Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 48 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Es posible irse del lado oscuro como un señor.- Dionisio

020. Irse de la Obra
Dionisio :

Querido Ruta de Aragón:

Preguntabas si es posible irse del lado oscuro como un señor. Mi respuesta es afirmativa. Es posible y creo que eso ha sucedido con diferentes matices y variantes muchas veces, aunque, por supuesto, en secreto. 

Primero me gustaría comentar un fenómeno bastante común. En el lado oscuro llevan muy mal que uno les deje, les parece mucho más llevadero echarte. Eso explica lo que muchas personas han comentado sobre su proceso de salida. Empezaron diciendo que querían irse, les convencieron con todas las presiones posibles para que se quedaran, para que pasado un tiempo (meses, años, lustros) finalmente se convencieran de que esa persona no tiene vocación y se debe ir, por su bien y el de la organización...



Este hecho empírico puede tener muchas explicaciones. A mí se me ocurren solo dos, pero seguramente hay más. La primera explicación es la más simple. Tienen demasiada soberbia para admitir que alguien les deje. Es mucho más tolerable echar a alguien. Duele menos en el ego. Segunda explicación. Es completamente burocrática. Cuando uno se va hay que enviar una nota a la cr (comisión regional) diciendo que Fulano agarró la puerta y no ha vuelto, ni quiere saber nada. En ese caso, el chorreo que viene de vuelta desde la cr puede ser bastante desagradable. Al cl (consejo local) le acusarán de no haber sido capaces de darse cuenta de la situación con antelación, de no haber puesto los medios para que no pasara eso, de vivir en la inopia, de no cuidar bien las tertulias, de no exigir que se haga más corrección fraterna, de no saber frenar la familiosis o la profesionalitis, dependiendo de los casos, de que la gente está teniendo demasiado tiempo libre, de que hay que controlar mejor los contactos con el otro sexo, bla, bla, bla. Obviamente a la cr también le caerá su chorreo desde arriba, sobre que necesitan estar más atentos a lo que pasa en los cl, que tienen que visitar más a menudo a los cl, que deben tener planes específicos para cada numerario, que no se mortifican lo suficiente, que tienen que rezar más, bla, bla, bla. Como a nadie le gustan los chorreos procedentes de un jefe enfadado, pues lo mejor es frenar las deserciones como sea. COMO SEA.

Otra cosa es que luego, con tiempo y con buenas formas, siguiendo un procedimiento,  uno vaya avisando a la cr en sucesivas notitas de que Fulano tiene que mejorar en entrega, luego de unos meses, Fulano no hace mucho caso cuando le advertimos sobre sus amistades peligrosas, que Fulano no hace apostolado, que Fulano tiene que vivir mejor la vida de familia, bla, bla, bla. Hasta que luego de un buen montón de notas los jefes acceden a que a Fulano se le ponga de patitas en la calle. El resultado es el mismo: una Baja. Sin embargo, los chorreos se evitan y la reputación del director se mantiene intacta. Fulano posiblemente  sale con una depresión brutal, pero eso ya no es de su incumbencia. 

Esto nos pone ante el hecho de que cuando te echan ellos sales relativamente como un señor, o al menos te quieren hacer creer eso, para que no protestes, aunque el empastillamiento o el shock emocional no te deje pensar muy claramente. Pero claro, entiendo que no te referías a esto cuando hacías la pregunta. 

Cuando uno es el que les deja todavía es posible salir como un señor si es que se cumplen varias condiciones. Yo enumero algunas, pero posiblemente alguien pueda añadir otras. Te puedes ir como un señor si el que se va:

1. Tiene los apellidos adecuados. No hay que poner ejemplos, pero todos sabemos que en el lado oscuro hay apellidos con caché. Esos se van como señores. 

 2. Tiene mucha pasta él o su familia. Poderoso caballero sigue funcionando, es como si Quevedo les hubiera conocido a estos del lado oscuro. 

 3. Tiene información muy sensible y delicada sobre ciertas cosas que conviene mantener cubiertas con discreción. 

 4. Tiene conexiones muy fuertes con el poder que podrían causar muchos problemas en el futuro. 

 Creo que esto es todo por hoy don Ruta. Espero que mi opinión le haya sido útil. 

 Un abrazo a todos. 

 Dionisio el Areopagita. 

 P.D. Agradezco mucho la explicación de eatm sobre los malentendidos. Hablando nos entendemos.




Publicado el Viernes, 15 noviembre 2013



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.447 Segundos