Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
OPUS DEI: ¿un CAMINO a ninguna parte?

Correspondencia
Inicio
Quiénes somos
Correspondencia
Libros silenciados
Documentos internos del Opus Dei
Tus escritos
Recursos para seguir adelante
La trampa de la vocación
Recortes de prensa
Sobre esta web (FAQs)
Contacta con nosotros si...
Homenaje
Links
Si quieres ayudar económicamente...
Política de cookies
Google

en opuslibros

CORRESPONDENCIA

Ponemos sólo las iniciales, el nick o el nombre propio de las personas que envían los correos porque aquí nadie quiere ser mártir. Pero conservamos todos los originales, la dirección con los que los hemos recibido y no publicamos ningún anónimo. No publicamos tampoco correos que no cuiden las formas básicas de educación, sean anti-opus o pro-opus.

Los correos se actualizan sobre las 14.00 horas de Madrid, lunes, miércoles y viernes.

Al mencionar algún correo o escrito anterior, indicad la fecha en la que se publicó para facilitar hacer el enlace.

Los escritos para publicar se pueden enviar a través de la NUEVA WEB (opción 'Envios'). O al correo oreja_de_guardia@opuslibros.org especificando que es 'Para publicar'. ¡Gracias!


Si quieres ayudar económicamente al sostenimiento de Opuslibros puedes hacerlo desde aquí.


 

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019


La vida en Cavabianca: cárcel sin serlo.- Sinrencordenada

La vida en Cavabianca: cárcel sin serlo

Sinrencordenada, 18/09/2019

Aquí estoy de nuevo sentado delante del ordenador, queriendo contar cosas del Opus Dei. De nuevo insisto que lo hago por varios motivos, pero el más importante quizá es un poco egoísta: es por terapia. Necesito, pasados ya algunos años, contar cosas. Noto que me hace bien. Otros motivos ya son contaros cosas, compartir, debatir… Lo digo por lo siguiente. Me habéis escrito muchos que habéis sufrido bastante, tanto estando dentro como ya fuera. Algunos, y sufro por vosotros, aún estáis con tratamiento psiquiátrico. Por eso quiero daros un consejo: creo que, si escribís cartas a esta página, os puede ayudar a quitaros, un poco al menos, esa tensión interior. Deseo que así sea.

Empiezo a considerar que, para muchos, la salida de la Obra deja secuelas comparables a las que puede tener una víctima de violencia de género. Es una opinión. Pero desde luego, llama la atención la cantidad de personas que salen con ciertas taras, de cualquier tipo. Es digno de estudio y revisión, cuanto menos…



(Leer artículo completo...)




Un miembro protestante.- UATdeFAK

Estimados todos:

Vaya por delante que, “supuestamente”, en la actualidad soy un miembro supernumerario de la obra. Y digo “supuestamente” porque, de forma lamentable para mis sucesivos centros, directores, confesores y gentes preocupadas por mi formación doctrinal, me he convertido en el primer miembro protestante de casa, por lo que deduzco que, el día más insospechado, seré nominado o directamente expulsado de tan magna Institución por falta de espíritu o intolerable postura crítica...



(Leer artículo completo...)




Defectillos de Escrivá.- Orange

Dice el punto 387 de Camino: El plano de santidad que nos pide el Señor, está determinado por estos tres puntos: La santa intransigencia, la santa coacción y la santa desvergüenza.

Es evidente que la persona que esto escribió confiesa ser un intransigente, un coaccionador y un desvergonzado al que no le dolieron prendas en manifestarlo públicamente y por escrito en un libro de amplia difusión y predicarlo a sus secuaces. 

Ninguna de esas características son propias de un santo, ya que Jesucristo no fue intransigente sino comprensivo, no coaccionó a nadie sino que respetó exquisitamente la libertad de todos y no fue desvergonzado sino manso y humilde. ¿Cómo estuvo la Iglesia como para que el Opus le colara este y otros goles por el estilo en el proceso de beatificación? ¿No tendrá que revisar el proceso algún día? (No sería el primero). Quizá haya que esperar a que en la Iglesia haya mandatarios decentes y con el suficiente valor como para llamar a las cosas por su nombre.

Orange





Sobre el control (para cafeconsal).- Novaliolapena

Querid@ cafeconsal,

Desconozco los detalles de tu experiencia con la obra, pero me parece un poco curioso que digas "las personas que me atienden son increíbles" y luego dediques 5 párrafos a criticar el control que adviertes en la obra y concluyas con un: ¿De qué vas?

Sinceramente, en la obra, creo yo, hay muchos tipos de personas: buenos, muy buenos, no tan buenos y malos. Hay de todo. La bondad la puedo justificar solo por desconocimiento. Por eso me cuesta mucho justificar a los directores, porque son los primeros que saben que todo es un montaje: que se manipula a la gente que conviene, que se dicen medias verdades o medias mentiras si benefician a la obra, que cambian los criterios o los hechos si eso sirve para el bien de la obra...

¿Conoces el UNIV? ¿Has estado? Es todo una mentira y una manipulación tras otra. Primero se viste de congreso, cuando en realidad todos saben que es la excusa para hacer una convivencia de pitables o futuros pitables. Incluso dan premios para ponencias para los que no tienen dinero pero interesa que vayan: y justamente ganan ellos los premios. Luego los numerarios no pueden ir solos, tienen que llevar a un amigo. Una vez empezado el viaje: confesión, hablar con fulanito, etc. Todo planificado: el momento de rezar, de hablar, qué decir, con quién... pero vestido de que yo he venido hoy a la tertulia del prelado porque es lo que me hacía ilusión. Luego en la tertulia los majetes al frente. El pitable que salude al padre. Qué suerte tienes. Las preguntas preparadas de antemano. ¿No te parece todo una manipulación de principio a fin? Pero, no oye, que al final dicen que la vocación la da Dios. Eso lo tienes que ver tú. JA!!

Pues lo mismo con todo. Decirle a un jovencito de 15 años que se haga numerario y que es para toda la vida, mientras que dices a la Santa Sede que los aspirantes no son nada y que lo han pedido ellos (cuando les has dado la paliza tú para que escribieran la carta de admisión) y que es solo un período de prueba y discernimiento es manipular. No decir a un numerario que escriba la carta que tendrán que usar el cilicio y las disciplinas es manipular. Y así con todo.

A medida que pasan los años, resulta más difícil justificar todo porque está lleno de contradicciones, lo mires por donde lo mires. Tú hablas de control y dices que "Soy muy consciente de que esta situación, antes endémica, está siendo corregida y hay una conciencia de libertad sin coacción, pero noto esa presión de que..." fíjate, una contradicción más. "Noto esa presión de que". Es siempre así. ¿En qué quedamos: hay libertad o no la hay?

Ojalá tengas la valentía de llamar a las cosas por su nombre. Y aceptes la verdad. Si hay presión como dices, hay control. Y quizás, no todo es tan increíble como te parece. Y si dices que "En fin, tenía la necesidad de expresarlo sin temor, tal y como lo pienso" es que tienes temor. Y eso no es amistad, ni amor, ni nada que se le parezca.

Veritas liberabit vos.

Mientras lo que debería ser y lo que realmente es sean dos cosas diferentes, no habrá verdad ni libertad.

Si te puedo ayudar en cualquier cosa me tienes a un click de distancia:

novaliolapena@gmail.com




 

Correos Anteriores

Ir a la página principal

Ir a la nueva web

 

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?