Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 124 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: No eres un trapo al que se usa mientras limpia bien.- Luciana

077. Numerarias auxiliares
luciana :

Querida Triste:

¡Siento muchísimo lo que te sucede! Pienso que el haberlo contado, sin embargo, es un primer paso para encontrar una solución. Cuando alguien tiene un problema muchas veces lo más difícil es asumirlo –darse cuenta que algo anda mal-; una vez que tomas conciencia de ello y tienes la valentía y la fuerza de pedir ayuda, déjame decirte que has dado los primeros pasos hacia tu mejoría. En este sentido me alegro por tí, ya que demuestras que tienes ganas de cambiar y debes dar gracias a Dios por ello. Una persona que busca es una persona que a la larga encuentra.

En primer lugar, respondiendo a tu pregunta, yo creo que sí puedes escribir al Padre y contarle lo que te sucede. No sé si le llegará tu carta, o si la responderá, pero el solo hecho de escribirla te servirá para desahogarte, y por ello solo ya vale la pena que lo hagas.

En cuanto a que lloras “sin venir a cuento”, déjame decirte que las lágrimas no son una enfermedad en sí mismas sino el síntoma de algo que te está sucediendo, aunque tú no alcances a comprender qué te está pasando. Cuando el alma sufre (digámoslo así) el cuerpo lo expresa como puede, y en tu caso a través del llanto.Es decir que algo no está bien contigo, y por eso lloras. Y por eso mismo no me parece bien lo que hacen tus hermanas en la Obra al dejarte sola; es más, el hecho de aislarte (para que sufras a escondidas) no da muestras de caridad cristiana en absoluto. Cuando un ser humano sufre (no digamos ya un “hermano”) otro ser humano no puede simplemente dar vuelta la cara, hacer oídos sordos y pedirle que se esconda para “no dar mal ejemplo”. ¿Mal ejemplo de qué? ¿Es acaso motivo de escándalo pasar por un mal momento; enfermarse; sentirse triste?

Por favor amiga (no me gusta llamarte “triste”), no caigas en el error de creer que tú eres el problema, que tú eres la culpable de lo que te sucede, que tú estás equivocada, que tú que tú que tú. ¿Te has planteado la posibilidad de que en este caso tú estés en lo cierto y tus hermanas sean las equivocadas? ¿Te has planteado que, como miembro de la Obra, a quien le dedicas tu vida entera, tú tienes el derecho (sí, el DERECHO) a que te cuiden; a que te acompañen; a que te escuchen? Tú no eres un trapo al que se usa mientras limpia bien y luego se relega a un rincón. Tú eres importante, muy importante, tú eres nada menos que hija de Dios. ¡Recuérdalo siempre! Sobre todo cuando te invada la tristeza.

Dicho ello, me gustaría darte algunas ideas sobre lo que puedes hacer para sentirte mejor. En primer lugar sería bueno que visites a un médico. Yo no sé qué tipo de pastillas tomas ni qué enfermedad tienes. ¿Y tú? ¿Sabes qué enfermedad tienes y qué pastillas tomas? Tal vez peco de ingenua al ponerlo en duda (ojalá me equivoque), pero no haría daño consultar a otro especialista que no te conozca de nada y pedir una segunda opinión respecto de tu enfermedad. Sé que es difícil en la Obra, pero nadie puede reprocharte que quieras tener otra visión respecto a tu estado de salud. Es perfectamente válido. En todo caso no pierdes nada con intentarlo.

Los consejos que te dio Dionisio tómalos muy en cuenta. La risa, se ha comprobado, tiene efectos muy positivos en el tratamiento de cualquier enfermedad. No cura en sí misma pero es una perfecta aliada. Realmente, intenta reírte mucho. Si tienes acceso a internet (y puedes sacar algo de tiempo) en la red hay muchas emisiones divertidas; y si no te hacen reír al menos te apartarán de la tristeza por un momento.

En fin, me encantaría poder ayudarte, cuanto menos con estas palabras. Te repito que has hecho muy bien en compartir lo que sientes. Ya verás que todo se irá solucionando poco a poco. El Señor no te deja sola nunca. Y además... pues lee muchas veces Lucas 1:37. Él sabrá mostrarte el camino.

Que Dios te guarde,

Luciana

PD: por supuesto pide mi correo si crees que puedo serte útil.




Publicado el Lunes, 16 junio 2014



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 077. Numerarias auxiliares


Noticia más leída sobre 077. Numerarias auxiliares:
Mi testimonio. Numeraria auxiliar durante 24 años.- Leonisa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.187 Segundos