Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 68 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El Papa Francisco parece sentirse incómodo.- Comentafotos

010. Testimonios
comentafotos :

El Papa Francisco parece sentirse incómodo en la primera visita de los representantes del Opus Dei.

Cuando estaba en la obra de Escriva me contaron una anécdota de un prelado de Madrid (Eijo y Garay ?) que iba a reunirse en audiencia con dos jesuitas, y que daba por hecho que iban a hablarle mal de la obra de Escriva.

Al parecer, ya sentados, y ante el inicio del discurso por parte de uno de ellos (de" los de siempre" como nos decían desde el primer momento), el prelado hizo un ademán con la mano, como de alto. Se puso a liar un pitillo en silencio, lo engomó, se lo puso en la boca, lo encendió, aspiró una bocanada y comentó para sus adentros: ahora ya somos dos contra dos.

Esta incomodidad de ese prelado es la que ahora observo en las fotos de esa entrevista, pero casi al revés.

Las fotos más interesantes de las publicadas por el servicio fotográfico del Vaticano, me parecen las de la entrevista a solas entre el Papa y el prelado de la obra de escriva. El prelado debió de llegar a esa entrevista tan ansiada con un discursillo e introducción muy bien pensada y elaborada para caer bien y poder sintonizar desde el primer momento con el Papa Francisco. Es posible que el tema elegido fuera el de la pobreza, pero podía haber sido cualquier otro: dirección espiritual, proselitismo...

Debió de ser una introducción para dejarle claro al Pontífice lo bien que ese tema se ha vivido desde el inicio de la obra, porque nuestro fundador lo había vivido heroicamente, así y así... y había mandado a sus hijos lo vivieran de un modo exquisito.

Se me ocurre pensar que aún no había terminado la exposición del mismo... cuando el Papa va levantando la mano izquierda en actitud de no conformidad, y luego de una forma más visible de ¡alto ahí! Mientras el prelado está en el trance de no haber visto su mano o no entender que el Papa le contradiga y, en vez de una aprobación clamorosa a su buen trabado discurso, se encuentra con un disentimiento en toda regla. Mal empezamos... debió pensar.

Me sorprende la llegada del pontífice con la mirada baja ante el trío que le espera. Le cuesta levantar la vista hasta que no empieza una conversación normal. Eso es disgusto. Llama la atención la mirada inquisitoria -a cualquier detalle por mínimo que parezca- de la expresión del Papa para escrutar el grado de calor o frialdad del acogimiento, y  saber qué piensa el pontífice sobre su obra.

Hay que advertirle al custodio 2, que no es de buena educación mirar con tanta insistencia. Crea en el interlocutor turbación y coacción.

No se observa en el custodio 1 -al que no se puede nombrar en esta página- la familiaridad de trato que mostró en las fotos de la pasada entrevista con el Papa Benedicto, al que tomaba y acariciaba la mano con una confianza llamativa, mientras le hablaba como para quitarle todos los temores y reticencias sobre la obra. Parece como si el Pontífice estuviera metido en tamaña encrucijada que estuviera materialmente en el "bote". No me extrañó, por tanto, aquel artículo en el que se le reprochaba al Papa la cobardía de la huida de sus obligaciones. Duro revés para ellos y enorme incertidumbre de futuro con el próximo. El tiempo les ha dado la razón.

En las fotos de los cuatro, el Papa está mucho más entretenido en mirar a los fotógrafos que tiene en frente, fijándose en pequeños detalles de su trabajo, mucho más interesante que poner cara de foto con los personajes que le acompañan, dejando de mostrar la alegría habitual con la que se le ve en otras audiencia con la gente que le visita.

Comentafotos




Publicado el Lunes, 17 junio 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.400 Segundos