Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 57 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: El consuelo del Espíritu Santo. Respuesta a triste.- Dionisio

090. Espiritualidad y ascética
Dionisio :

Querida Triste:

He estado pensando en ti desde el lunes. Me has dejado tocado. Veamos, lo que preguntas es muy fácil. Según las reglas tienes derecho a escribir al Padre sin pedir permiso a nadie. Incluso tienes derecho a escribir en un sobre cerrado y poner en el pobre "Para el Padre" y tienen la obligación de hacer que llegue a sus manos. Y si quieres entregarlo abierto y que lo lean las directoras puedes hacerlo también. La decisión es tuya.

Sin embargo, tengo que advertirte de que hay sospechas de que algunas veces esto no lo cumplen. No quiero causarte escándalo, pero es la verdad. Tienes derecho a escribirle y ojalá respeten ese derecho. Tampoco estoy muy seguro si el Padre hará algo para mejorar tu situación, pero inténtalo. No pierdes nada.

Ahora hablemos de esa tristeza. Te ruego que consideres que para Dios no hay nadie más importante que tú. Te lo aseguro. Ni al Papa le quiere más que a ti. Te ama con locura. Respira hondo y trata de recordar esto. Repítelo muchas veces, como una jaculatoria, como tu santo y seña. Antes de dormirte dilo una y otra vez: Dios me ama como si fuera su hija única. Dios me ve, está aquí y me cuida siempre. Yo sé como quiero a mis hijos y soy un pobre diablo. Si Dios te quiere más de lo que yo les quiero a ellos, eso es una locura interminable. Así es.

Otro ejercicio para curar esas lágrimas, que no son el don de lágrimas. Ponte delante de un espejo. Sí, no es pecado. Ponte delante de un espejo y piensa que Dios está al otro lado. Esa cara que ves no es tu cara reflejada, es la cara de Dios, que juega a las escondidas. Sonríele, sonríele un buen rato. Y ya está. Haz eso unas diez veces al día. Tantas como pastillas.

Pido al Espíritu Santo que te ilumine mucho y te de su consuelo. Es el Consolador.

Y si quieres que mantengamos esta conversación en privado dile a Agustina que me mande tu dirección de correo electrónico y seguiremos nuestra charla. Un beso y cambia de nombre.

Dionisio el Aeropagita.




Publicado el Miércoles, 11 junio 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 090. Espiritualidad y ascética


Noticia más leída sobre 090. Espiritualidad y ascética:
Indice estructurado de los documentos internos.- EscriBa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.081 Segundos