Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 47 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El Opus Dei en el secreto de la confesión.- Agustina

125. Iglesia y Opus Dei
Agustina :

Publicado en LA LIBERTE, sábado, 31 de marzo 2012

Texto original en francés, en pdf

Traducción: ANA AZANZA

 

 

El Opus Dei en el secreto de confesión

 

 

 

AMÉRICA LATINA • Polémica en Perú, donde la Obra, muy influyente en la política, la economía y la educación ha sido acusada de desviar el secreto de confesión para controlar mejor a sus fieles. Una práctica denunciada en Roma.

 

 

PIERRE ROTTET, LIMA

 

         ¿Tensión entre el Vaticano y el Opus Dei? En olor de santidad bajo Juan-Pablo II, a pesar de los métodos «poco católicos», ultraconservadores, y afinidades con la extrema derecha en Europa y en el continente americano, la Obra podría conocer un mañana desencantado. Se debe en especial al secreto de confesión, desviado por prelados del Opus Dei para controlar a sus miembros salidos de las élites políticas, económicas e intelectuales. Un arma temible al servicio de la organización que pretender actuar “en nombre de Dios”.



      Reportaje en Perú, en el país escogido por Juan Pablo II como vanguardia de la ofensiva del Opus Dei en América latina, para limitar la influencia de la teología de la liberación lanzada por el peruano Gutiérrez. Invitado à contestar a nuestras preguntas, el Opus Dei, en Lima, ha dado la callada por respuesta.

 

 

Carta al Vaticano

      La cuestión de los abusos de la confesión agita a medios bien informados de la Universidad católica pontificia de Lima (PUCL). Un establecimiento que mantiene una guerra abierta contra Juan Luis Cipriani Thorne, cardenal y arzobispo de Lima, que se dedica a infiltrar esta universidad colocando a sus amigos del Opus, para dotar a esta institución universitaria de una línea «pura y dura». La propia de un catolicismo ultraconservador anterior al Concilio Vaticano II. Según los medios de comunicación locales, Mgr Cipriani pretende además apropiarse de los bienes y terrenos que son propiedad en la actualidad de una fundación.

      Estas acusaciones son todavía más precisas: en una carta enviada al Vaticano en noviembre de 2011, una parte de la cual ha sido confiada a «La Liberté» bajo promesa de confidencialidad – puesto que el temor a la extorsión es grande–, J.W., ex-miembro numerario del Opus, avisa al cardenal Marc Ouelle, jefe de la Congregación para los obispos: «Los miembros son insidiosamente invitados a continuar la confesión fuera del confesonario, para que el sacerdote pueda transmitir el contenido a los directores espirituales laicos de la Obra en su mayoría, con fines proselitistas. Estos métodos tienen la finalidad de controlarnos y tenernos bien amarrados.”

 

Desviar el secreto

      Los confesores, precisa J.W., desvían el secreto propio de la confesión, proponiendo al penitente hablar fuera de la confesión lo que se ha dicho y oído en confesión: «Una manera, para el cura, de desviar el secreto, de no tener que respetarlo.» J.W., es un treinteañero que ha dado un portazo en el Opus. Laico, prefiere el amor de su pareja a los votos de castidad y obediencia ciega a los que el Opus entendía someterle. Luis Bacigalupo, profesor de filosofía en la PUPL es categórico: «Pienso que hoy Benedicto XVI, brazo derecho de Juan Pablo II cuando era cardenal, se da cuenta de que Roma ha cometido demasiados errores favoreciendo en América latina la implantación del Opus Dei y la eclosión de grupos carismáticos ultraconservadores.»

      La organización, con 85.000 miembros – laicos en su mayoría –, no representa ni siquiera una proporción de siete por cada mil fieles, en el conjunto de los mil 18 millones de católicos en el mundo. Una ínfima minoría con unos 2000 curas pero con decenas de obispos, además de 2 ó 3 cardenales, prácticamente todos nombrados por Juan Pablo II. Una “desmesura” observa el profesor Jorge *, antropólogo y sociólogo, autor de un estudio sobre los grupos ultraconservadores en América Latina.

 

«Máquina política»

      Para él, «se trata de una verdadera máquina política y económica, tanto en Roma como en los países hispánicos». Las dictaduras en España y en América latina han sido un terreno fértil para la implantación del Opus, subraya. «El amordazamiento y la desaparición progresiva de la teología de la liberación, querida por Roma, ha dejado el campo libre al Opus y a los movimientos ultraconservadores, favoreciendo también la eclosión de sectas.»

      Incluido el Perú. Con 20,6 millones de católicos, y 2000 miembros opusianos, Perú tiene entre 14 y 16 obispos ligados a «la Obra», de los cuales uno es el cardinal, Monseñor Cipriani. El filósofo Bacigalupo dice sobre él que “es un ateo en la práctica”. Entre catorce y dieciséis prelados opusianos, todos nombrados por el papa polaco, en un total de unos 50 obispos que hay en el país, sin hablar de los prelados próximos al Opus al menos 6 según las cifras que hemos ido recogiendo a lo largo de nuestra investigación.

 

Caballos de Troya

      «El Opus es antidemocrático, antimodernista, no respetuoso de los derechos del hombre», repite el profesor Jorge. Con sus tres caballos de Troya, la política, la economía y la educación, la Obra tiene material para infiltrar el conjunto de los sectores de la sociedad.

      En política cuentan con varios senadores miembros del Opus y otros más o menos próximos como el clan Fujimori. Y, tras el Opus, grupos de influencia: numerosos periódicos («El Comercio» y otros títulos, que van de la derecha a la extrema derecha), radios, cadenas de TV...

      Por el lado de la economía, el Opus Dei puede contar con el apoyo del Banco peruano de crédito, la filial del Santander, y con peones colocados a la cabeza de multinacionales agro-alimentarias, sociedades peruanas dedicadas a la fabricación de limonadas y cervezas (Backus & Johnston), cadenas de supermercados como el grupo chileno Wong, empresas mineras, inmobiliarias, de construcción o agrícolas, según informaciones de ex miembros del Opus y de profesores universitarios, corroborados por estudios del Grupo Católico María Auxiliadora y el movimiento «Por una alianza nacional peruana».

      Las posesiones de la Obra en los Estados Unidos se estiman entre 42 y 50 millones de dólares, según las mismas fuentes. El Opus se esconde además detrás de una red de fundaciones, incluidos hospitales y sociedades anónimas cuyos nombres se mantienen en secreto por esta institución opaca, que ha hecho del secreto su leitmotiv. Un imperio sostenido financieramente por los potentes grupos Romero y Brescia.

 

Formación de una élite

      Finalmente la educación con escuelas infantiles, colegios, universidades e institutos frecuentados por la élite del país, es decir, millares de niños y adolescentes (150 escuelas de formación profesional, 200 residencias universitarias y cinco universidades en el mundo). «Es la élite de mañana, niños y adolescentes llamados a llevar las riendas económicas y políticas del Perú », comenta Gonzalo Gamio, profesor en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (jesuita), en Lima. «El Opus Dei quiere que las élites tomen el poder para defender la línea de Balaguer. Consideran que los derechos del hombre son un peligro para las democracias.»

      Hoy, el Opus Dei ve con malos ojos la pérdida de influencia de las oligarquías blancas en América latina, la democratización del saber y la diversificación de las ideas. «Los libros del teólogo Ratzinger estaban prohibidos en nuestra residencia», ríe Alvaro*. Con más razón lo estaban los escritos del cardinal y teólogo de Bâle (Suiza) Urs von Balthazar, que decía: «el Opus es la concentración integrista más fuerte en la Iglesia»...

 

 

«Tengo el sentimiento de haber sido engañado»

      Los miembros del Opus Dei son captados y adoctrinados para su causa, asegura el ex numerario J.W.: «Una sociedad conforme a lo que la Iglesia soñada por Balaguer tiene de más rígido en sus normas, con fieles escogidos entre la élite del Perú – y otros países: jefes de multinacionales, de prensa, de la finanza, políticos, militares, profesores, jefes de gobierno y de estado, para que a través de ellos, el Opus que no tiene ninguna sensibilidad para los más débiles, pueda imponer sus valores en el seno de la sociedad. En realidad, Balaguer se sirvió de la Iglesia para imponer su obra.»

      Alvaro* entró en el Opus a los 15 años, más tarde vivió en una de las numerosas «residencias» (una quincena en Lima) para los numerarios. En ellas los opusianos aprenden a seguir las huellas del maestro, san Balaguer. Alumno brillante, muy pronto «los ojeadores» del Opus se fijaron en él. «¿Mi función? En la universidad en la que estudiaba mis superiores me obligaban a hacerme amigo de los estudiantes más destacados para invitarlos a adherirse a las ideas del Opus.» Alvaro, de unos cuarenta años, se alejó de la obra hace 5: «Tengo el sentimiento de haber sido engañado, de haber sido víctima de un lavado del cerebro, de un chantaje en nombre de Dios.»

     Su testimonio es el mismo que el de otros numerosos ex numerarios, también ex supernumerarios repartidos por todo el Perú. Todos hablan de una gran presión psicológica y espiritual. Alvaro se extraña de la nominación de Cipriani por parte de Juan Pablo II como cabeza de la iglesia peruana en 2001. «Ya como obispo de Ayacucho, había hecho el vacío a su alrededor.» Fueron controvertidas sus declaraciones a favor de la pena de muerte, contra la comisión de la reconciliación, contra las organizaciones de derechos del hombre, su depuración opusiana sistemática del clero que “no estaba en su línea”, Monseñor Cipriani exigió a sus curas que llevaran alzacuellos, prohibió la recepción de la comunión en la mano, lanzó vastas reformas conservadoras en los seminarios... La lista de agravios es larga.

      El único opusiano numerario que ha declarado sobre sus razones de su pertenencia a la Obra, Alejandro* se niega a responder a las críticas. Sin embargo dice: «La santidad la encuentro en el trabajo cotidiano. Ofrezco mi trabajo a Dios, puesto que nuestra misión es santificar el mundo. Entrar en el Opus Dei es entrar en un mundo de oración, obediencia y disciplina.» Hijo de una familia de supernumerarios, empezó a recibir la dirección espiritual del Opus Dei con 6 años...

* Nombres ficiticios.

 

«Guarda blanca del Vaticano»

      El Opus Dei, la «Guardia blanca del Vaticano», como suele ser llamada a veces la Obra, elevada por el papa Juan Pablo II en 1982 a rango de prelatura personal –un estatuto actualmente único en el seno de la iglesia católica- fue creada en 1928 en España por Josemaria Escrivá de Balaguer. Amigo personal de Franco y de Pinochet, fue proclamado santo por el papa polaco el 6 de octubre de 2002. Una de las canonizaciones más contestadas de la historia. En su obra principal, «Camino», escrita durante la guerra civil española entre 1936 y 1939, Balaguer no duda en elogiar el espíritu fascista del dictador Franco.




Publicado el Miércoles, 04 abril 2012



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.320 Segundos