Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
OPUS DEI: ¿un CAMINO a ninguna parte?

Correspondencia
Inicio
Quiénes somos
Correspondencia
Libros silenciados
Documentos internos del Opus Dei
Tus escritos
Recursos para seguir adelante
La trampa de la vocación
Recortes de prensa
Sobre esta web (FAQs)
Contacta con nosotros si...
Homenaje
Links
Si quieres ayudar económicamente...
Política de cookies
Google

en opuslibros

CORRESPONDENCIA

Ponemos sólo las iniciales, el nick o el nombre propio de las personas que envían los correos porque aquí nadie quiere ser mártir. Pero conservamos todos los originales, la dirección con los que los hemos recibido y no publicamos ningún anónimo. No publicamos tampoco correos que no cuiden las formas básicas de educación, sean anti-opus o pro-opus.

Los correos se actualizan sobre las 14.00 horas de Madrid, lunes, miércoles y viernes.

Al mencionar algún correo o escrito anterior, indicad la fecha en la que se publicó para facilitar hacer el enlace.

Los escritos para publicar se pueden enviar a través de la NUEVA WEB (opción 'Envios'). O al correo oreja_de_guardia@opuslibros.org especificando que es 'Para publicar'. ¡Gracias!


Si quieres ayudar económicamente al sostenimiento de Opuslibros puedes hacerlo desde aquí.


 

Lunes, 18 de Noviembre de 2019


Esclavas de los hombres por vocación divina (5).- Salypimienta

Comienzo de la serie


ESCLAVAS DE LOS HOMBRES POR VOCACIÓN DIVINA (5)

 

Un día en la vida de las numerarias auxiliares

A las 6 de la mañana toca la campana, hay que levantarse rápido para hacer el Serviam, recoger los artículos de aseo y la ropa y ‘ganar’ la ducha. A diferencia de los numerarios, las numerarias auxiliares no cuentan con baño privado. En cada piso hay un baño con 3 duchas y 3 wc por lo que la que llega primero es la que primera en bañarse. En 30 minutos tienen que estar bañadas, vestidas y con la cama hecha para bajar al Oratorio a hacer la oración de la mañana. Después es la Misa y en cuanto se termina hay que preparar todo para el desayuno de los numerarios… 



(Leer artículo completo...)



 

Correos Anteriores

Ir a la página principal

Ir a la nueva web

 

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?