Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?

Correspondencia
Inicio
Quiénes somos
Correspondencia
Libros silenciados
Documentos internos del Opus Dei
Tus escritos
Recursos para seguir adelante
La trampa de la vocación
Recortes de prensa
Sobre esta web (FAQs)
Contacta con nosotros si...
Homenaje
Links
Si quieres ayudar económicamente...

Google

en opuslibros

Si quieres ayudar económicamente al sostenimiento de Opuslibros puedes hacerlo desde aquí.


CORRESPONDENCIA

 

Miércoles, 05 de Abril de 2017



Reflexiones sobre el caso de María del Carmen Tapia.- Heraldo

Reflexiones sobre el caso de María del Carmen Tapia

Heraldo, 5/04/2017

 

 

 

Ramón se plantea si es el Opus o son las personas. Yo le pregunté hace unos días a un numerario con quién mantengo trato, qué era lo que pensaban los otros numerarios de su centro acerca de los errores de la Obra. Me contestó precisamente que logran perseverar pensando que los errores son de las personas, no de la obra-institución, la cual es divina y por tanto perfecta. No le pregunté qué es lo que piensa él porque eso ya lo sé. Él piensa que los errores son de la institución, aunque también se mantiene perseverando, entre otras razones, para no darles gusto a los directores, quienes desearían quitárselo de encima como quien se quita a un molesto moscardón.

 

Yo pienso justamente al revés que esos numerarios. Casi todo lo malo que ocurre en la Obra tiene como raíz cierta perversión fundacional de la institución, y si es verdad que en la Obra pasan muchas cosas buenas es porque hay en la Obra personas muy buenas, que ponen con autenticidad su corazón en el servicio a los demás...



(Leer artículo completo...)




Casarse con ex numerari@s.- Aquilina

Hola Astrid,

leyendo tu mensaje me sentí llamada a contestar, por conocer de primera mano los problemas de haberse casado con un ex numerario. Creo oportuno comenzar por hacer unas consideraciones previas:

- yo también soy una ex numeraria, a diferencia tuya que hasta hace un tiempo no conocías el Opus Dei (y en cierto sentido sigues “no conociendole”, porque para entender muchas experiencias hay que haberlas vividas desde dentro);

- todos los ex son distintos, como son distintas las huellas dactilares de cada uno de nosotros. Pero es posible individuar unos tratos comunes, no a todos pero sí a muchos, y en este sentido es posible pescar en la propia experiencia y proporcionar unos consejos a quien los pide...



(Leer artículo completo...)




Villa Tevere (2).- Novaliolapena

Entender cómo funciona Villa Tevere (VT) ayuda a entender cómo funciona la obra.

Uno tiene acceso solo a las zonas previstas. Y desde el primer momento está claro que hay límites y cuáles son. Unos llegan hasta la primera puerta, otros se quedan en la segunda, otros en la tercera y así sucesivamente...



(Leer artículo completo...)




Cada persona es un mundo.- Novaliolapena

Querida Astrid:

Antes que nada, te mando un fuerte abrazo. Estoy seguro de que todo saldrá muy bien porque tu marido te quiere, no cabe duda y es una persona estupenda.

Es difícil aconsejar porque cada persona es un mundo. Y cada pareja es un mundo también. Muchas de las cosas que dices que Juan ha hecho me parecen muy acertadas, como por ejemplo no dar demasiadas vueltas a lo que hacía en el pasado. A veces creo que lo mejor es, como él dice, "never mind". Y "move on".

Por muchos motivos. A veces uno se puede avergonzar de lo que hizo. O le puede traer malos recuerdos. O le puede hacer sentirse un poco bajo de ánimo. O simplemente le cansa. Hay mil motivos posibles. Igual que a muchas personas no les gusta hablar de sus ex.

Así que creo que es bueno saber un poco, para entender un poco, pero no creo que ayude ni sea necesario saber en detalle lo que pasó, o por qué, o cómo se sintió, etc. Lo importante es que él sepa, y lo sabe, que le quieres independientemente de lo que haya podido pasar antes. Al menos, es como yo lo veo.

Respecto a la parte afectiva, si bien es cierto que la formación de la obra va en la línea de hacer las cosas porque hay que hacerlas, controlar los sentimientos como señal de autodominio y madurez (controlar=no expresar), no llorar, no tener muestras de afecto, etc., también es cierto que cada persona es un mundo. Quiero decir, que si ya de por sí era un persona reservada, si además era responsable y un poco serio, pues todo fue a más.

Que la formación de la obra daña, en ese sentido, está claro. Que genera robots también. Basta con decir que sonreír es una mortificación. Imagínate cómo influye en la personalidad sonreír por obligación durante años y años. Llega un momento en qué uno sonríe como un robot. Y como todo, al salir, hace falta un tiempo para desprogramarse. Para sonreír cuando te apetece y a quién te apetece sin pensar si está mal o no. Y lo mismo se aplica a llorar.

Eso no significa que los numerarios no lloren nunca, no sé si me explico. Los hay que sí y los hay que no. Lo que quiero decir es que la formación va en esa línea y afecta. Afecta más cuando más te has negado a ti mismo por la causa y cuando tu personalidad iba ya en esa línea.

Total, yo lo que te aconsejaría es que no le dieras muchas vueltas, porque creo que puede complicarlo todo más. Te animaría a que, con mucha paciencia, poco a poco, fueras tú la que expresara más sus sentimientos para que él pueda aprenderlo de ti. Que hablaras más de cómo te sientes, sabiendo que en su subconsciente a veces él pueda pensar que eso no importa, que lo importante es hacer lo previsto, lo que sea, trabajar, cumplir con las propias obligaciones, etc.

Por otra parte, en lugar de hacerle preguntas, dile directamente lo que necesites. Dile: "Juan, estoy muy cansada, necesito que me des un abrazo." O "Juan, me encantaría que un día me compraras unas flores, las que más me gustan son las rosas rojas." Y que se lo expreses también: que le des muchos abrazos, besos, que le digas que le quieres, que "sienta" esas cosas. Con paciencia, con tiempo, se puede.

Pero no le hagas preguntas sobre eso porque solo le creará inseguridad y al final es posible que opte por no hacer nada, especialmente si a veces toma la iniciativa y no te gusta. Muchas de estas cosas se aprenden en la adolescencia y con las primeras relaciones, pero en su caso ha tenido que hacer un curso intensivo extremo. Así que quiérele mucho con paciencia y sobretodo dile lo que esperes de él sin hacerle sentir mal por eso.

Espero no haberte cansado. Al final, cada persona es un mundo, pero creo que eso le puede ayudar.

Ah! Y no te sientas mal por esas cosas. En algunas culturas la gente expresa más y otras menos, no por eso se quieren menos. Es cuestión de tener paciencia y decir en detalle lo que sea.

Un fuerte abrazo y escríbeme cuando quieras (en inglés si te es más comodo ;-)

novaliolapena@gmail.com 





La impronta.- Madurez

He leído el escrito de Astrid y me ha dado en qué pensar.

Mira, tenemos la impronta de lo que fuimos y vivimos unos más y otros menos. Es como el que ha ejercido una profesión o actividad y quedan los modos y maneras. El torero retirado tiene un aire, el militar retirado también, el bombero, el médico... A nosotros se nos enseñó a disimular, mentir, oír pero no escuchar y en el caso de escuchar elegir lo que convenía. Y manipular, manipular como nadie. Todo por voluntad divina y ad mentem Patris.

Cuando nos decidimos a largarnos muchos actuamos así, por eso no pudieron retenernos y les dejamos con un palmo de narices. Es la canción de Alejandro Sanz, El aprendiz, "has sido tú..." Algunos salimos maestros, más maestros que el maestro. Y no pudieron ni retenernos, ni asustarnos ni coaccionarnos. Mira Astrid, el sacrosanto Fundador usaba una expresión tremenda, "Conceder, sin ceder y con ánimo de recuperar". Maquiavelo en estado puro. Así enfoqué mi salida y chao chao. Pero queda la impronta.

A mí no me pasa como a tu marido, tengo sentimientos. Lo que pasa es que mi mujer a veces, en determinadas situaciones y con determinadas personas que van de aquella manera me dice: "eres un manipulador". Lo soy, sé serlo y cuando ha sido necesario he sacado de la caja fuerte las armas que tengo guardadas. Me ha sido útil a veces, repito. Un ejemplo. He sido director en un instituto, por mi despacho han pasado muchos y con muchas problemáticas. No me la dan. Sacas el chip director de un centro y oyes y escuchas lo que conviene, no entras al choque, concedes pero no cedes, sabes poner buena cara y cara de interés. Y manipulas. Nunca un director va al choque, oye, oye, se queda con lo que conviene y da largas cambiadas que ríete de Antoñete o Belmonte. Y haces que empatizas, no te implicas, sabes ser más que correcto. Y cuando conviene actúas como tenías previsto. Sin emoción, si el que te incordia va a por ti tú vas por él, sabes leer las caras. Y si puedes hacer algo por él porque te conviene lo haces.

No se puede ser así siempre, serías un monstruo. Pero tienes la impronta, tienes el gen del sicario, del mercenario, del killer. Y raramente quedas mal. Y toreas al facha al sociata, al podemita, al ecológico, al soñador, al pelota, al Lucero del Alba. Lo llevamos dentro, es un arma letal. Nunca cedemos, hacemos que cedemos. Y recuperamos. Vaya que sí. Pero todo esto si es necesario. ¿Sabes que me dijo una vez en petit comité un altísimo cargo público, numerario? "Finge, disimula, estúdialo todo, alábalo todo, no te fíes de nadie". Escrivá en estado puro.

Algo te he explicado, Astrid, no soy así normalmente, tengo sentimientos y soy afectivo y empatizo. Pero como en las pelis de viejos killers retirados, si hace falta voy a la caja fuerte del garaje y saco las armas. Un beso,

Madurez 





Astrid, Bienvenida a Opuslibros.- Salypimienta

Querida Astrid, bienvenida a Opuslibros.

Comprendo tu angustia perfectamente, parece de película de miedo todo lo que se lee aquí para alguien que ni siquiera conozca el Opus Dei. Y es que así es, ser del Opus Dei termina siendo una experiencia de terror. Quiero pensar que tu marido no te contó sobre sus experiencias para no asustarte y para no recordar algo que seguramente, igual que a todos nos pasa en mayor o menor grado, para no volver a vivir esas sensaciones aniquiladoras que tenemos al recordar episodios de nuestra vida ahí. Yo, el único consejo que te puedo dar es que lo ames con todo tu corazón. Es difícil, ya lo sé. No es sencillo, a veces, querer a una persona que tiene tantas carencias afectivas de tantos años. Que no sabe actuar de manera normal ante ciertas situaciones tan ordinarias, como el trato cotidiano con la pareja. No es que no sienta empatía, es que durante muchos años y desde muy jóven le obligaron a guardar esas emociones en lo más recóndito de su ser. Dices que desde niño perteneció a la Obra. Imagínate que desde niño fue programado para no hacer demostraciones de afecto, y sobre todo, ¡¡¡para evitar recibirlas a toda costa!!!

Nos cuentas que era "elegido entre los elegidos", yo lo entiendo como que pertenecía a la élite de los numerarios, a los que son directores de Delegación o trabajan en la Comisión. Ellos, querida Astrid, son quienes a mi juicio llevan la peor parte. Son en quienes cae la responsabilidad de que todos los demás miembros no se salgan de la norma. Ellos son los que están obligados a hacer el trabajo sucio, que en el Opus Dei es MUY SUCIO. Son quienes tienen que ponerse la coraza más dura para poder resistir todo cuanto tienen que ver, oir y vivir.

Piensa que tu marido no tiene un corazón normal, como el de todas las personas. Lo tiene roto, y quizá tuvo que pegarse los pedazos el solo, sin ayuda de nadie y como Dios le dió a entender. Su alma tampoco es como la de todas las personas, digamos que fue expuesta a las condiciones más extremas que te puedas imaginar. Quizá así comprendas que tu marido es un ser peculiar. No es malo, no es insensible, no es un desgraciado, únicamente es un sobreviviente al Opus Dei. Te angustia pensar que se lastimó las piernas con el cilicio, o que se golpeó con las disciplinas. Te aseguro que eso es lo de menos en cuanto al sufrimiento que tuvo que experimetar. No entiendes su docilidad para hacer eso. Nadie lo entiende hasta que lo tiene que vivir, y la única forma para sobrevivir al Opus Dei es la docilidad.

Quizá tu marido te pueda parecer machista e incluso misógino. No es que los numerarios sean eso en el fondo, es que no sólo les enseñaron a que las mujeres son unas histéricas con las que hay que conformarse que sean discretas. No se acostumbran tan fácilmente a ver que "el enemigo" -las mujeres-, somos capaces de ser grandes compañeras dignas de toda confianza, porque todo el tiempo les machacaron hasta el cansancio que hay que desconfiar de las mujeres, que ninguna es normal, que todas estamos regidas por las hormonas y que es más fácil domar un rebaño de cabras salvajes que convivir en paz y armonía con una mujer. Imagínate su drama. La naturaleza les dice que quieren estar con nosotros, pero su interior está lleno de alarmas y focos rojos. Lo que cualquier hombre de la calle toma como una reacción inofensiva y normal en una mujer (como pedir un abrazo, sólo para tranquilizarnos) ellos lo ven como una señal peligrosa.

Creo que la única manera para poder vivir en pareja con un ex numerario o ex agregado es amándolos con todo el corazón, darles toda la comprensión y el cariño posible por que les fue negado desde muy pronto y creo que es el único bálsamo para sanar poco a poco las heridas de su corazón. Tú Astrid, lee todo lo que puedas sobre el Opus Dei, informate. Pídele a Agustina mi correo privado si quieres que charlemos. Sé que much@s de aquí están dispuestos a ayudarte. Ni tú estás sola ni tu marido tampoco. No sé si él conozca Opuslibros, es más, no sé si le gustaría leer Opuslibros, en algunos causa efectos devastadores, pero si tú comprendes por lo que pasó, quizá poco a poco le ayudes a superar las secuelas que deja la pertenencia a la Obra. Ámalo con todo tu corazón, ten paciencia infinita y con toda la ternura que seas capaz ayudale a sanar. Te puedo jurar que debajo de todas esas capas de hierro y concreto existe un ser humano extraordinario y tú lo sabes, por que te enamoraste de él cuando vislubraste eso. Créeme, hay ex numerarios que tienen matrimonios felices. Los conozco y puedo dar fe de ello. Te mando un abrazo con cariño. Y besos a tod@s por aquí.

Salypimienta.





Pasamos años machacando la parte afectiva. Para Astrid.- Mulan

Hola Astrid,

Efectivamente una de las características de la gente que hemos estado años en la Obra es que salimos con la afectividad totalmente anestesiada, y con una distorsión de los sentimientos importante.

Desde mi experiencia esto es así porque te has pasado años machacando la parte afectiva, erradicando todo tipo de afecto o sentimiento que pudiera surgir hacia el sexo contrario, y hacia la gente en general.

La obra fusila y distorsiona los sentimientos y los afectos de sus miembros: con respecto hacia el sexo contrario, si eres un miembro célibe son pecado. Con respecto a tu familia, tienes que mantenerlos a raya, no apegarte y verles muy de vez en cuando, cuanto menos mejor. Con respecto a tus amigos les quieres en la medida en que te pueden aportar algo, si no no merece la pena tratarles. Con respecto a la gente que vive contigo que os voy a contar de las famosas amistades particulares.

En fin, que demasiado bien estamos para lo que hemos vivido. Pero ten paciencia, todo se recupera porque volver a lo que es normal es lo fácil, lo difícil es vivir lo de dentro. Seguro que tu marido es un crack, un tipo genial! mucho animo y besos a todos!

Mulan





Supernumerario pierde las elecciones presidenciales de Ecuador.- Ruso

Ayer se celebró la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador, concurrían los 2 candidatos más votados en la anterior vuelta, Guillermo Lasso, supernumerario del Opus Dei, por el partido CREO y Lenin Moreno por la Alianza PAIS, a la que también pertenece el saliente presidente Rafael Correa.

Pese a la ventaja con la que partía Lenin Moreno, el resultado final ha quedado bastante ajustado, también hay que señalar que en esta 2ª vuelta, fue sobre todo un "todos contra Correa", el cual ya no podía presentarse de nuevo, recibiendo Guillermo Lasso apoyos, entre otros partidos, del conservador Partido Social Cristiano, del socialdemócrata Izquierda Democrática, del indigenista Pachakutik e incluso de Unidad Popular, un partido que abarca desde socialistas, pasando por izquierdistas revolucionarios hasta marxistas-leninistas.

Guillermo Lasso está demostrando muy mal perder, esperaba un triunfo a lo Macri en Argentina, pero dudo que una elecciones tan controladas por la OEA sean fraudulentas. Tampoco soy muy neutral, creo que Rafael Correa ha sido el mejor presidente de Sudamérica con diferencia, a años luz de la chapuza bolivariana de Venezuela con quien comparan su gobierno y mejor que otros gobiernos de signo liberal. Y sobre todo, Rafael Correa ha demostrado que se puede ser cristiano desde posturas izquierdistas, apoyado en la Doctrina Social de la Iglesia, sin atacar su doctrina, sin demagogias ni paguiterismo, consiguiendo mejoras sociales que según otros, solo pueden llegar con el liberalismo económico.

No hay duda de que estas cosas cabrean a alguien forjado en el "espíritu del opus", como también a los izquierdistas que controlaban antes algunos reductos como la educación y consiguieron degradarla casi del todo, mientras los partidos más tradicionales se lo llevaban crudo, como decimos en España. También sus mejoras sociales y un mejor control de los fondos, cabrearon a los "indigenistas" acostumbrados a repartir como querían fondos de cooperación como los del USAID, para sus propios intereses.

Ruso 





Sobre familias híper numerosas. Para Ramón.- Isidro

Querido Ramón:

Tenía pendiente escribir unas líneas sobre tu artículo sobre familias numerosas.

Soy el último hijo de una familia de diez hermanos. La maravilla que es formar parte de una familia numerosa es algo casi imposible de explicar a quien no la tiene. Es tan enorme el conjunto de experiencias, de todo tipo, y durante tantos años, que harían falta horas y horas de conversación. Y aún así, ni siquiera sería posible. Es como tratar de explicar quien no sabe nada del opus qué es ser numerario durante 20 o 30 años.

Lo que he aprendido de mis padres, más aún de mis hermanos mayores, también de mis sobrinos (son 20),... El apoyo que me han dado: afectivo, laboral, económico, intelectual,... Las reuniones familiares: cumpleaños, Navidad,... y muchas reuniones "parciales" en diversos sitios... Y las maravillosas "asambleas familiares tipo CNT" como dices tú.

Por supuesto también hay problemas específicos por el hecho de ser una familia numerosa. Pero en mi caso, las ventajas -al menos para los hijos, que es lo que conozco bien- superan con creces a los inconvenientes.

Mi padre era empresario, y tuvo años muy buenos, y otros muy duros, donde casi quiebra. Pero decidió asumir más riesgos que la media de las personas para poder tener una familia grande, que es lo que quería. Y le estoy muy agradecido por eso. Y a mi madre también, por supuesto. Quien, tras quedarse viuda, llevó todos los negocios de mi padre incluso mejor que él ;-) Por cierto, mi padre nunca fue del opus, ni lo conoció, y mi madre se hizo supernumeraria años después de haber nacido todos.

Decías en tu escrito: "A mí me gustaría ver lo que opinan esos niños, al cuidado de sus hermanos mayores o los hermanos al cuidado de los pequeños". Aquí tienes lo que opina uno de esos niños: ¡¡Ser parte de una familia híper numerosa es de lo mejor que me ha pasado en la vida!! Junto con haber dejado el Opus ;-)

Por último decirte que me sorprende Ramón que digas cosas como: "En 18 años la población de la tierra alcanzaría los 45.000 millones de personas uno al lado del otro. Incluso con 10 hijos, tendríamos 27000 millones, y eso estimando que en el mundo hay 2000 millones de parejas en edad reproductiva, que pueden ser más. El acabose". Simplemente te dejo unos datos para pensar:

La densidad de, por ejemplo, el barrio de Chamberí en Madrid -que no se caracteriza por edificios particularmente altos- es de 31.000 habitantes/km2. Con esa densidad, toda la población mundial actual (incluidos todos los chinos e indios, por supuesto ;-) cabría en una superficie de algo menos de la mitad de España.

Lo que me sorprende más es que alguien piense en las personas fundamentalemnte como consumidores de recursos, y no como generadores riqueza, ideas y valor.

No quiero terminar sin darte las gracias por tus escritos Ramón, que suelo leer siempre con interés. Hay otro tema que tratas de refilón en tu artículo, el supuesto neoliberalismo del opus, que me parece importante, y que ha salido varias veces en esta web, y que voy a tratar en otro escrito a continuación.

Isidro





El supuesto neoliberalismo del opus dei.- Isidro

Quería tratar también otro tema que Ramón menciona al final de su escrito: "Todo esto no tendría ironía si la política social y la ideología que esparce el Opus Dei desde sus facultades de economía y sus institutos de negocios (vulgo IESE) no fuera exactamente la contraria a lo que facilita la familia numerosa: neoliberalismo a ultranza (es decir, cruel capitalismo manchesteriano)"

Es un tema que también ha sido tratado en varias ocasiones por Josef Knecth, por ejemplo en su artículo "El Opus Dei, el IESE y el neoliberalismo económico".  

El opus dei es, como sabemos todos los que hemos estado dentro muchos años y todos los que hemos leído Opuslibros, enemigo de la libertad. No cree en las personas, no cree en libertad de las personas, no cree en su autonomía y su consecuente responsabilidad.

El opus trata a los adultos como infantes. Regula absolutamente toda su vida, habiendo gastado ríos y ríos de tinta en escritos y documentos internos para controlar (y constreñir) hasta el más mínimo detalle la vida de sus miembros.

Y coloca, como bien explicaba Antonio Ruiz Retegui y muchos otros, a la institución por encima de las personas, por encima de su vida y de su salud psíquica. El gobierno del opus es infinitamente más controlador que cualquier gobierno del mundo, salvo quizás el de Cuba o Corea del Norte.

Si a altos directores del opus se les ofreciera gobernar un país, una región, o lo que fuera, serían cualquier cosa menos liberales: lo que harían sería imponer su visión de la vida y la sociedad a todos los ciudadanos, cercenando muchas de sus libertades.

Esa me parece la "esencia" respecto a gobierno y libertad humana en el opus.

Eso no quiere decir que algunos profesores del IESE -no todos, ni mucho menos- tengan una visión más liberal de la economía.

Isidro




 

Correos Anteriores

Ir a la correspondencia del día

Ir a la página principal

 

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?