibros más objetivos reconociendo con elogios las virtudes de las personas pertenecientes a la Obra de Escrivá, para no darnos la mala imagen de tendenciosos ante los lectores de esta página web.

 

Ahora bien, el escrito de Orange –al menos esta fue mi interpretación– no pretendía cuestionar la personalidad de don Florencio, sino su labor de gobierno como consiliario del Opus en España. Son dos enfoques diferentes, que Inocencio no ha sabido distinguir. Orange no atacó la persona de don Florencio ni negó sus cualidades personales, sino que criticó con toda la razón del mundo su labor de gobierno por haber impulsado un proselitismo intolerable y voraz, como si fuera un ogro (presuponiendo, por supuesto, que un ser humano nunca es un ogro).

 

Recomiendo a Inocencio que lea el artículo, bien suculento y repleto de sentido del humor, del escritor Juan José Millás, publicado ayer domingo, 21 de agosto de 2016, en El País Semanal (página 21) y titulado “Un fragmento de la prehistoria”, en que Millás habla del político estadounidense Donald Trump.

 

Después de leer con atención ese artículo, Inocencio sería capaz de escribir al periodista Juan José Millás recriminándole: “Señor Millás: usted ha denigrado sin objetividad alguna la persona de Donald Trump, faltando así a la caridad. Un multimillonario ha de tener a la fuerza muchas virtudes humanas, pues de lo contrario no habría llegado a esa posición social y política. Trump es un hombre de extraordinaria capacidad de trabajo, emprendedor y creativo, sacrificado y esforzado, un líder audaz a quien siguen millones de estadounidenses. No es justo criticar a nadie sin elogiar a la vez sus virtudes personales. Usted, señor Millás, ha sido tendencioso por poner a Trump casi al nivel de Hitler, Stalin y Pol Pot”.

 

Vamos a ver, y que quede claro. Ni Orange ni Millás entran a valorar las cualidades personales de don Florencio Sánchez-Bella ni de Donald Trump. Tan sólo se limitan a criticar sus respectivas actuaciones de gobierno y la ideología subyacente a ellas.

 

Por culpa de don Florencio, mi vida –y la de miles de españoles– se trastocó por completo cuando de joven caí en las redes de captación que don Florencio impulsaba cual ogro voraz. Desde la atalaya de mi edad madura reconozco que haber ingresado en el Opus fue el mayor error de mi vida. Sin embargo, no todas mis experiencias en la Obra de Escrivá fueron negativas: conocí a gente estupenda, y a varios de ellos les estoy muy agradecido por lo mucho que me enseñaron y lo bien que me sirvieron (como las numerarias auxiliares); también hubo bastantes momentos en que me lo pasé en grande y que me enriquecieron; los médicos de la Clínica Universitaria de Pamplona me atendieron siempre a la perfección. Esas cosas buenas se las debo a don Florencio, a quien, no obstante, nunca se lo agradeceré, porque todo el mundo sabe que bien y mal crecen a la par en la vida humana como el trigo y la cizaña en los sembrados; todo el mundo sabe que el mal absoluto no existe. No hace falta enfatizar en Opuslibros verdades elementales como esta, pues ya se da por sobreentendida. Lo que en Opuslibros se denuncia son los graves errores de la institución –sobre todo los del fundador y los de los directores y directoras, como fue don Florencio, que sembraron cizaña– sin entrar a valorar las cuestiones de tipo personal de esos dirigentes, pues se sobreentiende que para esparcir cizaña con eficacia se requieren muchas virtudes humanas (y también dinero y poder, pero este es otro cantar).

 

Josef Knecht


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Mi vida en el Opus Dei. Ya pasó todo, y sin noticias del rejalgar.- Agustina

020. Irse de la Obra
Agustina :

Mi vida en el Opus Dei. Ya pasó todo, y sin noticias del rejalgar

Fueraborda, 11 julio 2016


Yo era una niña de catorce años que acababa de descubrir la belleza de la vida, y tenía un enorme entusiasmo con el porvenir que yo creía que me esperaba.

Me enamoraba de todos los chicos de mi pandilla y explotaba de emoción al ser correspondida.

Era de natural buena, entusiasta, desprendida y generosa a veces hasta la heroicidad, -pensaba yo- creo que con un arraigado sentido de la justicia y de la lealtad (esto venia en los genes, y lo de la lealtad... ya veréis como lo de la lealtad sobrepasó la barrera de la lógica, y estuvo a punto de hacer de mi un trapo sucio en un rincón)…

Todo el testimonio en PDF


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Así habló Tiquismisquis. Heavy

Lo que desprestigia a la obra, es la verdad. Rafinosa

Rejalgar contra ciento por uno. Heraldo

La muerte de don Danilo Eterovic. Carta Abierta. Wilhelm Pfeistlinger

Un año fuera del Opus Dei. FML


Publicado el Lunes, 22 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Mi vida en el Opus Dei. Ya pasó todo, y sin noticias del rejalgar.- Fueraborda

020. Irse de la Obra
fueraborda :

Mi vida en el Opus Dei. Ya pasó todo, y sin noticias del rejalgar

Fueraborda, 11 julio 2016

Yo era una niña de catorce años que acababa de descubrir la belleza de la vida, y tenía un enorme entusiasmo con el porvenir que yo creía que me esperaba.

Me enamoraba de todos los chicos de mi pandilla y explotaba de emoción al ser correspondida.

Era de natural buena, entusiasta, desprendida y generosa a veces hasta la heroicidad, -pensaba yo- creo que con un arraigado sentido de la justicia y de la lealtad (esto venia en los genes, y lo de la lealtad... ya veréis como lo de la lealtad sobrepasó la barrera de la lógica, y estuvo a punto de hacer de mi un trapo sucio en un rincón)…

Todo el testimonio en PDF


Publicado el Sábado, 20 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Los directores que escribieron mi historia y algún recuerdo.- Fueraborda

020. Irse de la Obra
fueraborda :

Querido Haenobarbo y queridos todos:

He leído despacio, despacio, tu último escrito "Deja vu"

Y se han despertado en mi memoria sucesos ya olvidados, y también reavivado anécdotas, -llamémoslas así- de mi vida en el opus, vida ya muy lejana. Bueno, en realidad no tan lejana; más ajena que lejana. Tan ajena, que parece que le sucedió a otra persona. Tan distintas somos la fueraborda de antes de la de ahora, que casi no me reconozco en la anterior.

Cierto es que todo lo que os conté en mi relato, lo tengo muy vivo. Recuerdo algunas de las pequeñeces que rodeaban la atmósfera, gestos, tonos de voz, miradas, incluso la ropa. Pero os aseguro que no llevo la mochila encima. Todo eso le pasó a alguien que resulta que era yo...


Publicado el Viernes, 19 agosto 2016
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Ofuscando la JMJ.- Hormiguita

030. Adolescentes y jóvenes
Hormiguita :

Hola a todos,

El reciente escrito interno explicando las jornadas del prelado en la JMJ crea confusion. Se observa una ofuscacion de la actividad del Santo Padre Francisco, derivada hacia la preminencia del Prelado. Es tambien curioso que se cita un nombre propio "Herrando" como protagonista en el primer parrafo. Es un acto de prudencia habitual en la obra no citar nombres propios de sus miembros, salvo estrictamente necesario en los documentos de uso interno. Me hace sospechar, que hay que hay cierto interés en promocionar a Herrando como sucesor del prelado. Veamos... Herrando ha sido el principal impulsor en la retirada de los escritos internos de internet. El fue presidente del consejo de administracion de Scriptor, y es ahora el Vicario. Posiblemente, él sugirió y defendió la actuacion contra Opuslibros ante el Consejo en Roma. Son una muestra de relevancia de Herrando como aspirante a prelado sucesor.

Volviendo a la Jornada Mundial de la Juventud. El Papa Francisco ganó claramente por numeros a cualquier carisma de la Iglesia en la JMJ. Ante la evidencia, habia que hacer algo para comprar las mentes dentro de la Obra, y giralas de nuevo hacia la obra y el prelado. PARA MI ESA ES LA RAZÓN DEL ESCRITO.

Dicho sencillamente, es un intento de hacerle un bypass al Papa.

saludos a todos,

Hormiguita

Publicado el Viernes, 19 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Corresponsabilidad de obispos con el proselitismo de D. Florencio.- Josef Knecht

125. Iglesia y Opus Dei
Josef Knecht :

Muy bueno ha sido el análisis de Orange (17.08.2016) sobre la labor de gobierno que llevó a cabo don Florencio Sánchez-Bella al frente del Opus en España desde los años 60 hasta 1984 como Consiliario o como Vicario Regional. Él promovía el feroz proselitismo que el Opus desplegó en aquellos decenios con menores de edad, con universitarios y con todo tipo de gentes, de acuerdo al criterio de que “piten cuantos más mejor”, aun sabiendo que la mayoría de ellos –me refiero sobre todo a jóvenes– no tenían vocación, pero podían ser manipulados en beneficio de la institución mientras duraba el engaño de hacerlos creer que tenían vocación. Descubierto el engaño, muchos de ellos, es decir, de nosotros nos fuimos.

 

A resultas de todo esto, el proselitismo impulsado por don Florencio ha causado mucho daño personal en bastantes de quienes fuimos seducidos en nuestra juventud por la Obra de Escrivá creyendo erróneamente que habíamos recibido una llamada de Dios.

 

Ahora bien, la responsabilidad de los daños personales no sólo recae en don Florencio y en los demás directores y directoras del Opus que secundaron sus planes, sino también en los obispos españoles de aquellos años. He recordado recientemente (13.07.2016) que el arzobispo de Londres, Basil Hume, prohibió tajantemente en 1981 al Opus llevar a cabo captación de menores de edad en su diócesis y en su país, y lo mismo harían los obispos alemanes tres o cuatro años después. Los obispos españoles de la segunda mitad del siglo XX hicieron caso omiso ante el proselitismo que con todo descaro –en nombre de Dios y de la Iglesia– realizaban laicos y sacerdotes del Opus entre menores de edad. Recordemos que en España la mayoría de edad comenzaba entonces a los 21 años, hasta que el 10 de noviembre de 1978 pasó a computarse desde los 18 años. Gracias a esta circunstancia jurídica la captación de menores de edad en los años 60 y 70 fue muy elevada en número.

 

El silencio de los obispos no tendría que haberse producido, porque forma parte de su misión pastoral impedir semejantes atropellos. Sin embargo, en atención a las circunstancias sociopolíticas de la España de Franco y de la Transición, el episcopado español optó por no molestar al Opus para no causarse problemas o conflictos con los gerifaltes de la Obra de Escrivá. Don Florencio era hermano de un ministro de Franco; en aquel contexto se comprende que los obispos no tomaran ninguna medida que pudiera contrariar al Opus, aunque sabían que el proselitismo del Opus no se atenía a correctos planteamientos pastorales.

 

En estricta justicia, los actuales obispos, sucesores de los del siglo pasado, están moralmente obligados a reparar aquella grave omisión de sus predecesores a las muchas o pocas personas afectadas por el proselitismo que no debería haberse ejercido sobre ellas. Pero no seamos ingenuos. Tampoco los obispos actuales quieren crearse problemas contrariando al Opus. Las relaciones entre el episcopado español y la Obra de Escrivá continúan siendo a día de hoy muy parecidas a las de los tiempos de esplendor de don Florencio.

 

Sólo me he quedado con una duda. No sé exactamente en qué año comenzaron sus cargos los distintos Consiliarios del Opus en España (desde que el Opus es prelatura personal, ese cargo se llama Vicario Regional):

 

Antonio Pérez-Tenessa: ¿desde cuándo y hasta cuándo fue consiliario? En el año 1946 Escrivá se trasladó a Roma. Pudo ser en 1946 cuando Pérez-Tenessa comenzó a ejercer el cargo de consiliario de España hasta 1952.

 

Amadeo de Fuenmayor: desde 1952 hasta 1956, según he encontrado en este currículo.

 

Florencio Sánchez-Bella: ¿desde cuándo? hasta 1984. Aquí tengo una duda, tal vez desde 1956, en que Fuenmayor cesó de su cargo.

 

Tomás Gutiérrez de la Calzada: Desde 1984 hasta 2002.

 

Ramón Herrando Prat de la Riba: desde 2002 hasta ahora y hasta…

 

Agradecería que alguien me ayudara en solucionar las dudas del anterior esquema, exactamente las referentes a la datación de Pérez-Tenessa y de Sánchez-Bella.

 

Josef Knecht


Publicado el Viernes, 19 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Recuerdos de don Florencio.- Inocencio

115. Aspectos históricos
Inocencio :

He leido el escrito de Orange sobre don Florencio Sánchez Bella. Y tengo un vago recuerdo de algún otro escrito anterior aquí sobre él. Aprovechando la amable y muy de agradecer disposición de Orange a recibir matizaciones, envío una.

Tengo que decir que sí le conocí, y que era un hombre muy querido entre las personas de la Obra, tanto jóvenes como de mediana edad como mayores. Oí cosas de él como "con la sensibilidad (buena, se entiende) que tiene don Florencio" o sobre sus buenas dotes de gobierno. O anécdotas, como cuando les pidió opinión a las Numerarias Auxiliares de Torreciudad sobre algún aspecto (que no recuerdo) del retablo. Recuerdo un curso anual para gente joven en el Colegio Mayor Moncloa, adonde vino a una cena fría y se le veía feliz de estar con nosotros, muy cariñoso y cercano. Puedo decir los mismo de varios cursos anuales posteriores. Sólo añadiré que, por vivir casi siempre fuera de Madrid, sólo asistí a un aperitivo de los del 22 de septiembre, fecha de su cumpleaños, en Diego de León. Puedo decir que el ambiente era gratísimo, y que él iba pasando para saludar en cada uno de los grupos de gente. Desde luego, no conozco toda la historia. En cualquier caso, el mensaje de Orange me parece sesgado. Y que juzga los objetivos de algunos directores de la Obra como de gente pérfida. Aquí soy yo el que reconoce que no conozco los motivos de esos cambios de ciudad, que a mí me parecen normales.

Permitidme comentar que, en general, si, pongo como ejemplo, uno compara a un personaje que ha hecho 95 cosas buenas y 5 malas (no hablo de asesinos ni, en general, de delincuentes comunes; sino de gente normal y de buena fe, como estoy seguro que es el caso), y otro que ha hecho 95 malas y 5 buenas, y para ello hace un listado de las 5 malas y 1 buena del primero y, en cambio, las 5 buenas y 1 mala del segundo, está claro que quiere "cargar la mano" en sus prejuicios o falta de información.

Aprovecho para decir, aunque no lo he hecho hasta ahora, que me parecen contraproducentes para esta página estas "condenas" de conjunto sobre personas concretas, que no son Hitler ni Stalin ni Pol Pot ni personalidades así. En primer lugar, corremos el peligro de faltar a la caridad con un hermano nuestro cristiano (aun suponiendo, o estando probado, que haya pecado o se haya equivocado), y en segundo lugar, porque cualquier lector que no conozca la institución, y muchos de dentro, pensarán que no somos objetivos.

En este sentido, y perdonadme el cambio de tercio, lo que menos me gustan son las alusiones que se han hecho en esta página a la medicación del actual prelado. Si los médicos tienen que guardar el secreto profesional, ¿quiénes somos nosotros para airear esas cosas, y con el aparente único fin de autoconcedernos la razón?

Saludos cordiales,

Inocencio


Publicado el Viernes, 19 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Sobre limbos laborales y libertad personal. Conrad

La Ley de la Casualidad. Flanpan

Sobre rentas y presupuestos. Simplicio

Cuál secta: la reacción del Opus Dei. E.B.E.

El destapar la mentira, cualquier mentira, ya es de por sí una victoria. Jaume García Moles

Libertad en la elección. Ottokar


Publicado el Viernes, 19 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Dejà vù.- Haenobarbo

070. Costumbres y Praxis
Haenobarbo :

Dejà vù

 

 

5. Si la acusada de semejantes culpas que estas, fuere convencida, luego se postre, demandando piadosamente perdón y desnudas las espaldas, porque reciba sentencia digna de sus méritos con una disciplina, cuanto a la madre priora le pareciere. Y mandada levantar, vaya a la celda diputada para ella por la madre priora; y ninguna sea osada a juntarse a ella, ni hablarla, ni enviarla nada; porque conozca así ser estada y apartada del convento y ser privada de la compañía de los ángeles. Y en tanto que está en penitencia, no comulgue, ni sea asignada para algún oficio, ni le sea cometida alguna obediencia, ni la manden nada. Antes, del oficio que tenía sea privada, ni tenga voz ni lugar en capítulo, salvo en su acusación; sea la postrera de todas, hasta la plenaria y cumplida satisfacción. En refectorio no se siente con las otras; mas en medio del refectorio, vestida con el manto, se siente y sobre el suelo desnudo coma pan y agua, salvo si por misericordia alguna cosa le sea dada por mandado de la madre Priora. Ella se haya piadosamente con ella y la envíe alguna hermana para consuelo. Si en ella hubiere humildad de corazón, ayúdenla a su intención, a las cuales asimismo den favor y ayuda todo el convento. Y la madre priora no contradiga a hacer misericordia, presto o tarde, más o menos, según que el delito requiere.

                        Santa Teresa de Jesús, Constituciones Cap XVI de mas grave culpa

                                  

No es inútil para comprender lo que quiero expresar la transcripción del texto de las Constituciones teresianas que he querido poner como introducción a este comentario.  Intencionalmente he dejado pasar varias semanas para referirme a lo que ha querido contarnos Fueraborda, porque no es lo mismo saber que estas cosas pasan que oírlo en primera persona por quién lo ha padecido…


Publicado el Miércoles, 17 agosto 2016
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Recortes de prensa: La Obra encubierta.- Agustina

060. Libertad, coacción, control
Agustina :

Publicado en El País

La ‘Obra’ encubierta

El mensaje que me ha enviado el jefe de prensa en Cataluña del Opus Dei, Miquel Codolar, me ha dejado totalmente sorprendido

JORDI GRACIA

Barcelona 15 AGO 2016 

La buena fe no es infalible y desde luego no equivale a una patente de corso. Igual que la paciencia es a veces una virtud, la santa paciencia se convierte en un vicio o una estrategia de conducta comodona y finalmente cobardemente inhibidora. Con la buena fe pasa lo mismo: el exceso de buena fe es una forma defectuosa de credulidad y egoísmo disfrazado de virtud.

No salía de mi asombro al abrir el mensaje enviado por el jefe de prensa en Cataluña del Opus Dei, Miquel Codolar. Amablemente me invitaba a recibir la respuesta en privado y en persona a las preguntas que formulé en público hace unos días en estas mismas páginas. Mis recelos nacen de mi formación histórica: el Opus Dei constituyó una fuerza política, financiera y mediática potentísima y visible, casi espectacular, durante al menos dos décadas, los años sesenta y setenta. Y sin embargo hoy parecía haber perdido fuelle y fuerza, como si fuera ya solo una institución residual y careciese del poder y la influencia que tuvo. Como historiador y receloso —el historiador o es receloso o no es historiador— sospechaba yo que había cambiado la estrategia de acción del Opus Dei, escarmentado por la evidencia de que la sobrexposición mediática había perjudicado su imagen pública y optaba ahora por la estrategia contraria para cumplir mejor su apostolado en la tierra del poder.

Pese a la radiante buena fe del mensaje del jefe de prensa, no salí de las dudas. Insistió en vernos personalmente, e insistí en pedirle los enlaces, los títulos, los reportajes o los informes que permitiesen conocer con alguna fiabilidad los ámbitos en los que el Opus tenía una presencia relevante, regular o solo testimonial. De ese modo, no solo saldría yo de dudas sino todos: el Opus Dei podría elegir la transparencia de buena fe y explicar dónde propaga sus convicciones, qué utiliza para difundirlas benéficamente y sobre qué pivotes materiales gira su apostolado espiritual.

No debió parecerle el mejor medio de santificar el trabajo porque el tercer mensaje del jefe de prensa era otra amable embestida contra mi buena fe: me proponía entrar en diversos enlaces de la web que me adjuntaba. Y ahí es donde se torció toda la buena fe mía, la suya y la del sursum corda porque esos enlaces enviaban a la página promocional del Opus —qui som, preguntes més freqüents (precisamente), etc—-. Codolar ejercía de jefe de ventas y de márketing en la misma figura. Pasé a estar entonces convenientemente informado de qué leer en verano, pude seguir los pasos del beato Josepmaria (que era aragonés) y aprender a crecer como familia para aprovechar el verano, todos muy juntos. Por supuesto, en ninguno de esos enlaces llegaba la menor noticia sobre la actividad institucional o empresarial o mediática del Opus Dei, de modo que no quedaba más remedio que pensar que Miquel Codolar se choteaba discretamente de mí o bien que fingía no haber entendido mi demanda de información.

La opacidad y el encubrimiento son la estrategia del Opus Dei en la sociedad de la comunicación y la transparencia, lo cual no deja de ser la mejor metáfora de la ética reaccionaria y ocultista que practica la secta. Los libros que mejor la cuentan son los de quienes abandonaron la disciplina del Opus y lograron escapar a ella con violencia moral y dolor personal. Cuando ya no seguía sus doctrinas, mi padre, Vicenç, escribió una novela con un retrato brillante de la personalidad de Escrivá, En nombre del padre, con un prólogo suculento de Vázquez Montalbán (y la editorial, Bruguera, se acabó al año siguiente). Algunos de los testimonios más espeluznantes sobre el rencor y la venganza que practica la Obra con sus desertores están en las palabras del arquitecto Miquel Fisac o en las de una mujer que abandonó una secta profundamente misógina y tuvo el coraje de contarlo incumpliendo la doctrina del encubrimiento y la opacidad, Mari Carmen Tapia, Tras el umbral. Una vida en el Opus.

De momento, ese libro y algunos de los trabajos de historiadores, han servido para saber qué fue el Opus Dei. Pero hoy la Obra sigue encubierta y yo, en cambio y de buena fe, sigo convencido de que debe de haber razones legítimas y públicas para defender la buena obra de la Obra, pero dónde están, señor, dónde están.

Jordi Gracia es profesor y ensayista.

Publicado en El País


Publicado el Miércoles, 17 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Una opinión sobre Florencio Sanchez Bella.- Orange

115. Aspectos históricos
Orange :

"La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió." (Francisco de Quevedo).

Vaya por delante que yo no lo conocí personalmente, salvo en algunas tertulias con mucha gente. Solo sé las cosas que me llegaban de él por los directores: fueron muchas y no se me han olvidado. Además, he leído en Opuslibros y en webs oficiales del Opus, escritos de otras personas sobre él. Con estos elementos me he formado una opinión que por supuesto está abierta a las matizaciones que queráis hacer y que serán bienvenidas.

Florencio Sánchez Bella, miembro de una influyente familia española en tiempos del franquismo, fue consiliario (hoy se llamaría vicario) de la región de España durante muchos años (1960-1984), nombrado y sostenido por Escriba, el cual, en aquellos años, decidió poner al mando de la región más importante del Opus a un hombre firme y fiable, después de las malas experiencias anteriores (Perez Tenessa). Lo puso para que pudiera meter a tanta gente en cintura (eran los años del boom del Opus ), para así poder él vivir en Roma sin sobresaltos, sabiendo que en España estaba todo bien controlado.

A Sánchez se le atribuye la frase: "que vengan uno y otro, y otro más… que piten… La mayoría se irá, pero con los que queden sacaremos adelante las labores”. Con un pragmatismo cínico, carente de alma y de corazón, dejaba pitar a muchos aunque él sabía perfectamente que perseverarían solo unos pocos (dos de cada diez), para usarlos como hormigas obreras el tiempo que duraran empleándolos en la construcción corporativa del Opus, que era el único objetivo que realmente le importaba. De esa forma podía presentarle a Escriba siempre resultados positivos y a veces espectaculares del desarrollo del Opus en España (La Universidad de Navarra, el IESE, Torreciudad, etc.). Eso era lo que a Escriba le gustaba y por eso lo mantenía en el cargo. A los que se marchaban, no les daba ni las gracias por la labor realizada y no volvía a mirarlos a la cara, aunque guardaba bien todos los informes biográficos y de conciencia de cada uno, por si acaso.

Era muy realista. Tenía en su mesa toda la información detallada de los informes de conciencia de los socios de España. De esa forma tenía en sus manos, de facto, el poder de más de la mitad del Opus Dei. Sabía muchas cosas intimas y muchos secretos de mucha gente -y de gente muy importante- , de dentro y de fuera del Opus. Ese era su gran poder. En aquella época este hombre mandaba mucho en España. Además, su hermano Alfredo fue ministro de un gobierno de Franco y su hermano Ismael fue rector de la Universidad de Navarra.

Cuando Escriba murió en 1975 perdió su principal valedor. En la elección del sucesor se produjo el famoso incidente del único voto que no fue para Portillo sino precisamente para Sánchez Bella, ante el cual dijo en voz alta algo malsonante. La versión oficiosa dice que Portillo voto por Sánchez por no votarse a sí mismo, pero el hecho hace sospechar que Sánchez era, en virtud de su fuerza, el número 3 del Opus.

Siguió como consiliario de España hasta 1984 en que fue cesado por Portillo y llamado a Roma, en donde estuvo unos 6 años. He buscado y he encontrado poca información sobre lo que hizo en Roma ese tiempo. Si alguien pudiera aportar datos, se lo agradecería. Al parecer, los del Consejo se las arreglaron para no permitir que fuera uno más de su camarilla de forma estable porque sabían que si se lo permitían arrasaría con todos, pues ellos no eran más que un grupo de mediocres corifeos, primero de Escriba y luego de Portillo. Echevarría no pintaba nada; era solo un apocado lacayo de Portillo. Lo cierto es que al final decidieron quitárselo de encima y en 1991 Portillo le dio el golpe de gracia mandándolo destinado a México, sin cargo relevante. Sin embargo, él dijo que se fue de Roma porque estaba harto de vivir entre papeles y que lo que él quería era acción apostólica y hacer proselitismo.

Los de México pronto acabaron hasta las narices de la actuación de Sánchez en su región, por su comportamiento errático y entrometido con los directores y su prepotencia. Allá estuvo desubicado, sin rumbo y poco a poco fue tomando consciencia de que había perdido su poder. Finalmente y como última etapa de su caída en desgracia, hacia 1995 lo trasladaron a la delegación de Granada, en el sur de España, para acabar siendo un cura del montón apartado de la estructura de poder (para confesar viejas, se decía),donde acabó oscuramente sus días. Sospecho que tras su muerte muchos respiraron aliviados. Únicamente Francisco Ponz, antiguo rector de la Universidad de Navarra escribió un artículo laudatorio aunque en un tono oficial en las noticias de la Universidad el 2-10-2008.

Fue hombre con carácter quizá más militar que religioso, pragmático, cínico, arrogante, sin escrúpulos, capaz de hacer cualquier cosa o maniobra por conseguir los fines corporativos de la Obra a los que se dedicaba con autentica pasión. Carente de empatía personal y ejemplo vivo de cómo, para los directores, las personas no cuentan para nada sino que lo único que cuenta es el progreso de la institución como organización, como ya comenté en otro momento (En el Opus Dei las personas son objetos de usar y tirar).

Fue un hombre con garra, un torbellino que controló a mucha gente y que nunca se dejó controlar por nadie salvo por Escriba. Fue, sin duda, el hombre más útil y eficaz que el Opus ha tenido en España y sin embargo nadie se atreve a hacer una biografía detallada de él porque saldrían muchas cosas de las cloacas de la institución. Si hubiera vivido siglos atrás podría haber sido un gran inquisidor. Me gustaría saber en qué lugar de la Divina Comedia lo hubiera colocado Dante de haberlo conocido.

Orange


Publicado el Miércoles, 17 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.-Agustina

010. Testimonios
Agustina :

El Opus Dei. Apuntes y documentos para una historia. Giancarlo Rocca

La vocación sacerdotal en la Obra. E.B.E.

La voluntad de Dios. Gervasio

En homenaje a Antonio Petit. Libero


Publicado el Miércoles, 17 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Mi colegio.- Orange

010. Testimonios
Orange :

No dejo de asombrarme cada vez que leo un artículo sobre los colegios de primera enseñanza del Opus por la cantidad de protestas y quejas que tanta gente nos va contando. Yo no he conocido directamente esos colegios porque mi primer contacto con el Opus fue en la Universidad y luego, como ya conocía el percal, nunca mandé a mis hijos a ninguno de ellos. Mi enseñanza primaria y secundaria la realice en un colegio de religiosos (Padres Agustinos Recoletos) al que asistí durante once años, en los últimos tiempos del franquismo.

De ese colegio de religiosos solo tengo buenos recuerdos. Allí no se hacía nada parecido al proselitismo coactivo, aunque de entre los alumnos salieron algunas vocaciones para los frailes. No recuerdo nada parecido a que hubiera una dirección espiritual programada o bien "camuflada" por medio de "preceptores" o cosas por el estilo. Jamás vi coacciones para forzar a los alumnos a confesarse salvo lo lógico en épocas de Semana Santa en unos Ejercicios Espirituales que nos daban y cuya asistencia era voluntaria (recuerdo que la plática que más éxito tenia era la de la muerte, que era tremenda y salíamos todos compungidos ). Yo me confesaba solo cuando me hacía falta y cada vez elegía el fraile que quería.

Lo único que había obligatorio era la asistencia a Misa de 9,30 los domingos en la Iglesia del colegio, que nos controlaban sellándolos un boletín de asistencia y el que no iba tenía que presentar un justificante. En el mes de Mayo se hacían funciones religiosas marianas en la Iglesia, que eran muy bonitas y que también eran voluntarias.

A los frailes no se les veía empeñados en adoctrinar a la fuerza a los alumnos. Se limitaban a exponer la doctrina cristiana adecuadamente según los distintos niveles educativos. Los frailes vivían con austeridad, eran muy frugales y fuera del colegio hacían buena labor pastoral y social. Tienen muchos santos en su historia; algunos, mártires de la época de la guerra civil, asesinados allí mismo y nunca se jactaban ni se jactan del hecho de tener santos y mártires entre sus filas ni tenían obsesión por estar dando la matraca todos los días con su fundador San Agustin, el cual si que fue , por cierto, un fundador de verdadero peso en la Iglesia. Recuerdo que siempre tuvieron la elegancia de no hacer comentarios negativos con respecto a otras instituciones de la Iglesia. Del Opus, ni mentarlo. 

El colegio era masculino, que era lo normal en aquella época, pero no nos inculcaron nada fóbico hacia las chicas. Actualmente es mixto, lo cual me parece muy bien. El nivel académico era excelente. (lo comprobé en la buena base que llevaba para las asignaturas de primer año en la Universidad). No conozco quejas ni protestas reiteradas en contra del colegio y por supuesto no hay ninguna página al respecto en internet. En los últimos años aparecieron algunos frailes "progres" que levantaron las consabidas polémicas del momento y estimularon el interés social y ético de los alumnos de cursos superiores.

Por lo que viví y por lo que leo, creo que en ese colegio había un saber hacer educativo de un nivel cien veces mejor, más moderno y más serio que en los actuales colegios del Opus. De allí salimos muy bien preparados académicamente y la mayoría éramos cristianos normalitos y corrientes. Yo tuve la mala suerte de toparme después con el Opus y me convertí a la vista de mis compañeros y amigos en un tío raro que decía muchas chorradas y llevaba una vida de todo menos normal y corriente .Muchos se retiraron de mi trato. Suerte que pude salirme y después de un periodo difícil de readaptación, pude volver a la normalidad.

Actualmente, cada dos meses nos reunimos a comer un nutrido grupo de ex-alumnos que se ha creado espontáneamente en base a las antiguas y verdaderas amistades, sin iniciativa de los frailes, formado por ex-alumnos con edades comprendidas entre los 55 y los 70 años. Allí solo escucho gratos comentarios y recuerdos de aquellos años del colegio. En estas reuniones -lo hemos hablado- nadie recuerda casos desagradables de acosos ni de abusos sexuales, hoy por desgracia tan de actualidad. No paramos de reír recordando anécdotas de profesores y alumnos. A esas reuniones invitamos a los frailes de vez en cuando y lógicamente vienen los que están ahora porque los de nuestros tiempos muchos han muerto aunque algunos viven ya muy viejecitos. Que Dios bendiga a los Padres Agustinos Recoletos y que confunda a quienes tenga que confundir.

 Orange. 


Publicado el Lunes, 15 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Recortes de prensa: El cardenal Cipriani pierde el control de la Universidad Católica de Perú.- Andi

900. Sin clasificar
Andi :

Publicado en Religión Digital

 

Cinco obispos se incorporan al máximo órgano de gobierno del centro

El cardenal Cipriani* pierde el control de la Universidad Católica de Perú

Se trata de obispos pertenecientes al sector moderado y 'franciscano' del episcopado

13 de agosto de 2016

 

(José M. Vidal).- Tras una larga lucha civil y canónica, el cardenal Cipriani, arzobispo de Perú, acaba de perder el control de la Pontificia Universidad Católica. Por orden directa del Papa y por medio de un comunicado del Secretario de Estado, cardenal Parolin, el Vaticano nombra a cinco obispos para que entren a formar parte del máximo órgano de Gobierno del centro.

Se trata de obispos todos ellos pertenecientes al sector moderado y 'franciscano' del episcopado peruano. Son Salvador Piñeiro, presidente de la Conferencia episcopal, Miguel Cabrejos, Pedro Barreto, Norberto Strotmann y Gaetano Galbusera.

Éste es el comunicado publicado en la web de la PUCP:

Por decisión del Santo Padre, comunicada por el Cardenal Pietro Parolin a la Conferencia Episcopal Peruana, obispos vuelven a participar del máximo órgano de gobierno de la PUCP.

El día de hoy los señores obispos elegidos por el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana visitaron al rectorado de la Universidad para comunicarle la decisión de Su Santidad, el papa Francisco, de que participen de las reuniones de la Asamblea Universitaria.

La disposición de la Santa Sede fue transmitida al Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Mons. Salvador Piñeiro, por el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano. Los cinco obispos que forman parte de la Asamblea Universitaria de la PUCP son: Mons. Salvador Piñeiro, Mons. Miguel Cabrejos OFM, Mons. Pedro Barreto SJ, Mons. Norberto Strotmann MSC, y Mons. Gaetano Galbusera SDB.

Un largo contencioso

La decisión del Papa pone fin a un largo contencioso entre la Universidad y Cipriani, que llegó a su punto culminante en el año 2012, en que, por decisión del entonces Secretario de Estado cardenal Bertone, en comandita con el cardenal Cipriani, la PUCP perdía su carácter de "Pontificia" y de "católica".

En 2014, Francisco nombró una comisión cardenalicia, integrada por el cardenal Lacroix de Quebec, el cardenal Ezzati de Santiago de Chile y el cardenal Erdö de Budapest, para "encontrar una solución consensuada y definitiva".

La solución llega ahora y pone fin a años de sufrimiento por parte de las autoridades académicas, especialmente de su rector, el ex ministro Marcial Rubio.

- - - - - - - - - -

*El cardenal Cipriani es numerario del Opus Dei.

El poder del cardenal Cipriani


Publicado el Lunes, 15 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

El santo fundador del Opus Dei. Jesús Infante

Las redes de la “barca” del Opus Dei. E.B.E

Opus Dei: cómo y por qué perdió el rumbo. Fede

Querida Opus. Satur


Publicado el Lunes, 15 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Cosas pendientes.- Fueraborda

010. Testimonios
fueraborda :

Querido Pensando:

Perdóname por la tardanza en mi respuesta.

Es que solo tenía claro el libro de la conversión del profesor García Morente, y como te merecías una respuesta más completa, esperé a que mi memoria respondiera a mi llamada, pero solo ha respondido muy débilmente, así que, aunque sin absoluta certeza, creo que otro era "El regreso del hijo pródigo", ya sabes, sobre el cuadro de Rembrand.

Y sobre el tercero, Tengo más dudas todavía: pudo ser el libro de Edith Stein, o el de André Frossard, "Dios existe, yo me lo encontré".

Ligeritos y amenos, pero no tienen por qué incitar a nadie a la salida del opus, aunque en mí si produjeron ese efecto.

Sé que Dios fue el que me inspiró el efecto que me tenía que producir. Y seguí su sugerencia. Así de sencillo.

 

Querida Serendipia:

Te agradezco las palabras cariñosas que me dedicas, pero lo de la admiración, o no te lo admito, o lo hacemos extensivo a todos los que han sobrevivido a la máquina de destruir personas, como la llamada opus dei.

Y aprovecho para mandaros a todos otro abrazo con todo mi cariño.

Fueraborda


Publicado el Viernes, 12 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La piedra filosofal.- Orange

060. Libertad, coacción, control
Orange :

Escriba tuvo la ocurrencia de decir (y los directores la repiten continuamente como papagayos), que si un miembro del Opus Dei está a punto de descubrir la piedra filosofal, y los directores le dicen que debe irse a otro país o comenzar cualquier otra tarea de la Obra y dejar inacabado el descubrimiento de la filosofal piedra, el buen espíritu exige (para ser fiel a la Obra y a la voluntad de Dios) , obedecer lo que le han mandado de forma inmediata.

Pues bien, imaginemos un ejemplo concreto : supongamos que un miembro del Opus Dei , científico de profesión, está a punto de descubrir un fármaco que va a curar definitivamente el cáncer y, como consecuencia, además de salvar la vida de millones de personas, le van a dar seguramente el premio Nobel de Medicina. Y estando en estas, lo llama un tronco de la Comisión y le suelta que tiene que irse con urgencia a Bratislava para dar allí círculos a chavales de San Rafael y organizarles convivencias en las montañas eslavas a ver si así pita alguien de una vez, porque algún gerifalte del Consejo ha dicho desde Roma que al Padre se le ha ocurrido (y por tanto es la Voluntad de Dios), que es vital que ese miembro apoye la labor de San Rafael en Eslovaquia.

La pregunta del millón: ¿Qué debe hacer ese miembro del Opus ? Pues según el Opus, ante el mandato opusino/divino, debe tomar el primer avión para Bratislava con los guiones de los círculos y el plan de convivencias de San Rafael en la maleta y olvidarse drásticamente de la curación de los enfermos de cáncer y del premio Nobel.

Si esa misma pregunta se la hiciéramos a las primeras 1.000 personas normales que nos encontrásemos andando por las calles, creo que unas 980 opinarían que ese tío debería dedicarse a conseguir cuanto antes ese fármaco para curar el cáncer y las otras 20 (las correspondientes al 2% de cabezas piradas que transitan por las calles y plazas con apariencia normal), dirían que se debería ir a Bratislava.

De modo que la peculiar ocurrencia de la piedra filosofal es uno de los muchos ejemplos del rudimentario nivel pastoral e intelectual de los argumentos que usaba Escriba (y que sus secuaces siguen usando), para mantener a flote la obediencia de su peña . Y a fe mía que los y las componentes de la peña (los pocos y las pocas que todavía no se han dado el piro), entraban y entran por el aro sin rechistar. A esta peña le encanta comportarse siempre como aquel famoso y pastoril "tan buen ganadico y mas en tal valle, placer es guardalle", pues tienen efectivamente, como grupo, un comportamiento análogo al de las ovejas.

Escriba dice por un lado que hay que acabar perfectamente bien el trabajo profesional para ofrecerlo a Dios, siendo ese el lugar especifico que el carisma fundacional ha previsto para conseguir la santificación y es el lugar ordinario de la acción apostólica y proselitista. Sin embargo, por otro lado Escriba también dice alegremente que está muy bien el abandonar las responsabilidades del trabajo profesional, dejándolo inacabado e imperfecto y la labor apostólica intrínsecamente ligada a él ,si lo manda un director, el cual está transmitiendo la voluntad de Dios... la voluntad del mismo Dios que según el mismo Escriba es que la vocación no mueve a nadie de su sitio y es la santificación trabajo ordinario profesional bien hecho con su inherente labor apostólica...

Ante esa pasmosa y radical contradicción, para un escribariano solo caben dos caminos:

1) No usar la facultad de pensar que Dios le ha dado. El Opus le aconseja reprimirla al máximo pues así se practica la humildad ya que el usarla seria actitud soberbia e inicio de descamino. Pero el sentido común más simple y elemental, del que el Opus carece, dice que las cosas que Dios nos da son para que las usemos. No nos da una boca para no comer ni hablar, unas manos para no tocar, una nariz para no oler, una libertad para no tomar decisiones, unos pies para no caminar, etc. Esto es vivir en la locura.

2) Largarse rápidamente del Opus antes de caer en la esquizofrenia o el suicidio.

Y sin embargo yo, que ahora me río tanto de esta y de tantas otras infumables majaderías del Opus, confieso que en mis años mozos lo de la piedra filosofal me dejaba fascinado, embobado, como flipando. Y estaba seguro de que era una sublime inspiración, llena de santísima e inefable sabiduría proveniente directamente de la divinidad.

En fin, en fin; nunca termino de asombrarme de lo rematadamente necio e imbécil que fui durante tantos años. A veces pienso que con este tipo de dislates, que prueban una vez más la naturaleza infinita de la estupidez humana, quizá Dios se divierta más que algunos seres humanos jugando al Pokemon Go.

Orange.   


Publicado el Viernes, 12 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Obediencia ¿ciega?.- Ramón

010. Testimonios
ramon :

Hola amigos,

Con frecuencia salen en las comunicaciones de muchos ex referencias a los efectos que sobre su vida tuvo la obediencia ciega a las órdenes venidas de arriba, como si fueran mandatos divinos.

El concepto de obediencia viene de largo en la iglesia y como tantos conceptos grandiosos, se ha usado, por decirlo de alguna manera, de forma lamentable para mantener el orden y una falsa apariencia de unidad que al final de poco ha servido. Ha dado igual usarlo para mandar a gente de un lado para otro, en contra de su voluntad e incluso de sus aptitudes, para hacer callar a pensadores, a fieles, a todo el mundo. Hasta para cometer crímenes en la época más oscura de la Iglesia.

Evidentemente, nada de esto es evangélico, sino todo lo contrario. Jesús invitaba a la gente a seguirle, la enviaba con poder. No le machacaba sus expectativas, no le imponía destinos absurdos, no les impedía pensar por sí mismos.

La obediencia es un concepto peligroso aunque en cierta forma sea necesario. Las cartas de San Pablo están llenas de quejas a los cristianos porque en cuanto se daba la vuelta se ponían a hacer lo que les daba la gana, y no precisamente pecar, sino todo lo contrario. O a ensanchar las diferencias sociales, como pasaba en Corinto. Por tanto, si bien es cierto que debe haber Comunión y Unidad en Cristo, no quiere decir que eso sea tirarte por un puente si te lo dice tu director (como tantas veces decimos los padres a los hijos)

El concepto de voto de obediencia como obediencia a un superior (y que me corrijan los más doctos) toma forma con la regla benedictina. Es decir, a finales del siglo VI. Esto tenía sentido, dado que entonces se trataba de formar una comunidad evangélica en la que los monjes se sometieran al abad para la elevación de su alma. Esto tiene su miga, porque en aquella época muchos monjes provenían de la nobleza, y entre ellos había grandes diferencias sociales. Pudiera ser que el Abad fuera un hombre del pueblo, pero el fraile era hijo de un conde y no le iba a obedecer si le enviaba a limpiar los establos o a cavar la huerta. No en vano la regla contempla incluso castigos físicos para los frailes díscolos.

Posteriormente, este voto tan sencillo y racional fue pervirtiéndose y convirtiéndose en una herramienta al servicio de la autoridad eclesiástica, transformándose en voto de "obediencia ciega" e incluso de "obediencia anticipada". ¿La excusa? Nada menos que la obediencia de Jesús al Padre, o la de María y José, olvidando que en todos estos casos se trataba de obediencia razonada y entrega personal, no seguir ciegamente las ocurrencias, fundadas o no, de un superior y las necesidades más o menos apostólicas de una organización. Y ya la repanocha viene con los jesuitas y su obediencia militar y en especial al Papa.

La obediencia fue tomando carta de naturaleza y prestigio en la iglesia, y se usaba como herramienta para demostrar el compromiso personal, aunque diera lugar a estupideces mayúsculas.

- Por ejemplo: una tía mía era monja en una orden cuyo carisma era la atención de enfermos. Cuando acabó el noviciado, pensó que la enviarían a cuidar enfermos a misiones o así. Nada de eso: la dejaron de maestra de teología y gramática de otras novicias. Mi tía, todo hay que decirlo, era espabilada, pero sabía poco más que leer, escribir y las cuatro reglas. Durante años su vocación y capacidad sanadora se perdieron, con la excusa de santificarla llevándola la contraria.

- Otro ejemplo: en los tiempos de renovación carismática post concilio, se puso de moda que los laicos estudiaran teología. El gurú en cuestión convenció a varios jóvenes para que no estudiaran lo que sería su vocación natural (derecho, medicina, ciencias...) sino teología. Estas personas ahora, se tienen que limitar a ser profesores de religión en colegios públicos. Cada vez tienen menos clases y su trabajo está amenazado. Encima, los obispos actuales no quieren gente con estudios serios que les puedan llevar la contraria. Han perdido los negocios familiares por no poderlos atender profesionalmente. Algunos han tenido que hacer otra carrera para ver si así tienen otro trabajo mejor. Pero con más de cincuenta años... Y encima, como personas sensatas que son, acabaron rompiendo con el susodicho gurú que, eso sí, siguió de cura al servicio de una diócesis cualquiera.

En fin, esto son minucias con respecto a cosas mucho más graves como la prohibición de escribir a Gracián o incluso crímenes, como ya he mencionado. Por no mencionar aberraciones como la "obediencia debida" en el ámbito civil para ocultar crímenes de lesa humanidad tras las dictaduras militares.

Por tanto: la obediencia evangélica es la respuesta generosa a un ofrecimiento razonado, en la que lo primero es la persona a la que se le ofrece un encargo (como mandó Jesús a sus discípulos "Os he dado poder...."). Si esa obediencia da lugar a sufrimiento de las personas, a la pérdida de sus talentos y aptitudes, no es de Dios. ¿Se puede pedir a una persona que vaya a misionar? Claro que sí, siempre que haya un ofrecimiento abierto a todos, y un discernimiento sobre esa misión como hacían los Apóstoles.

Lo contrario son comidas de coco y lavado de cerebro que acaban como acaban, como hemos visto por muchos casos, incluyendo el de Fueraborda.

Mucho cuidado con la obediencia.

Que Dios os guarde

Ramón


Publicado el Viernes, 12 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

"Lo mejor": Caridad versus Servicio. D. Antonio Ruiz Rétegui

Fue en Torreciudad, en 1976… Satur

La falsificación del marquesado de Peralta. Ricardo de la Cierva

Carta al Cardenal Lucas Moreira Neves. Antonio Esquivias

La beatificación de Escrivá. María del Carmen Tapia


Publicado el Viernes, 12 agosto 2016
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Miércoles, 10 agosto 2016
· No es creíble.- Mediterráneo
· Cipriani, actor político.- Dentix
· El cardenal de Colonia.- Ana Azanza
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 08 agosto 2016
· Comunicación interna del Opus Dei sobre la JMJ. SIN NOTICIAS DEL PAPA.- Agustina
· Obediencia ciega.- Entregado
· ¿De verdad quieres ser del Opus?.- Serendipia
· Audacia en Colonia.- Elcanario
· LLa gran falacia del Opus Dei. El control total de la conciecia (III).- Pepgrass
· El cardenal Cipriani y el caso de los solomillos.- Isabel de Armas
· Vivir para ver: Sanjosemaría y el turismo religioso.- Josef Knecht
· Una vez más: la naturaleza jurídica de las prelaturas personales.- Josef Knecht
· Para Chico.- Hormiguita
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 05 agosto 2016
· Vuestros comentarios.- Fueraborda
· De tal palo tal astilla: de Escrivá a Cipriani.- Josef Knecht
· Discernimiento.- Entregado
· ¿Qué libros te ayudaron a salir? Para Fueraborda.- Pensando
· Manera correcta.- Class
· Para Chico.- Ruta
· Querido hijo: Para Chico.- A.Plaza
· Con tu permiso, chico. Para su director espiritual.- A.Plaza
· Algunas recomendaciones para Chico.- Orange
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 03 agosto 2016
· Ayuda para acabar bien de una manera correcta.- Chico
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 01 agosto 2016
· Hasta que no te defiendes con fuerza, te arrastran por el suelo.- Dionisio
· Censuran a Cardenal del Opus Dei por Justificar Violaciones en Perú.- Agustina
· Banco Popular y familias del Opus Dei.- Aloevera
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 29 julio 2016
· Historia de un escape a través del Messenger.- Nicanor
· Efecto Tentetieso y/o Efecto Gato.- Class
· Doctorados de chichinabo.- Pepito
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 27 julio 2016
· La historia se repite machaconamente. Para Fueraborda.- Ex apéndice
· El Opus Dei y los Neocatumenales son asociaciones.- Aloevera
· Matización.- Pepito
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 25 julio 2016
· Ignoraba que la perversidad nacía de la propia institución.- Fueraborda
· Más previsible que el final de Titanic.- CuG
· ¿Por qué tanta gente enferma en el opus dei?.- Lirce
· Escrivá y los jesuitas.- Pepito
· No por devoción....- Aloevera
· En respuesta a tu petición. Para Dionisio.- Serendipia
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 22 julio 2016
· Al peggio non c'è mai fine... Para Fueraborda.- Aquilina
· Un peculiar antecedente de la obra de Dios (IV).- Pinsapo
· Cuando parece que ya no te pueden machacar más… sí que pueden.- Fueraborda
· Los buenos.- Elcanario
· Impresionante. Para Fueraborda.- Ottokar
· Acerca de las intervenciones sobre politica.- Aquilina
· La alegría de los hijos de Dios. Para Serendipia.- Dionisio.
· Lo que no aprendí en el colegio.- Mijael
· No creo que estés perdiendo la fe y Dios lo sabe. Para profeattendis.- Dionisio
· Confía, qué es lo mismo, solo que diferente. Para PROFEATTENDIS.- A.Plaza
· No crean que salí bien librada de la obra.- Serendipia
· ¿Qué ha sido de la millonaria donación de Ruiz-Mateos al Opus Dei?.- Aloevera
Miércoles, 20 julio 2016
· Ya era hora.- Gervasio
· Siempre la obra por encima de las personas.- Fueraborda
· Salir del Opus Dei... ¿Existe la felicidad allá fuera?.- Nicanor
· Estoy perdiendo la fe.- profeattendis
· Olvidarnos del 18 de julio.- Pepito
· 17 de julio, y no es casualidad.- A Plaza
· Breves apuntes a Dionisio.- Josef Knecht
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 18 julio 2016
· También me he ido.- Serendipia
· SOÑAD Y OS QUEDAREIS CORTOS. Con su permiso fundador, me da la risa.- Fueraborda
· La Congregación de la Doctrina de la Fe aclara lo que es una prelatura.- Juno
· 18 de julio, pura coincidencia.- Dionisio
· Precisiones históricas. Agregadas-numerarias.- Ana Azanza
· Las recientes colaboraciones de Pinsapo y de Fueraborda.- Gervasio
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 15 julio 2016
· Extraño viaje al psiquiatra con carabina incluida.- Fueraborda
· UN PECULIAR ANTECEDENTE DE LA OBRA DE DIOS (III).- Pinsapo
· Admitida querella contra cura del Opus Dei.- Aloevera
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 13 julio 2016
· Y decidieron que pasara de ser la niña guapa, a la mala de la peli.- Fueraborda
· El Opus visto en Alemania y visto en España.- Josef Knecht
· Felicitación a Fueraborda.- Merchelo
· El Opus dei fomenta la desestructuración familiar.- Class

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.184 Segundos