Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 52 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Sobre el secreto de confesion en el Opus Dei.- Otaluto

070. Costumbres y Praxis
otaluto :

Los testimonios aportados sobre el tema de la violación del secreto sacramental han sido mas que elocuentes y muy importantes. Sin embargo, frente a cada caso concreto, por significativo que sea, se puede aducir justamente eso, que es solo un caso concreto...



Antes de pitar, cada vez que expresaba una opinión negativa con respecto a alguna práctica que observaba en alguien de la obra, la respuesta era ineludiblemente la misma: No hay que generalizar. Puede ser que fulano haya hecho esto o lo otro, y no significa nada con respecto a la obra en general.

Una vez que pité, me di cuenta de que la obra es el gran mundo de las generalizaciones. Con mucha liviandad se juzga a un grupo, a una sociedad, y hasta la humanidad entera. “no nos comprenden”, “están en contra de la Iglesia”, “son materialistas”, etc. Hacia adentro también es el mundo de las generalizaciones: “los numerarios no hacen esto o lo otro”, “nunca ha ocurrido ni ocurrirá”, etc.

Y aunque ellos no respeten este principio de puertas adentro, quizás haya algo de verdad en que no debe generalizarse en base a casos concretos. Que algún sacerdote haya faltado al sigilo sacramental no significa que todos lo hagan.

La pregunta es entonces, si existe algún indicio de que, más alla de los casos puntuales, se viole de modo sistemático el secreto de confesión.

Mi punto de vista es el siguiente. En una época, muchos años atrás, estaba empleado en una institución financiera. Existia una regla no escrita que decía que ninguna persona que trabaja en finanzas puede ir a un Casino. Al principio me sorprendió escucharlo, y sin embargo es del mayor sentido común una vez que uno entiende esa profesion: nadie que maneje dinero ajeno puede tener una conducta dispendiosa.

Asumo que habrá reglas no escritas en cada profesión. A mí me molestaría ver a un cirujano acodado en la barra de un bar cada tarde, por ejemplo. Un policía no puede tener amigos ladrones. Un militar no viaja a un país con el que existe un conflicto diplomático. Un profesor no sale con sus alumnas. Un juez no da entrevistas a la prensa acerca de un caso que esta juzgando. Cada uno me dirá.

¿Son delitos? Para nada. Son simplemente cosas que no se hacen, si uno toma en serio su profesión.

Y ahora sí voy al punto: ¿Qué hace un sacerdote asistiendo semanalmente a reuniones privadas donde se habla de la vida y obra de personas que él confiesa? ¿Para qué se necesita al sacerdote en esas reuniones, si no es para hablar de sus dirigidos? Aclaremos que no se trata de una participación puntual para discutir, por ejemplo, los horarios del centro. Todo lo contrario: el sacerdote está siempre. Y mi experiencia personal en reuniones de consejo local, es que el tema principal, que ocupa el 90% del tiempo, es hablar de intimidades de las personas.

La presencia del sacerdote en esas reuniones constituye una violación a la ética, ya que se trata de un riesgo permanente a violar el sigilo. Con todo derecho, y sin mediar pruebas, puede inferirse que esa conducta inapropiada encubre la violación sistematica del sigilo sacramental.

Yo no necesito más: así como no le daría mi dinero a un banquero jugador, ni me dejaría operar por un cirujano alcoholico, tampoco confiaría un solo tema íntimo a un sacerdote del opus dei, ni en confesión ni fuera de ella.

Paz a todos.

Otaluto.




Publicado el Viernes, 09 diciembre 2011



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.148 Segundos