Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 55 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Sobre Teologia.- Otaluto

010. Testimonios
otaluto :

Debo decir que no sé nada de Teología y lo poco que creía saber intente olvidarlo.

No sé. Es como que se trata de un tema muy serio para tener conocimientos de los que uno no está seguro. Durante mis años en la obra escuché todo tipo de afirmaciones sobre Dios, y sobre el universo todo. Afirmaciones que no admitían lugar a dudas, dichas con autoridad, y sin titubear. Y luego uno se pregunta: ¿cómo sabe este tipo que lo que dice es verdad?

Recuerdo un curso anual, con 36 grados de calor, clase por la tarde, luego de haber comido un cordero asado y hacer tertulia bajo los eucaliptos seguida de rosario tambaleante. Estaba intoxicado, la cabeza me daba vueltas, el aburrimiento era mortal. Para no escuchar las sandeces que decía el cura, leía subrepticiamente el Royo Marín. Describo estas circunstancias extremas, porque solo ellas pueden explicar que alguien quiera leer ese ladrillo: trataba de evitar caer en coma... 



El Royo, nunca mejor empleada la palabra, tenía muy claro todos los temas de moral. Sabia perfecto lo que está bien hacer y lo que está mal en todos los órdenes, como si se dedujera de la Palabra Revelada sin intermediarios. Por ejemplo, decía cosas como que los esposos, durante el acto sexual, deben procurar tocarse lo menos posible. ¡Bueno, bueno! ¡Eso es toda una definición! Yo me pregunto: ¿como sabe Don Royo que es malo que los esposos se toquen?(!!!!) ¿Acaso lo dijo Moisés o los Profetas? ¿O alguno de los Apóstoles? ¿Habrá sido el mismo Mesías? Para estar tan seguro de algo, debe estar bien claro en la Biblia, ¿por qué no pone la cita, así todos quedamos convencidos? Pero no, Don Royo hace una afirmación de relevancia planetaria, que puede marcar a fuego las relaciones entre dos esposos, para bien o para mal, sin dar más explicaciones. Como si se tratara de algo obvio. Y a mí se me genera la sospecha de que algunos teólogos, filósofos, consejeros espirituales y demás gente del rubro, no tienen en general, ni puta idea de lo que hablan. Pero consideran que si uno dice que algo está mal, seguro no se equivoca. Nivelar hacia abajo, lo llamo yo. Siempre parece más virtuoso decir que no, negarse, sacrificarse; sobre todo si se lo imponemos al otro.

Lamento agregar que esta escuela de dirección espiritual ha calado fuerte entre los directores de la obra: -mira, me gustaría tomar un curso de verano en arte indígena.- dice el nume. Y el director responde: -mejor no, fulanito, porque sería una falta de pobreza-. –Pero es gratuito- insiste el nume. –mmm… es que no tendría mucho sentido apostólico…-. –Es que voy yo con tres amigos.-, -bueno, pero en verano haces tú curso anual.-, -Es después del curso anual-.-Es que el arte indígena no es lo nuestro, fulanito, nosotros nos dedicamos a la santificación en el medio del mundo. Tienen poco que ver una cosa con la otra, verdad?-, -Bueno, es que yo estudio Historia del Arte, sería como mi profesión…-,-Bueno, mira fulanito, en principio no interesa que vayas, no es de nuestro espíritu, pero llévalo a la oración para que lo veas claro. Mejor utiliza ese tiempo para invitar amigos a la meditación. Pero que no sean esos que te iban a acompañar al curso, consigue gente selecta.

Este dialogo es ficticio, pero yo tuve innumerables conversaciones del estilo, y mucho mas surrealistas. Finalmente quedaba flotando la sensación de que no hacer es mejor que hacer. Que hay algo de virtuoso en ese volverse una planta sin sentimientos ni intereses, sin pasión ni dedicación por nada.

Con lo cual, he tratado, como decía, de olvidar lo poco que alguna vez aprendí.

En su lugar desarrolle entonces mi propia teología. ¿Y por qué no? ¿Por qué un tipo como Royo tiene derecho a inventar y yo no?

En todo caso, yo no niego que me lo he inventado, y eso es mucho más honesto. Ni he llenado tomos infinitos, con el gasto de papel que eso significa. Mi teología es sencilla, muy breve y sucinta, yo diría que hasta un poco pobre. Pero a mí me ha servido bastante.

Consiste en lo siguiente. Cuando muramos y seamos llevados ante la Presencia del Anciano, sentado en Su Trono de Oro, con ríos de fuego a sus pies, y el Cordero a su derecha, ante miríadas de Ángeles y Potestades que suben y bajan, y la vista de los bendecidos en sus ropas blancas innumerables como las arenas del mar… obviamente estaremos aterrorizados. Bueno, creo que en ese momento Dios nos hará una sola pregunta, y con la respuesta a esa sola pregunta quedara sellado nuestro destino eterno. Si la respuesta fue adecuada, para bien, y la felicidad sin fin. Si la respuesta fue faltante, para mal, y rechinar de dientes. Nos daremos cuenta entonces, que toda nuestra vida fue solo un camino para responder a esa única Pregunta, que de todas las cosas que vivimos solo valieron la pena aquellas que pueden darnos palabras para balbucear nuestra contestación. El resto fue aire y polvo. Ahora bien: ¿Cuál es esa Pregunta?

La verdad es que no tengo la menor idea (por ahora). Tampoco sé si es la misma para todos. Lo que si tengo bastante claro es cuales NO son la Pregunta. Creo que en ese Instante Eterno en que el Juicio está por abarcar la totalidad de mi existencia en un solo Interrogante, Dios no preguntara si hice el minuto heroico o si me di la ducha de agua fría ofreciéndola por el padre. Tampoco si hice las dos medias horas de oración, ni si rece todos los días el Rosario. De eso estoy bastante seguro. No me preguntara si mentí en la cuenta de gastos porque no me acordaba en que gaste. Ni si me mortifique después de un atracón en fiesta A no poniéndole azúcar al café. No me preguntara si me parecía importante que no hubiera guitarras en la Misa, o que la Comunión se diera en la boca en lugar de en la mano. Recuerden que se trata de una sola pregunta… Tampoco me preguntara si hice correcciones fraternas. Estoy seguro de todo esto. ¿Me preguntara por los amigos que lleve a la meditación? Lo dudo.

Y cada vez que oigo a alguien hablar y discutir sobre Religión, pienso: esto no me ayudará a responder la Pregunta. Y lo mismo me pasa con muchas conversaciones sobre Política, Economía, Actualidad, Chismorrería, etc.

Esta teología propia, me ha llevado a hablar poco y escuchar más. Pienso que algunas pistas se encuentran quizás en enseñanzas de Jesús que hemos pasado por alto. ¿Estará la respuesta en las palabras de los niños, ya que tenemos el mandato de ser como ellos? ¿O tendrán la clave los publicanos y pecadores? ¿Y las prostitutas?, ¿acaso ellas tienen el secreto, ya que pasaran primero que nosotros? Los pobres de espíritu, los que lloran y los que sufren. Quizás valga la pena acercar el oído.

Desde entonces busco. Busco cosas que me sirvan para responder a una Pregunta que todavía no conozco. Y en esa búsqueda he aprendido cosas interesantes sobre mí mismo, por ejemplo, no como decía el fundador que debemos saber que somos capaces de todas las maldades, sino que soy pura y simplemente malo muchas veces. Y algunas veces también puedo ser bueno. Es raro que con tantos años en la obra no supiera esto, que es tan elemental.

Como siempre, quizás haya divagado un poco.

Paz a todos.

Otaluto.




Publicado el Lunes, 05 diciembre 2011



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.246 Segundos